Formulario de búsqueda

-
Miércoles, 20 Mayo 2020 - 6:02am

¿Hay una nueva forma de coronavirus que afecta a los niños?

La primera alerta se emitió desde el Reino Unido a finales de abril y desde entonces se han reportado más de 50 casos en países europeos.

ep7L4VHXL2I
Plataforma: 
YouTube

Si bien es cierto que el impacto del nuevo coronavirus ha sido mucho más leve en niños que en adultos, existe una preocupación creciente por informaciones que circulan desde hace algunos días y que dan cuenta de un nuevo síndrome (conjunto de síntomas y signos) que se ve en algunos niños afectados por la COVID-19. 

La primera alerta se emitió desde el Reino Unido a finales de abril y desde entonces se han reportado más de 50 casos en países europeos, incluidos Francia, Italia y España. En Nueva York, una de las ciudades del mundo más afectada por los contagios, se han presentado cerca de 250 casos de este nuevo síndrome que los pediatras han relacionado con la enfermedad de Kawasaki, por presentar un cuadro clínico similar. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos han definido este problema como un “síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico, potencialmente asociado a COVID-19” 

Para entender mejor este síndrome, sus síntomas y posibles consecuencias, La Opinión entrevistó al doctor Hernando Villamizar, pediatra especializado en recién nacidos, expresidente y asesor de la Sociedad Colombiana y de la Latinoamericana de Pediatría, quien explicó que, hasta el momento, son pocos los casos de niños que se han presentado con este síndrome. No hay informes consistentes aún en Colombia.

¿Qué es lo que estamos viendo en los niños? ¿Es un nuevo coronavirus o es una enfermedad relacionada con este virus?

En Nueva York, donde está el mayor foco epidémico de Estados Unidos, se ha evidenciado un cuadro clínico en niños que ha llamado la atención. Aún no se ha establecido exactamente si tiene correlación con la COVID-19 pues no todos los niños que lo han presentado han dado positivo en las pruebas, aunque sí se ha visto en mayor número de lo habitual. Lo que estamos viendo es una ‘enfermedad inflamatoria multisistémica’, es decir que afecta varios órganos. Es una reacción inflamatoria inmunitaria secundaria que, debido a la pandemia por el nuevo coronavirus, se piensa está asociada pero, reitero, esto hoy no está plenamente confirmado. 

Hablemos de las cifras. ¿cuántos casos se ha presentado? 

En Estados Unidos hay cerca de 1,5 millones de casos confirmados de coronavirus; de estos un porcentaje muy bajo son niños (2%) y, hasta hace unos días, como sabemos, se reportaban entre 200 y 250 casos de niños con este problema. Actualmente, de acuerdo a la evidencia, la mayoría de los niños no se ven gravemente afectados por el síndrome y no todos necesitan tratamiento en la unidad de cuidados intensivos. Vale al pena aclarar que el problema no es causado directamente por el virus. La hipótesis principal es que se debe a una respuesta especial inmunológica del paciente, es decir hay una susceptibilidad especial. La enfermedad tiene similitudes con otras situaciones inflamatorias potencialmente complicadas y graves como las que se presentan en la Enfermedad de Kawaski y/o el síndrome tóxico. Dicho sea de paso, no se llama así por la marca de motos, sino porque fue descrita por primera vez en el 1967 en Japón por un pediatra de ese país, el Doctor Tomisaku Kawasaki.

Hasta el momento los padres venían tranquilos porque se ha dicho que el coronavirus no es tan agresivo en los niños…

Es claro que los niños con coronavirus se afectan menos gravemente que los adultos. De hecho, la mayoría de niños con COVID-19 ni siquiera tienen síntomas. El coronavirus parece tener una tendencia a presentar cuadros clínicos diferentes dependiendo de donde se está viendo. Los síntomas y signos del síndrome inflamatorio descrito se han reportado en varios países como Reino Unido, España, Italia y Francia, y ahora en EE.UU. En China no se reportaron casos similares. No hay que alarmarse, pero sí estar atentos. Hay tratamiento para el problema que se está presentando; no para el coronavirus pero sí para este síndrome. Los niños son menos vulnerables, pero no están exentos de estar enfermos y no sabemos en qué momento las cosas pueden cambiar, así que hay que cuidarlos y hoy se recomienda tenerlos aislados en la mayor medida posible. 

Cuando empezó el coronavirus muchos dijeron que no iba a ser grave, que era una simple gripa. Con el tiempo estamos viendo los efectos. ¿Debemos esperar que estos síntomas en los niños se vuelvan más comunes o frecuentes?

En el caso del coronavirus muchos pensamos que no era nada grave. Como anécdota personal, por mi trabajo, tuve la oportunidad de hablar con pediatras del hospital de niños de Boston, #1 entre los hospitales de niños en EE.UU. y profesores de la Universidad de Harvard; cuando estaba empezando la enfermedad teníamos pendiente una conferencia internacional con ellos y esta se pospuso unos meses, porque nos dijeron que probablemente para julio a agosto se podría hacer, pero no fue así. Todos los hallazgos han sido sorprendentes. En estos temas, podemos hablar de lo que pasa hoy pero no con certeza de lo que pasará mañana, pues cada día puede haber algo nuevo. Por ahora, lo único que se puede decir es que no son muchos los niños que están presentando este síndrome y considero que no se van a agravar. Pero no se sabe cuándo las cosas van a cambiar, hay que estar atentos.

Hablemos de los síntomas y de cómo diferenciarlos de otras enfermedades comunes…

Los niños van a seguir teniendo enfermedades, las comunes de ellos, solo que algo menos porque están aislados y no están yendo a los jardines y colegios. Si un niño tiene fiebre no significa por esto que esté grave, quiere decir que se está defendiendo de una enfermedad probablemente infecciosa, la inmensa mayoría de veces, viral. Si al darle, por ejemplo Acetaminofén se ve mejor, está más activo, alegre y come algo mejor, probablemente no hay nada grave. Cuidado, eso sí, con los recién nacidos y los menores de 2-3 meses, pues si tienen fiebre hay que llamar pronto para consulta. 

Ahora bien, de otro lado, si la fiebre persiste mas de 3 o 4 días y a esto se suman síntomas como decaimiento y/o irritabilidad, dolor en el abdomen, diarrea, vómitos, brote, y además lengua, palmas de manos y  plantas de pies rojos, ahí hay que acudir o insistir en una nueva consulta. Debo hacer énfasis en que se debe evaluar el conjunto de síntomas, no uno de ellos por sí solo, como por ejemplo brote, y angustiarse por esto. Tampoco hay que salir corriendo el primer día que noten al niño con fiebre si, como dijimos, el estado general es bueno, pues puede ser un riesgo exponerlo sin ser estrictamente necesario. Es mejor pedir una consulta virtual que permite hacer una evaluación mediante algunas preguntas, tener una impresión diagnóstica, manejar en la casa y, eso si, advertir sobre síntomas y signos de alerta para verlo de nuevo o ir a urgencias.

Entonces es muy importante evaluar el estado de ánimo del niño...

En medicina no hay certezas absolutas, pero si se ve que el niño come aceptablemente, sonríe y juega, así tenga fiebre, habitualmente no hay algo grave, eso si estando pendiente y reportando cómo evoluciona, todo, no solo la fiebre, con más insistencia entre más chiquito sea.

Vacuna, en proceso 

Aunque se ha hablado mucho de la posibilidad de que la vacuna para el coronavirus se tenga antes de finalizar el año, es importante aclarar que, en promedio, desarrollar una vacuna tarda entre 5 y 10 años. En este momento hay billones de dólares, interés mundial y trabajo permanente de grupos científicos y de varios laboratorios buscando esta solución. Las crecientes cifras han hecho que el proceso se agilice y, si todo va bien, esta vacuna podría salir mucho antes del plazo normal. 

“Probablemente, si todo sale bien, en enero podría haber una vacuna, pero luego va a tomar un tiempo fabricarla y distribuirla. No se sabe aún si será una dosis, varias dosis, cada año, en fin, hay muchas preguntas”, dice el doctor Villamizar. 

Y agrega: “si el mundo no ha podido producir suficientes tapabocas desechables, equipos de protección personal y ventiladores suficientes para toda la población sanitaria y los hospitales, ahora imagínense producir una vacuna, repito, quizás varias dosis, ¿para toda la población? Cálculos optimistas dicen que en un año tendremos vacuna, siendo realistas posiblemente 18 meses a dos años. Fabricarlas y distribuirlas, más difícil decirlo”.

Evidenciado esto, en caso de que haya vacuna no va a llegar inmediatamente a todo el mundo. Por esta razón, la recomendación de los médicos y expertos es seguir haciendo lo que por ahora es más efectivo: lavado adecuado y frecuente de manos, usar gel con alcohol y practicar el distanciamiento social. 

El tapabocas hay que usarlo bien (tapabocas y tapanariz), no tocarlo y recordar que no debemos apoyarnos en las paredes ni puertas, pues el virus cae en las superficies. “Si hacemos hoy las cosas sencillas y posibles, podremos esperar la vacuna tranquilamente”, remata Villamizar. 

Los pasos para desarrollar una vacuna 

FASE I - Primero se valora la seguridad del candidato vacunal en un pequeño grupo de voluntarios sanos.

FASE II - Posteriormente se pasa a grupos más grandes para probar las dosis y las pautas adecuadas.

FASES III - Si todo va bien, se procede a evaluar la eficacia de la vacuna en un número aún mayor de individuos. Ayer las noticias indican que un laboratorio inició esta fase en una de las vacunas investigadas 

Pasado este proceso se puede empezar a producir la vacuna. Y debe hacerse en las cantidades adecuadas y asegurando los altos estándares de calidad y legalidad requeridos por la industria farmacéutica. 

Cada paso debe contar con la aprobación de las autoridades competentes para garantizar la seguridad posterior de todos.

La Opinión

@laopinioncucuta

Medio de Comunicación de los nortesantandereanos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Región
Artículo

¿Por qué los pasos restringidos en la vía Pamplona-Cúcuta?

La Unión Vial Río Pamplonita está a punto de culminar los trabajos entre Pamplona y Betania, Los Patios.

Cortesía
Tecnología
Artículo

Los aprendizajes de la virtualidad en tiempos de pandemia

El confinamiento ha planteado nuevos retos en los modelos educativos y el aprovechamiento de las herramientas digitales.

Cortesía
Publicidad
Región
Artículo

Emergencia ambiental por válvula ilícita en Tibú

Cenit, compañía filial de Ecopetrol, reforzó con barreras de contención la protección en la bocatoma del acueducto.

Cortesía
Cultura
Video

‘Encuentros’, la serie web que trae una luz de esperanza en pandemia

La producción de la Fundación Tierra de Gracia muestra del amor de Dios en estos difíciles momentos.

Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.