Escuchar este artículo

Hay un país optimista y otro preocupado: Álvaro Uribe Vélez

Buscar los mejores candidatos y las mejores coaliciones para las próximas elecciones, la directriz que impartió el máximo líder del Centro Democrático a sus militantes.

A trece  largos meses de las elecciones regionales, el expresidente Álvaro Uribe Vélez reflexionó en Cúcuta sobre el devenir del país y de la región de Norte de Santander  recalcando que ve un país dividido “entre aquellos compatriotas optimistas con el gobierno del presidente Gustavo Petro, y del otro lado, con los compatriotas preocupados, con temores”

Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Dijo, no obstante, tener confianza que se pueda ir logrando un avance en el cual el presidente Gustavo Petro vaya adelantando la tarea y construyendo tranquilidad en todos los colombianos, porque un país tranquilo es un país que avanza y que va resolviendo sus problemas.

Frente a más de 600 seguidores de su partido, entre ellos, representantes políticos locales, departamentales y nacionales, que respondieron a la convocatoria que hizo el Foro ‘Las Regiones vuelven al Centro’, Uribe trazó la línea de la forma en que se moverá el partido de cara a las próximas confrontaciones políticas que se avecinan, en las cuales, dijo, se debe tener protagonismo en las urnas.

Eso sí, pidió a sus fichas en el Senado y la Cámara, al igual que a los líderes y militancia en Norte de Santander, que lo que se vaya a hacer tiene que ser argumentado, con respeto, no habrá cabida al irrespeto ni a las malas palabras, “todo tiene que ser argumentado, pero con mucha perseverancia y ahínco”.


Lea aquí: El uribismo quiere reconectarse con las regiones: Paloma Valencia


También envió un mensaje claro y contundente a los líderes del Frente Democrático en Norte de Santander, en cuyo territorio siempre ha tenido las mayorías en las urnas, de cara a la escogencia de los próximos aspirantes a cargos regionales: Hay que saber escoger a los candidatos, tienen que ser los mejores, así como las coaliciones que vayamos a conformar, en eso tenemos que ser muy seguros.

Al término del Foro, el expresidente hizo un balance sobre las distintas intervenciones que se produjeron a lo largo de cuatro horas de arduo debate acerca de la realidad social, política y económica del departamento.

Dijo que la exposición del estudio adelantado por la firma 4P Asesores sobre estos últimos aspectos muestra que la coca no beneficia a los pobres y más bien los esclaviza, primero como cultivadores y después, a muchos, como consumidores.


Lea también: Arturo Charria fue nombrado delegado del Ministerio en el Consejo Superior Universitario de la UFPS


Se refirió al Catatumbo, donde hoy hay cerca de 40.000 hectáreas sembradas de mata de coca, en donde aún no han agonizado las necesidades básicas insatisfechas y la pobreza monetaria va en franco ascenso.

“La coca no es solución y crea un enorme problema. Hoy hay un crecimiento enorme del consumo en Colombia. Cifras que preocupan mucho sobre todo por personas que han destruido su vida con  el consumo de coca”, relacionó el expresidente.

Añadió que hoy no podemos decir que somos solo productores, dado que también hay un problema enorme de consumo.


Lea además: ¿Qué va a pasar con la curul de Rodolfo Hernández cuando renuncie al Senado?


Acto seguido reveló que Colombia tiene más de 200 mil personas vinculadas a esta actividad (de cultivos ilícitos). Eso es mucho al igual que la cantidad de hectáreas sembradas, subrayó. 

Reflexionó acerca de esto: “qué puede pasar en unos años si esto sigue creciendo, si ya tenemos un enorme problema, que pasará si sigue creciendo. Quién le resolvería a este país un problema de más de cuatrocientas mil hectáreas de coca y un millón de ciudadanos derivando su sustento y manteniéndose en la pobreza”.

Dijo que en algún momento se tiene que enfrentar esto, porque finalmente los pueblos no pueden vivir del vicio, del veneno. “Y mientras mayor sea la demora y mayor el crecimiento de la comunidad va a ser más difícil, por eso nuestra preocupación”.

Expresó que se ha criticado mucho que los departamentos tengan que sostenerse del vicio (del impuesto del cigarrillo y los licores), cómo vamos a permitir que millones de personas tengan que vivir de la droga, esto no puede ser, se lamentó Uribe.

Image
Foro las regiones vuelven al centro, celebrado en Cúcuta./Foto Pablo Castillo
La apertura de la frontera

En este aspecto, el máximo líder del Centro Democrático manifestó que aquí en Norte de Santander  ha habido dinámica económica por ventas a Venezuela.

“Yo no sé qué pueda pasar con la apertura, si va aumentar esto (el comercio) o no va aumentar. Hoy (el sábado) han expresado varias preocupaciones sobre la apertura, si va ser un momento, si va a haber gradualidad. Qué puede pasar con el transporte, los vehículos, la gasolina, el costo de vida”, se preguntó el expresidente. 

Esta preocupación –dijo- se va a transmitir a través de nuestros parlamentarios y senadores al Gobierno, pero respetuosamente, porque apertura va a haber, así lo anunció el presidente Petro, y nosotros lo expresamos hace rato: si hay apertura por Maicao por qué no la hay por Cúcuta.


Lea aquí: Niegan demanda contra el exdiputado Juan Carlos Bocanegra


“En síntesis sabemos que la apertura está en marcha, nosotros siempre dijimos que no éramos nosotros los que cerrábamos, era del otro lado”, subrayó el expresidente Uribe.

En el Foro las Regiones Vuelven al Centro, el senador Miguel Uribe indicó que el partido Centro Democrático ha peleado para que este gobierno (del presidente Gustavo Petro) no le ponga impuestos a las pensiones. 

Otra en fijar su posición sobre la preocupación que existe en muchos colombianos sobre las reformas a la salud, tributaria y laboral, anunciadas por el presidente Petro, fue la senadora Paloma Valencia, quien advirtió que como bancada del Centro Democrático presentarán objeciones en algunos artículos que consideran lesivos para la población”.


Lea también: ¿Está cerca un cese multilateral del fuego?, esto dijo el presidente Petro


Se refirió también al papel que están cumpliendo las corporaciones regionales, de las cuales dijo que son sinónimo de politiquería, que “con la disculpa de estar trabajando por el medio ambiente se han dedicado a contratar  para sumar votos a los políticos”. 

Entre tanto, voceros del gremio de carboneros acudieron al Foro para elevar su preocupación en torno a la posición del Gobierno que apunta a comenzar a alejarse gradualmente de esta y la industria del petróleo a favor de una economía impulsada por el turismo y basada en el conocimiento.

Al respecto, voceros del Centro Democrático advirtieron que la principal fuente de financiamiento que tiene el departamento de Norte de Santander son las regalías que le transfiere el sector del carbón, algo así como 130.000 millones de pesos anuales. 


Lea además: Proponen el voto obligatorio durante dos periodos seguidos


Al respecto, Uribe mencionó que apoya la minería, pero advirtió que con un riguroso respeto al medio ambiente. El público asistente planteó que se deben solucionar problemas en sectores como el de agua y saneamiento básico, informalidad, inseguridad, vías, entre otros.

El estudio

El estudio contratado por el Centro Democrático para conocer la realidad del departamento y fijar sobre ella una posición política en dirección al trabajo que se desarrollará de cara a las próximas elecciones regionales, giró en torno a cuatro ejes: lucha contra la pobreza, seguridad, desarrollo empresarial y eficacia del estado.

De las revelaciones más sobresalientes que arrojó el estudio se conocieron que en materia de pobreza el departamento es de los más pobres  y desiguales del país.


Lea también: El pulso en la Cámara de Comercio de Cúcuta que terminó en un despido


La informalidad es otro problema grave que agudiza la pobreza,

En materia de vivienda el 88,6 por ciento de la población se declara insatisfecha, es decir, no es propietaria.

11 por ciento de los niños entre 48 y 59 meses tiene prevalencia en desnutrición aguda. El departamento se visibiliza como uno de los más violentos del país. Cúcuta es la  ciudad del país con mayor proporción  de informalidad laboral.

Entre las propuestas programáticas a construir deberían partir de cuatro premisas: La frontera, aunque representa retos, es la base del desarrollo de Norte de Santander”; el departamento requiere  del diseño e implementación de políticas integrales y simultáneas; el desarrollo se construye reconociendo los aciertos del pasado  y la participación conjunta de todos los actores, y la lucha contra la pobreza y la generación de empleo requieren bajar los altos costos de transacción que tiene el departamento, fruto de la presencia de actores armados.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Lunes, 26 de Septiembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Temas del día