‘Instituciones educativas no están preparadas para abrir las aulas’

Miércoles, 20 de Mayo de 2020
Los maestros aseguran que es muy apresurado pensar en el retorno a los establecimientos educativos.

El presidente de la subdirectiva de la Asociación Sindical de Institutores Nortesantandereanos, Asinort, seccional Ocaña, Cristo Humberto Miranda, rechaza una posible iniciación de clases presenciales de manera gradual en todo el territorio nacional.

Los sindicalistas manifiestan que no hay condiciones para que los niños regresen a los salones de clases. Por ahora los rectores aconsejan que los alumnos sigan trabajando con guías didácticas pedagógicas en las respectivas casas, mientras avanza los protocolos impartidos el Ministerio de Protección Social

Los maestros aseguran que es muy apresurado pensar en el retorno a los establecimientos educativos. Son enfáticos al afirmar que las instituciones educativas no están preparadas para afrontar la pandemia porque no tienen las condiciones de bioseguridad para retomar el proceso de enseñanza.

Vea También: ¿Hay una nueva forma de coronavirus que afecta a los niños?

“Debemos esperar las directrices que tome Fecode y Asinort central, es muy apresurado decir que vamos a reiniciar actividades con la presencia de los alumnos en cada aula, realmente es una dificultad, ya que la pandemia no ha llegado al pico máximo y por eso nosotros consideramos, que todavía no es el momento para reiniciar esas clases, entonces estamos esperando que la discusión se dé, entre la ministra de educación Fecode y otras personalidades del orden nacional de la vida nacional para tomar la mejor determinación y decir en qué momento podemos reactivar las actividades”, señala Miranda Carvajalino.

Al maestro le preocupa la situación, porque en vez de que lleguen los niños, los padres de familia los pueden retirar, muchos temen de enviarlos al colegio, precisó.

“Es necesario esperar, dar una buena discusión, y el gobierno debe entender y llegar a un punto de acuerdo, para poder reiniciar esas clases. Todavía no están dadas las condiciones, debemos hacer un buen análisis para el retorno. A través de los niños sería un espiral para la propagación de la pandemia y las instituciones educativas no tienen ninguna dotación, ni óptimos servicios sanitarios, tampoco implementos para el lavado las manos, los espacios son muy reducidos”, enfatizó el vocero comunal.

El presidente de la Asociación de rectores de la provincia de Ocaña, Óscar Pallares, manifiesta que el retorno de los niños a las aulas de clases está sujeto a los protocolos de bioseguridad.

“Siempre y cuando el ministerio de Educación asigne todos los elementos para el lavado de manos, trajes especiales, cámaras desinfectantes, tapabocas, visores protectores y no más de 15 niños en cada salón, se podría hacer el experimento”, puntualizó