Escuchar este artículo

Lluvias han dejado 900 familias damnificadas

Siete casas colapsaron en el sector Colinas del Tunal y las familias afectadas hicieron un plantón para pedir Ayuda Humanitaria Inmediata.

La segunda temporada de lluvias, que afecta a los cuarenta municipios de Norte de Santander, ha dejado 900 familias damnificadas en Cúcuta.

Diez comunas y 9 corregimientos se han visto comprometidos por situaciones relaciones con las precipitaciones que este fin de semana dejaron 34 familias afectadas en Colinas del Tunal.

La Secretaría para la Gestión del Riesgo de Desastres Municipal ofreció ayer un balance general de las afectaciones y dan cuenta de caída de árboles, colapso de vías, procesos de remoción en masa, caída de rocas, represamiento de caudal y desbordamiento de drenajes y canales de aguas lluvias.

Además, informaron del  desbordamiento de los ríos Zulia y Pamplonita, inundaciones en viviendas, colapso de muros estructurales, afectaciones de cubiertas en viviendas y redes eléctricas.

En el informe destacan el colapso de los acueductos de la vereda Los Negros, en el corregimiento San Faustino y en el corregimiento San Pedro, así como daños en instituciones educativas y distritos de riego producto de las inundaciones.


Lea también: Bingos y rifas cobran nuevo auge en Venezuela


Huber Plaza Villamizar, secretario de Gestión del Riesgo de Desastres, declaró que el domingo se atendió una emergencia por remoción en masa en Colinas del Tunal que dejó a 34 familias afectadas y 7 viviendas colapsadas. 

Anunció que en esa localidad se realizará una limpieza de canales y se entregará Ayuda Humanitaria de Emergencia a las familias afectadas con el apoyo de la Cruz Roja Colombiana.

Plaza señaló que desde la secretaría ya se le solicitó a la UNGRD la habilitación del Registro Único de Damnificados (RUD), para incluir a las familias afectadas, y que por instrucciones del alcalde Jairo Yáñez se continúa monitoreando todo el municipio para atender las emergencias que se puedan presentar.

Los damnificados 

Raúl Arevalo, presidente del barrio Colinas del Tunal dijo que unas 50 personas se vieron afectadas por los deslizamientos en la comunidad. Veinte familias perdieron por completo sus viviendas y otras 20 están por venirse abajo.

Este lunes los damnificados hicieron un plantón en la redoma del Centro Carcelario de Cúcuta para llamar la atención de la Alcaldía de Cúcuta porque, según señalaron, el fin de semana solo recibieron colchonetas y sábanas.


Le puede interesar: Por orden del Mindefensa, retiran a policías del aeropuerto Camilo Daza


 “Hay un caño que está completamente tapado y si sigue Lloviendo se van a ver afectadas 100 viviendas. Tengo una cuarta parte del asentamiento humano sin agua y sin luz, estaríamos hablando de aproximadamente unas 200 viviendas”, indicó el líder comunal.

La emergencia ocurrió con las fuertes lluvias del sábado y del domingo, cuando algunas viviendas construidas en material o con madera se derrumbaron. También se vieron afectados varios postes de alta tensión y eso dejó la zona sin electricidad.  

“Lo que pedimos es atención para que nos ayuden con unas carpas, kits de aseo. Nos dieron fueron colchonetas, unos kits de platos y cucharas, pero qué hacemos con colchonetas si no hay dónde ponerlas porque se quedaron sin casas”, dijo.  

Paola Parra vivía en una de las viviendas colapsadas. Debido a las lluvias abandonó el lugar la noche del sábado junto con su esposo y cuando llegó el domingo para sacar sus enseres, terminando el proceso, se derrumbó. 

“Se cayó totalmente, no quedó nada, se la tragó la tierra. Nosotros el sábado cuando vimos que la tierra se estaba abriendo decidimos salirnos porque se escuchaba que crujía y nos dio miedo quedarnos a dormir”, relató.
Yadira Linares también perdió su casa el domingo, aunque ella ya había abandonado el lugar muchos antes con su esposo y sus tres hijos de 11,9 y 8 años de edad, respectivamente. 


Entérese: El colombiano Maluma y Myriam Fares actuarán en el FIFA Fan Festival en Doha


Dijo que se fueron a buscar refugio en casas de amigos porque ya el piso de la vivienda mostraba grietas y cada vez que llovía temían por sus vidas. “Estábamos esperando qué pasaba pero seguíamos alerta porque sabíamos que eso iba a pasar en cualquier momento y así fue”, contó.   

Subsidio de arriendo 

La Secretaría para la Gestión del Riesgo de Desastres brindó atención a las familias que se vieron afectadas por la temporada de lluvias del 17 de noviembre del 2020 en el sector 23 de Enero, cuando la quebrada Tonchalá se desbordó y arrasó con todo a su paso.

“Nos encontramos realizando una nueva jornada de inscripción para gestionar con la UNGRD una nueva prórroga del subsidio de arrendamiento que vienen recibiendo”, manifestó Huber Plaza Villamizar, secretario de Gestión del Riesgo de Desastres.

El funcionario manifestó que las demoras que se vienen presentado con la entrega del mismo se dan por el cambio de gobierno, pero afirmó que la Unidad nacional está haciendo todo lo posible por seguir brindando apoyo a esta comunidad.

A la fecha se han gestionado con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres 6 prórrogas de subsidios de arrendamiento para las familias afectadas de 23 de Enero.

Asimismo se realizó una nueva jornada que permitirá gestionar una séptima entrega para un total de 89 contratos.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Miércoles, 16 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión