Escuchar este artículo

Mañana vuelve a subir el pasaje en Cúcuta y el área metropolitana

Sábado, 31 de Julio de 2021
"Nosotros nos regimos con lo que expidió el Área Metropolitana, pero muchos compañeros quisieran que quedara  en $2.000 por el tema de la piratería”: conductores.

Por medio del Acuerdo Metropolitano No. 002 del 21 de abril del 2021, el Área Metropolitana de Cúcuta (AMC) fijó nuevas tarifas para el servicio del transporte público terrestre automotor colectivo de pasajeros.

A partir de mañana, el pasaje quedará en $2.200 para movilizarse entre Cúcuta, Villa del Rosario y Los Patios. 

El AMC determinó en abril que la tarifa del servicio colectivo de pasajeros (microbús y buseta) en las rutas que se prestan dentro de los municipios de Cúcuta, Villa del Rosario y Los Patios ya no sería de $1.800, sino que llegaría a $2.400 a finales del año.

Para esto, el AMC definió que el incremento se daría en 3 fases, el primero que fue en abril, donde la tarifa pasó de $1.800 a $2.000; el segundo, programado para agosto, y el tercero para diciembre, llegando al costo de $2.400. 

Para las busetas que cubren las rutas entre el municipio de Cúcuta, El Zulia y el corregimiento de La Garita (Los Patios), el incrementó que se fijó en abril fue de $2.800, pero igualmente se daría en las tres fechas ya mencionadas (abril, $100; agosto, $300; diciembre, $300).

Por lo que, a partir de mañana, quienes se movilicen en estas rutas tendrán que adaptarse a la nueva tarifa de $2.500. 

En el caso de la ruta Cúcuta- San Cayetano la tarifa total que se fijó en abril fue de $3.000, destacando que de igual forma los aumentos serían periódicos, (abril $100; agosto $200; diciembre, $200). El valor del pasaje será de $2.800.

Lea aquí: Aumentará el pasaje 3 veces en el Área Metropolitana de

AMC 

La Opinión conoció que aunque se estudió la posibilidad de suspender el aumento de agosto, luego de una reunión realizada entre el AMC y algunas empresas del transporte público, se acordó que, definitivamente debían acogerse al Acuerdo Metropolitano firmado en abril.

Miguel Enrique Peñaranda Canal, director del AMC explicó que, en el encuentro, los empresarios estuvieron de acuerdo en hacer un ajuste al documento “para que el aumento de diciembre no se haga, sino que se haga el estudio de ajuste a la tarifa que se debe hacer todos los años, para determinar si debe seguir en los $2.200 o si aumenta el próximo año”.

Cabe destacar que, el aumento de las tarifas estipuladas para este año se hizo con base en un estudio de costos que adelantó el AMC en articulación con la Universidad Francisco de Paula Santander y distintos profesionales para evaluar la “longitud de rutas, valor de la gasolina, consumo de la gasolina diaria, valor de la lavada del carro, valor de la cambiada de aceite, valor de las llantas, del taller, además del salario mínimo”.

Gremio de conductores

Fabián Daza, conductor de bus urbano y vocero del gremio en la ciudad, aseguró que, si el pasaje no hubiera aumentado en abril, “nosotros prácticamente tendríamos que haber acabado con los vehículos y hasta ahí llegábamos porque estamos trabajando a pérdidas”.

Señaló que nunca recibieron auxilios económicos por parte del Gobierno Nacional para solventar los gastos de planilla, alimentación, o mantenimiento del vehículo, pues en el tiempo de cuarentena sus ingresos disminuyeron, en vista de que los universitarios y muchos trabajadores dejaron de usar el transporte público para trasladarse a la virtualidad y, además, limitaron los cupos en los vehículos para evitar la propagación de la COVID-19.

Detalló que, aunque la ciudadanía está inconforme con estos aumentos por la situación económica, deberían entender y “ponerse en los zapatos de los conductores”, quienes también se han visto afectados por la crisis que atraviesa la región.

“La gente habla, pero no se da cuenta de que a nosotros también nos ha tocado duro. Hay empresas que tienen la planilla en 70 o 60 mil pesos, aparte hay que pagar lo del diario del dueño de la buseta que son 100 mil pesos, el combustible está entre 50 y 60 mil pesos, o sea más de 200 mil  pesos y aparte cuando se manda a lavar y lo de la comida. Son más gastos que ingresos”, agregó Daza.

Los conductores aseguran que no solo deben lidiar con las quejas de las personas, sino, además, con los temas de inseguridad, pues hay rutas peligrosas en sectores como Antonia Santos, el parque Mercedes y la “subida del Indio”.

Aunque las autoridades han aumentado los operativos en los diferentes Territorios de Alta Complejidad (TAC), el gremio considera que aún falta mucho por hacer.

Miguel Ángel Flórez, gerente de la empresa Transontiveros, aseguró que por parte de sus usuarios no han recibido ninguna queja por el aumento en el pasaje. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes