La incontenible invasión del espacio público en Cúcuta

Miércoles, 12 de Septiembre de 2018
Los peatones hace rato perdieron los andenes y deben movilizarse por la calle.

Bajo el argumento de que tienen derecho al trabajo, particulares tienen convertidos los parques y canchas de fútbol de la ciudad en restaurantes  y asaderos al aire libre.

Es una moda que coge cada vez más fuerza y que está impidiendo a los ciudadanos disfrutar el espacio público en sus sectores, todo, porque en su reemplazo se encuentran con estufas, parrillas, pipetas de gas, mesas, sillas, fogones de leña, cables de energía eléctrica, avisos publicitarios en el que se promociona el menú, vajillas, neveras y hasta freidoras con aceite hirviendo.

Los responsables de esta irregularidad no solo invaden los campos deportivos, también lo hacen con los andenes y las calzadas, sin importarles dejar bloqueadas las vías para el tránsito de vehículos.

El reciente censo que adelantó la Secretaría de Gobierno de Cúcuta, sobre vendedores informales ejerciendo su oficio en el espacio público, dio cuenta de 5.000, de estos, 1.500 están en el centro, y 3.500 en diferentes sectores.

En esta última cifra no están incluidos los restaurantes informales que abren sus puertas los fines de semana en los escenarios deportivos, andenes, separadores y calzadas, en sectores como Prados Norte, Prados del Este, Puente Barco, Aniversario, Acacios, Ceiba, Parque Residenciales, Colpet, Centro, Guaimaral, Los Fundadores, Santander, Lineal, Colón, Mercedes Ábrego, Antonia Santos, Juana Rangel de Cuéllar, entre otros.

¿Por qué invaden?

La situación está muy jodida y no hay oportunidades de empleo, es lo que alegan quienes están invadiendo el espacio público cuando se les preguntó por qué se atrevían instalar asaderos y restaurantes en los parques y separadores.

En algunos sectores los restaurantes no solo tienen acaparados los separadores de las vías, sino también las calzadas, como sucede en Parques Residenciales, Prados del Este, Prados Norte y Ceiba.

En otros, como en Aniversario, La Playa (calle 18 entre avenidas 2 y 3) y la calle 1 de Guaimaral, los peatones hace rato perdieron los andenes y deben movilizarse por la calle.

La comunidad donde ocurren estos desmanes con el espacio público reclamó a la alcaldía por la pasividad con que actúa para dar soluciones concretas y sancionar a los violadores de la ley.

El alcalde César Rojas fue enfático en señalar que la ignorancia no exime del cumplimiento de la ley. Y dijo que la Policía está facultada por la ley 1801 de 2016 para actuar con aquellas personas que hacen uso indebido del espacio público.

En este orden, el secretario de Gobierno, Jimmy Cárdenas, fue enfático en señalar que dicha ley, en su artículo 140, literal 4 y parágrafo 3, que versa sobre la ocupación del espacio público en violación de la normas vigentes, le da facultades a la fuerza pública para actuar, con comparendo, en una primera oportunidad, y si es reincidente, con el decomiso o destrucción del bien con que se incurra en  tal ocupación.

Lo que quiere decir que la Policía está en mora de proceder con quienes invaden el espacio público para usufructo particular, dijo Cárdenas.

El funcionario convocó a los ciudadanos, ediles y juntas comunales para que hagan respetar el espacio público, “porque en muchas oportunidades que hemos llegado a ordenar el espacio es la misma comunidad la que sale en defensa de los invasores".

Anuncian controles preventivos

El comandante de Policía de Cúcuta, coronel Javier Barrera, respondió este martes a las quejas por invasión del espacio público que si bien el código de Policía ofrece herramientas a la fuerza pública para actuar cuando se esté haciendo uso indebido de los espacios, es también claro que el objeto de la ley 1801 es, antes que represiva, preventiva.

El oficial dijo que es claro también que el interés general prima sobre  el particular, en franca alusión a quienes con sus ventas de comida invaden los parques y separadores.

Barrera dijo que la Policía ha estado de manera permanente controlando para que no se invada el espacio público, prueba de ello es que en lo corrido del presente año se han impuesto 296 órdenes de comparendo, en atención al artículo 140 de la citada ley.

Anunció que se iniciará un proceso de acercamiento con las personas que tienen restaurantes y ventas de comida en el espacio público, en una estrategia preventiva para que no se continúe con estas actividades en los parques, separadores y andenes.

El oficial dijo que una solución al problema demanda también la participación de la alcaldía y de los mismos ciudadanos, porque el desconocimiento de la ley no puede seguir siendo excusa para abusar del espacio público.

Image
La opinión
La Opinión