Escuchar este artículo

Invima emite alerta en la frontera por venta de licores adulterados

Hay cinco nombres de licores comerciales que están siendo adulterados.

Con la llegada de la época navideña las autoridades departamentales y municipales inician los controles para detener la venta, distribución y consumo de bebidas alcohólicas adulteradas que suelen tener una importante incidencia durante las fiestas decembrinas.

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) emitió algunas notificaciones de alerta a los entes territoriales acerca de la comercialización de algunas marcas  que no cuentan con autorización sanitaria para su elaboración, envasado y consumo.

En el más reciente comunicado, hicieron mención a los nombres comerciales Rey de Reyes y Cabañita que para la fecha ha cobrado la vida de 19 personas en la capital del país. 

Ximena Sánchez, secretaria de Salud de Cúcuta, explicó que están haciendo búsquedas activas en los diferentes establecimientos con el ánimo de encontrar este tipo de licores.

“Es importantísimo que la comunidad los conozca para que también nos apoye, dentro del desarrollo de este seguimiento”, agregó.


Lea también: Así intentan predecir en Cúcuta los números ganadores de la lotería


Además de las marcas Rey de Reyes y Cabañitas, se suman nombres como El Parrandero, el aguardiente Gran Nicho y el Anís Cartujo. 

Sánchez dijo que frente a estas situaciones es fundamental que cuando comiencen a presentarse los síntomas atípicos o no afines al consumo de licor apto para el consumo, las personas se dirijan con la urgencia del caso a las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) para ser evaluados y tratados de inmediato por un profesional de la medicina.

Entre algunos síntomas que podrían ser signos de alarma se encuentra la pérdida de conciencia, hormigueo en el cuerpo y pérdida parcial de la visión, dijo la funcionaria.

Se harán verificaciones

El coronel Juan Carlos Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc), informó que en el marco del plan “En esta Navidad mi Familia es Colombia”, se realizan controlares en los establecimientos comerciales para controlar la venta de licor.


Le puede interesar: Asesinan a un comerciante de repuestos para motos en vereda de San Cayetano


En esas verificaciones la Policía  realiza la revisión del contenido de las botellas, marcas, etiquetas y la identificación por medios de los códigos QR que direcciona a las páginas de las industrias licoreras.

La primera recomendación para la ciudadanía es adquirir el licor que se vayan a tomar en sitios reconocidos y dudar, de pronto, de esas promociones o personas no autorizadas que oferten algunas de estas bebidas y cuando esos precios son muy por debajo del costo que tiene normalmente en un negocio autorizado”, declaró el jefe policial.

En segundo lugar, mencionó la revisión de tapas de las botellas, sellos, etiquetas para verificar que se encuentren intactos y no muestren señales de haber sido alterados.

Las personas que sean sorprendidas comercializando licores adulterados podrían incurrir en delitos como usurpación de marcas y patentes (en caso de que se utilice una marca reconocida), corrupción de alimentos o incluso lesiones personales o tentativa de homicidio si alguien resulta afectado por su consumo. “Eso ya lo determinan las autoridades judiciales competentes”, explicó el oficial.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Martes, 13 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión