Escuchar este artículo

Intensifican controles para evitar construcciones ilegales

Viernes, 20 de Agosto de 2021
De 67 visitas de la Oficina de Control Urbano se han suspendido 20 construcciones.

La Oficina de Control Urbano que creó la alcaldía tendrá dentro de sus funciones inmediatas frenar las infracciones que se vienen cometiendo en materia de urbanismo en la ciudad, así lo dispuso el alcalde Jairo Yáñez al oficializar la entrada en vigencia de esa dependencia.

La orden precisa que impartió el mandatario a quienes conforman dicha oficina es hacer valer las normas contempladas en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Esto quiere decir que en ninguna construcción que se vaya a emprender en la ciudad se deben ignorar la licencia ni los permisos reglamentarios de las entidades competentes, dijo Yáñez.

Los miembros del equipo jurídico y operativo de la naciente oficina, en compañía de funcionarios de las  secretarías de Gobierno y el Departamento Administrativo de Planeación visitarán las comunas de la ciudad para ejercer un control en las construcciones que se lleven a cabo en el perímetro urbano.

“Esta es una oficina que más allá de perseguir al ciudadano para que cumpla con lo que la norma indica, está pensada estratégicamente para que se analice desde ella el comportamiento de las construcciones en Cúcuta y, de ser necesario, revisar aspectos como la violencia intrafamiliar, el nivel de pobreza y el atraso en el acceso a los servicios públicos, lo que se define en una visión global y sostenible acorde con un mejoramiento en la calidad de vida de todos los ciudadanos”, dijo Yáñez.

Lea aquí: Teatro Avenida, de Terminator 3 al culto del Señor

El secretario de Gobierno, Cristian Buitrago explicó que desde el pasado 15 de julio se creó un equipo interdisciplinario que se distribuyó en las 10 comunas de la ciudad, para revisar las construcciones que actualmente se encuentran en ejecución, y verificar si cumplen con las licencias; las que no cumplan se pueden ver inmersas en una sanción que conlleve a la suspensión de la obra, el derribamiento de la misma o una multa económica.

“Hay dos maneras en las que podremos hacerles seguimiento a estas construcciones, ya sea por demanda de algún ciudadano que nos indique si hay una queja sobre un proceso constructivo o verificando las licencias a través de la información que nos envíen las curadurías”, indicó Buitrago.  

De 67 visitas que ha realizado la Oficina de Control Urbano, desde su entrada en operación, en 20 construcciones se han suspendido los trabajos. 

Desde el Departamento Administrativo de Planeación de trazará una hoja de ruta para identificar las construcciones ilegales. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion.

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas