Llamado a la solidaridad con los niños pobres del barrio Santander

Martes, 13 de Abril de 2021
En la Fundación Sol Renaciente se benefician más de 50 niños de Colombia y Venezuela, pero la meta de los promotores es habilitar espacio para más infantes que necesiten la ayuda.

Cristian Bustamante, de 39 años, de profesión trabajador social, no descansa un instante cuando de brindar atención a los niños pobres se trata.

En la Fundación Sol Renaciente, que fundó a comienzos de año, se propuso ayudar, rescatar y brindar atención a los niños vulnerables del barrio Santander de Cúcuta, cuyas familias se vieron fuertemente afectadas por la llegada de la pandemia del coronavirus.

Esta historia tiene su origen al observar la estrategia del ‘trapo rojo’, la cual identificaba a las familias que no contaban con dinero para adquirir sus alimentos. “Esto me animó junto a una vecina y su hijo a recolectar mercados entre los vecinos del sector”, dijo Bustamante.

Y la tarea no se hizo esperar:  “Comenzamos a pasar casa por casa con un costal en la espera de recibir alguna ayuda, y en cuestión de horas lo llenamos en seis ocasiones recolectando alrededor de 20 bolsas de mercados para ir a repartirlos en el barrio La Florida, en Atalaya. Fue emocionante mirar a las personas felices al saber que comerían algo, lo que me dio fuerzas y decisión para continuar con el proyecto”.

El segundo paso se cumplió en Cenabastos a donde Cristian se dirigió y con megáfono en mano comunicó el propósito de la recolección de alimentos. La respuesta de los comerciantes fue inmediata. Muchos llegaron con víveres.

El destino encaminó luego a este trabajador social al barrio Santander, parte alta del sector Las Malvinas, para repartir los mercados. El reparto culminó con palabras de aliento a las familias. Hay que fortalecer el espíritu y la fe de las personas, dice Cristian.

Con el tiempo, conocidos o personas que llegaron por medio de amigos o el voz a voz buscaron a Cristian con la intención de colaborar con ropa, mercado, elementos como mesas, sillas y hasta computadores para que los niños reciban sus clases.

En la actualidad, son 50 los niños colombianos y venezolanos a los que se les brinda ayuda alimentaria, educativa y espiritual en la Fundación.

Inicialmente se les apoyó con el desayuno a los niños, pero con el paso de las semanas también se está haciendo el esfuerzo de brindar el almuerzo a los pequeños, dado que en una reunión que se hizo con los papás se conoció que varios niños simplemente comían en el día el desayuno que recibían en la Fundación.

Por eso, ahora, Cristian está tocando las puertas y los corazones de los cucuteños, para que se solidaricen con esta causa a la que cada día se suman más niños pobres.

Los interesados en apoyar pueden dirigirse al barrio Santander,  calle 29A # 22-134 sector Las Malvinas.  O llamar al teléfono 3132128962.

Image
Fundación Sol Renaciente.
Image
La opinión
La Opinión