Escuchar este artículo

Llegada del Grupo Élite, con pros y contras por parte de autoridades y conductores

Sábado, 26 de Marzo de 2022
Un total de 17 uniformados de Tránsito estarán en la ciudad, inicialmente, por 30 días.

Cada vez que se anuncia la llegada del Cuerpo Especial Contra la Ilegalidad y Siniestralidad (Cecis) a la ciudad, conocido en el área metropolitana de Cúcuta como el Grupo Élite de la Policía, comentarios positivos y negativos comienzan a aparecer en la ciudadanía, algunos aclaman su presencia y en cambio otros rechazan su accionar.

El último anuncio sobre su entrada en funcionamiento se dio la semana anterior, y desde este jueves los 17 nuevos uniformados han estado en una inducción en las calles para conocer sobre la problemática vial que se presenta en la ciudad y los objetivos por lo que estarán entre 30 y 89 días.

Jorge Mayid Gene Beltrán, secretario de Tránsito de Cúcuta, defendió la presencia de este personal en la ciudad y mencionó que además de los controles viales, su impacto se da al tener una mejor percepción de seguridad, y asegura que así lo demuestran las cifras.

“Lamentablemente no se entiende por qué le da rabia a la gente que llegue el Grupo Élite a la ciudad, si en la medida que está el apoyo operativo el fleteo se disminuye a cero. Ellos también brindan un refuerzo operativo en la percepción de seguridad de la ciudad, eso es lo que nos ha mostrado los diferentes periodos en los que ha estado el Cecis en la ciudad”, afirmó Gene.

Según cifras de la Secretaría de Tránsito de Cúcuta, en la ciudad cerca del 65% de los vehículos (hay al rededor 300.000) no cuentan con el certificado de revisión técnico mecánica vigente ni con el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), por lo que, ante la presencia de este grupo policial, la evasión en cuanto a la técnico mecánica disminuye al 56% y respecto al SOAT al 68%, asegura el secretario Gene.

“En las vías se ve aumento de capturas a personas que tienen requerimientos de diferente tipo con la justicia. Se ha avanzado con este Grupo en todo lo que tiene que ver con incautación de estupefacientes, de material bélico, de químicos para fabricar estupefacientes o explosivos”, mencionó Gene.

Le puede interesar: Ya está funcionando el módulo de información Sena

El otro impacto positivo está relacionado con la reducción de accidentes de tránsito, principalmente en los que se ven involucrados conductores que han bebido alcohol o consumido algún tipo de drogas.

“Tenemos una cantidad de fallecidos igual o mayor que en años anteriores, donde el 50% de estos se debe a temas de alcoholemia. Nos preocupa porque un fin de semana sin presencia del Cecis son cerca de 20 o 25 ciudadanos sorprendidos en situación de alcoholemia, entonces se buscaría que haya más puntos de control y esto persuada de salir con su vehículo si ha consumido”, dijo el secretario.

Con la llegada de este Grupo, la Policía de Tránsito en Cúcuta contará desde ahora con 82 funcionarios, quedando 25 de ellos para control operativo, principalmente en horas pico, cuando se aumentan los requerimientos en las calles de la ciudad.

“En hora pico se pueden llegar a generar entre ocho y 10 accidentes en la ciudad. Si bien hay una escuadra para atender estos requerimientos, a veces sobrepasa la capacidad disponible, entonces toca llevar a los funcionarios que están regulando el tráfico para que atiendan los accidentes”, manifestó el funcionario. 

Entre las principales funciones del Cecis también estará en sancionar a los conductores que dejan sus vehículos mal parqueados, y de hacer cumplir con la norma de pico y placa, faltas que están en el top-5 de comparendos que más se emiten en la ciudad.

Polémica

 Autoridades y veedores piden hacer cumplir la ley
La llegada del Grupo Élite también supone un dolor de cabeza, así lo aseguran algunos motociclistas consultados por La Opinión. Ellos, en especial aquellos que trabajan recorriendo la ciudad para trabajar haciendo domicilios, señalan que este Cuerpo Especial Contra la Ilegalidad y Siniestralidad (Cecis) los persigue y no les permite adelantar su trabajo en la ciudad.

Según dicen, el problema es cuando no les dejan estacionar sus vehículos, ni siquiera en el momento en que deben parar a recoger un pedido en algunos sectores de la ciudad, principalmente en el centro de la capital nortesantandereana, donde se presenta mayor congestión vial. 

“¿Por qué tienen que estar correteando a los trabajadores?, muchas veces se hacen en calles donde no pasan carros ni siquiera gente, pero ahí molestan. Por ejemplo, en el Ventura Plaza hay una calle detrás de la 10 que es más peatonal que vehicular y ahí llegan, en nada le incomoda a Tránsito que ahí se paren”, manifestó un conductor que pidió no revelar su identidad por temas de seguridad. 

El trabajador domiciliario, además, expuso que se expiden multas que no pueden pagar porque la situación de la ciudad está tan difícil que al día les quedan alrededor de $25.000 libres, pero si los sancionan deberán pagar más de $400.0000 en un solo comparendo, algo que los llevaría a la quiebra, sentencian. 

Le puede interesar: No se deje engañar: Secretaría de Salud no está entregando bonos para pacientes con COVID-19

Sucede  también, cuentan los usuarios de la vía, que hay ocasiones en las que sienten que no hacen los procedimientos como se debe y que no tratan a las personas amablemente, lo cual consideran debería ser regulado. 

Para el veedor de tránsito Hugo Santiago, en la mayoría de casos la persecución por parte de este grupo policial no es real. 

“Los motociclistas en Cúcuta son muy folclóricos, ellos pretenden parquearse donde quieren y parquear es muy diferente a estacionar, porque mientras usted está en el vehículo, usted está es estacionado y eso no amerita ni le pueden generar ningún comparendo”, enfatizó.

Continuando con la idea, Santiago complementó que todos los usuarios de la vía deben cumplir las normas, sean domiciliarios, policías, o cualquier otra persona.  

Le puede interesar: 'Transporte público no ha sido incluyente con discapacitados'

“¿Qué tiene que hacer el domiciliario? también debe cumplir la ley, porque no han emitido una norma para que ellos sí puedan parquearse a dejar o recoger el pedido, entonces hay que buscar otra estrategia. Una solución sería que la gente se acerque, porque si la moto está sola se lo hacen, porque lo que no es legal es que le tomen una foto ya que no le notifican”, dijo Santiago a esta redacción. 

Para que esto pueda mejorar, el veedor de Tránsito propone que el gremio genere un encuentro tanto con la Policía de Tránsito como con la Secretaría, y así llegar a un acuerdo para que les den un tiempo en el que puedan bajarse de la moto a recoger o entregar los pedidos, tal como lo están denunciando. 

Por su parte, el Mayor Giovanni Chaves, jefe de la Seccional de Tránsito y Transporte, destacó que no hay tal persecución que afirman los usuarios, y sostuvo que los operativos que se adelantan en la ciudad se ajustan a lo que dicta el Código Nacional de Tránsito. 

“El Código Nacional de Tránsito (Ley 769 de 2002), es muy claro y especifica cuáles son los lugares autorizados para estacionar y cuáles no. Nosotros no tenemos persecución ni nada contra ningún gremio, estamos realizando los respectivos controles, ese tema de estacionamiento en diferentes puntos de la ciudad dificulta la movilidad de otros ciudadanos, de la ciudad en general y pues tenemos que hacerlos con el fin de garantizar un bien general”, puntualizó Chaves.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda