Escuchar este artículo

La asociatividad en Cúcuta da múltiples beneficios sociales

Martes, 21 de Marzo de 2017
Ha habido una explosión de asociaciones, en una año la ciudad pasó de tener 290 a 800. 

Asociarse es una moda bastante rentable, o por lo menos esa es la expectativa que tienen las mujeres en Cúcuta, pues en solo un año la ciudad pasó de tener 290 a 800 asociaciones.

Este crecimiento asociativo se debe, según la Secretaría de Equidad de Género Municipal, a las constantes jornadas de inscripción de asociaciones que realiza esta entidad periódicamente.

Además, las madres cabeza de familia, y algunos hombres, que hasta antes de 2016 no eran parte de estas asociaciones, le han apostado a la asociatividad para acceder a los múltiples beneficios que les ofrece Equidad de Género.

El año pasado, mediante esta secretaría se canalizaron 3.800 vacantes en el programa municipal de generación de empleo, unas mil socias fueron capacitadas en técnicas laborales.

Otras 300 recibieron cursos de ofimática, y 500 fueron contratadas para elaborar los adornos navideños que engalanaron en diciembre pasado los parques de Cúcuta.

Para garantizar que estos beneficios lleguen a personas que realmente los necesitan, la secretaría realiza unas visitas sorpresas a las asociaciones que aspiran a recibir su aval.

Al momento de inscribir su grupo, deben dejar una constancia de cuantas personas hacen parte de él, que deben ser entre 25 y 60 aproximadamente, y deben reunirse por lo menos una vez al mes.

Aleatoriamente la secretaría, liderada por Isabel Márquez, visita a cada uno de estos grupos para corroborar sus datos y validar las inscripciones.

Cada fin de semana pueden visitar entre 20 y 30 nuevas asociaciones. Esta semana el turno fue para Mujeres en Marcha Hacia un Futuro, y Tucunaré Liderando Paz, Líderes Entusiastas Para un Mejor Futuro, de la comuna 7, y Unidas Triunfaremos, Mujeres con Corazón Abierto, y Guerreras del Norte, de la comuna 6.

Rosa María Castro, presidenta de la Asociación Manantial de Vida, de Palmeras parte baja, asegura que mediante gestión de la secretaría las 30 integrantes de su grupo han podido acceder a capacitaciones técnicas en primera infancia, y trabajo social y comunitario.

Por su parte, María García Ortiz, del barrio San José, aseguró que a parte de las capacitaciones sus mujeres están motivadas a legalizarse para poder acceder a programas de impulso y fortalecimiento de unidades productivas.

Equidad de Género sirve de enlace con el Banco del Progreso para facilitarles microcréditos a las asociaciones.

Image
La opinión
La Opinión