Escuchar este artículo

‘La extradición’: un panorama sobre su evolución

Miércoles, 7 de Septiembre de 2022
Samper señala que la extradición es obstáculo para verdad, justicia y reparación.

Las mujeres siguen siendo protagonistas en la versión N°18 de la Fiesta del Libro Cúcuta (FLIC) que hoy, en su tercer día, llega con María Elvira Samper para la presentación de su libro ‘Extradición: De Lehder y los Rodríguez a Otoniel’ de la editorial Planeta. 


Lea también: Misteriosa desaparición de más de 20 personas en Táchira

Graduada en filosofía y letras de la Universidad de Los Andes y con estudios de posgrado en ciencia política de la misma universidad, ha sido jefe de redacción, subdirectora y directora periodística de diferentes medios de comunicación, así como columnista de las revistas Diners y Cambio y del diario El Espectador. 

A las 6:00 de la tarde en la tarima principal de la Biblioteca Pública Julio Pérez Ferrero, Samper dará a conocer detalles de su libro, el cual describe de manera exhaustiva los últimos 40 años de la historia de Colombia alrededor de la extradición y de cómo, los gobiernos han sacado pecho por el número de extraditados, olvidando que este mecanismo que ha sido vendido como una lucha para acabar con las drogas, ha entorpecido los procesos de verdad, justicia y reparación con las víctimas del país. 

¿Por qué escribir sobre la extradición? 

Esto empezó hace más o menos tres años cuando me llama Édgar Téllez de Editorial Planeta, pensando en que escribiera un libro de extradición que coincidiera con los 30 años de la constituyente, esa fue como la idea original. Pero yo le dije que me parecía que había muchas cosas escritas, que yo no veía por dónde coger el hilo y qué aportar, y me dijo, piénselo y me cuenta. 

Entonces lo que hice, estábamos en plena cuarentena, me puse a investigar en todos los libros que tenía sobre narcotráfico, tesis de grado y dije, hay millones de cosas escritas, pero lo que yo podría aportar desde el mismo momento en qué se firma el tratado y cómo ha evolucionado y ha sido tratada la figura de la extradición hasta hoy y así fui trazando la historia alrededor, en el sentido en que el aporte es contar la historia, así que creo que es un libro que sirve de referencia para los que quieran saber de esto, especialmente las nuevas generaciones que desconocen la historia en este sentido, que ni siquiera saben quién fue Luis Carlos Galán o Rodrigo Lara.


Lea además: Proponen que fotomultas en Cúcuta se crucen con registro de carros extranjeros

¿Ha sido difícil escribir sobre este tema? ¿Cómo fue el proceso de investigación?

Pues sí fue complicado. El primer borrador de la historia es el periodismo, entonces empecé por consultar todo lo que se había escrito en la época, en las revistas, en los periódicos, en las crónicas, rastrear todo eso y sí fue un trabajo dispendioso, sobre todo con las fechas, porque en unas partes decía que había sido en tal año y luego otro, además desentrañar cuál había sido el debate jurídico de la reforma del 89. Es un trabajo laborioso, riguroso y que ha requerido de mucha disciplina.

¿Los procesos de extradición han cambiado con cada gobierno? ¿La extradición ha servido realmente para la lucha contra las drogas?

Han servido los gobiernos para mostrar que luchan contra las drogas, pero si tú vas a ver, el narcotráfico sigue exacto. La última extradición o la más notoria de Otoniel durante el gobierno Duque, él sale y saca pecho de que se acabó el Clan del Golfo, pero no se acabó. 
Hemos extraditado a más de dos mil capos y el narcotráfico no se ha acabado, sigue vivo con otras bandas criminales.  Se han fumigado miles de hectáreas y todavía seguimos produciendo cocaína.


Lea aquí: ¿En qué sitio de Cúcuta es más barato comprar pollo asado?

 

Image
Extradición de Otoniel

 

¿La extradición ha sido un obstáculo en la búsqueda de verdad, justicia y reparación para este país? 

Yo diría que en general sí, pero la dejada en Colombia supone que es difícil garantizarles la vida y que además siguen delinquiendo desde las cárceles.

Hay mucha verdad embolatada, porque hay muchos que han regresado, pero no han dicho nada. Hay una sensación en las organizaciones de víctimas que piensa que Estados Unidos le da prelación a castigar los delitos del narcotráfico y pasa a un segundo plano los delitos que comprometen y tocan  las fibras de las víctimas que no saben dónde dejaron a sus muertos, dónde están sus desaparecidos. Hay mucha gente con interrogantes muy abiertos, entonces son proceso y duelos que no se han cerrado. 


Entérese: Los incendios se disparan en la Amazonía en el arranque de septiembre

¿Cree que la capacidad de la justicia colombiana desde los años 80 a la fecha ha evolucionado para poder investigar, procesar y juzgar a los narcos, o todavía existen debilidades en nuestro sistema frente a las capacidades de investigar, procesar y juzgar de Estados Unidos?

Yo creo que estamos mejor, que tenemos más capacidades, que se ha hecho un gran esfuerzo para refinar los mecanismos de inteligencia, los mecanismos de trazabilidad e insumos y trazabilidad de las fortunas, pero el poder del narcotráfico es tan grande que la capacidad de corrupción es muy alta y sí hemos mejorado, pero no lo suficiente y habría que decir que los Estados Unidos también negocia.

Allá digamos que los mecanismos de justicia funcionan más, pero son mecanismos que están centrados en las negociaciones, entonces allá van y negocian, les dan unos poquitos años y a ellos les importa un pito los crímenes de lesa humanidad y los horrores que han cometido acá, se quedan con parte de las fortunas, entonces me parece que hay una inmoralidad enorme en eso.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda