Escuchar este artículo

Hay una disminución importante en cuanto a homicidios: Mecuc

Sábado, 4 de Agosto de 2018
El comandante de la Policía, el coronel Javier Barrera, señaló que la institución debe integrarse a la comunidad.

El comandante en el Área Metropolitana de Cúcuta habla de las tareas de la institución en esta zona de frontera.

En 1993, en Arauca, inició su carrera en la Policía Nacional el hoy coronel Hermes Javier Barrera Blanco. Ha desempeñado diversos cargos en la institución. Tiene títulos en especializaciones y maestrías en criminología y victimología y es estudioso de los problemas de violencia que perturban a Colombia.

Hace 15 meses llegó a Cúcuta para asumir el comando del Área Metropolitana y está en desempeño de sus funciones, atento a los hechos de una cotidianeidad que registra actos de delincuencia de diversos matices. Ha recibido 281 felicitaciones  y 50 condecoraciones.

El coronel Barrera está con los sentidos y el entendimiento puestos sobre los variables hechos perturbadores y sobre su incidencia y las responsabilidades de la entidad que representa habla con La Opinión.

¿Qué lectura tiene la Policía sobre el reciente hecho criminal de El Tarra?

Es un hecho lamentable y desafortunado en territorio del Catatumbo. Inmediatamente se conoció el general Libreros se hizo presente en el lugar de los hechos y al día siguiente, a primera hora, llegó nuestro director de seguridad ciudadana mi general Rubiano con un equipo de la Fiscalía a fin de adelantar la correspondiente investigación.

¿Ahora, cómo ve la situación del Área Metropolitana de Cúcuta en cuanto a seguridad?

En el Área Metropolitana se registra una disminución importante en cuanto a homicidios, tanto selectivos, como los que afectan en general la seguridad ciudadana. Desde hace un par de años no se tenía ese alivio. Al día de hoy llevamos menos 30 muertes por acción criminal comparado con el año anterior, lo cual refleja que las actividades operativas de prevención que se pusieron en marcha con la cooperación de la Administración Municipal tuvieron resultados positivos, sobre todo en las comunas más violentas de la ciudad, que son las 6, 7 y 8. También hay mejores indicadores en el hurto a personas y establecimientos comerciales. La situación compleja se tiene ahora por la migración de venezolanos a esta zona fronteriza. Son 30.000 o 40.000 personas que deambulan por los municipios de Cúcuta y Villa del Rosario principalmente que generan inseguridad en un nivel bastante alto.

¿Y cuáles son los delitos que  se causan por la migración venezolana?

Los delitos provocados por la migración son los de tráfico de estupefacientes, algunos casos de homicidio, extorsión y porte ilegal de armas de fuego. Hay incremento en la captura de extranjeros del 145 por ciento con relación al año pasado. Por diferentes delitos van capturados unos 750 venezolanos.

¿Qué capacidad tiene la Policía para el control de los actores que generan perturbación entre la comunidad?

Debo decir que la nuestra es una unidad privilegiada por el Gobierno Nacional, el Ministerio de Defensa y la Dirección de la Policía Nacional. Hemos tenido un importante incremento del pie de fuerza, así como del parque automotor, de los CAI móviles. El presidente Juan Manuel Santos inauguró tres estaciones que refuerzan las acciones de la institución, en las cuales se invirtieron $ 23.000 millones. Esto va a permitir el aumento del número de cuadrantes, contar con más unidades de la Policía Judicial para hacer más efectivo el servicio de vigilancia y de investigación y disponer de canales más abiertos a la comunidad, sobre todo en las zonas céntrica y occidental donde son mayores los delitos de homicidio y hurto.

¿Qué resultados tienen los cuadrantes en cuanto a seguridad?

Los cuadrantes, además de prestar atención a los motivos de Policía (entiéndase, las riñas, las lesiones personales, la violencia intrafamiliar que es alta y la violencia doméstica), proporciona  apoyo a las acciones sancionatorias. Han hecho posible unas 3.600 capturas en 2018. Esto va acompañado de un proceso judicial, en la investigación de estructuras criminales complejas, como son los casos del Clan del Golfo, o Los Rastrojos o los grupos que delinquen en Villa del Rosario y El Escobal.

¿En cuanto a convivencia qué tanto ha sido el aporte del nuevo Código de Policía?

El Código de Policía es el instrumento más importante con que cuenta el que presta servicio en el cuadrante para lograr un alto nivel de convivencia en la comunidad. Es útil por su parte pedagógica y por las disposiciones que promueven la convivencia. Esperamos que el alcalde de Cúcuta nos facilite un centro de protección para el mejor desarrollo de nuestras funciones conforme a esas nuevas disposiciones.

¿Cuál es la medición que se tiene respecto a la asimilación de parte de los ciudadanos del Código de Policía?

Siempre las disposiciones tienen resistencia. Pero se va entendiendo que el Código es más una herramienta útil que perjudicial.

¿Y las condiciones en que trabaja la Policía en el Área Metropolitana de Cúcuta son suficientes para el cumplimiento de sus funciones?

Tenemos una situación preocupante con el personal capturado por diferentes delitos en las estaciones de Policía. Hay unos 400 en el Área Metropolitana. Desde diciembre de 2017 el Inpec no recibe capturados, lo cual nos ha generado problemas de hacinamiento que repercuten en la vigilancia por cuadrante.

¿Qué más le hace falta a la Policía para el mejor cumplimiento de sus funciones?

Tenemos que profundizar más en la apertura de canales para las comunidades. Hay que contar con policía más integrado a la gente, que es la meta de la Dirección Nacional. Si eso cumple se alcanzarán niveles d convivencia y seguridad más altos.

¿Cómo está la comunicación de la gente con la Policía para informar sobre hechos delictivos?

Las llamadas al 1 2 3 han tenido un buen incremento. El Ministerio del Interior instaló 311 cámaras y además retomó el 123 con actualización tecnológica. Con ello se ha reactivado la comunicación y esta se ha podido canalizar. Hace falta que la gente llame de manera preventiva para ejercer los controles que se requieren.

¿Se han presentado problemas en las relaciones entre la Policía y Tránsito?

Nosotros estamos abiertos a la crítica constructiva. Yo hablé con el secretario y al parecer hubo una equivocada interpretación a lo que él manifestaba. Tenemos las mejores comunicaciones con el despacho de Tránsito. Se hizo una reunión, se corrigieron algunas situaciones y se despejó un plan de movilidad que el alcalde quiere ejecutar en la ciudad. Creo que hay buen ambiente.

¿Y las relaciones con la administración de justicia?

Hemos venido realizando reuniones con la Fiscalía y el cuerpo técnico de investigación criminal, los viernes. Iniciamos con la mesa de homicidios y se identificaron algunas estructuras, sicarios, determinadores de homicidios. Cuando cruzamos esa información y el mapa de criminalidad, incluido el microtráfico en las comunas pudimos establecer que eran los grupos dedicados al control territorial para sus negocios de droga. Recientemente se articuló la mesa técnica de hurto. Así, ya tenemos tres componentes: hurto, homicidio y microtráfico, lo cual nos permitirá atacar esos delitos de manera estructural.

¿Y cuál es la incidencia del consumo de droga con respecto a la seguridad?

Hemos identificado varios puntos tomados para el consumo de drogas, un problema que requiere solución, pero para esto también deben asumir responsabilidades los padres de familia. Todos tienen que ser solidarios en esa lucha, sin indiferencia. 

¿Cuáles son los delitos que más preocupan a la Policía? 

Preocupan, el hurto a personas y a las residencias, así como el de vehículos. También, claro está, el homicidio, la extorsión, el secuestro y la violencia contra los líderes comunales o defensores de derechos humanos, quienes representan un sector valioso para la democracia colombiana. Tales casos criminales preocupan a la Policía y por ello ha conformado un grupo élite como contribución a la investigación de tan inquietantes hechos.

¿Cómo va la violencia escolar?

Tenemos registrados 28 colegios en el Área Metropolitana de Cúcuta.  Estamos trabajando con ellos y los padres de familia para evitar la penetración de droga y promover acciones de convivencia.

Vamos a poner en funcionamiento centros de convivencia en diferentes localidades del Área Metropolitana y esto debe ayudar a las buenas relaciones entre los alumnos en los establecimientos de educación.

¿Quiénes generan más violencia, los paramilitares, la guerrilla o la delincuencia común?

La delincuencia común. El estruendo producido por la confrontación del conflicto armado no dejó ver en su verdadera dimensión lo que hacían otros actores dedicados a la comisión de delitos de todo tipo.

Image
Cicerón Flórez Moya
Cicerón Flórez