'Matrícula Cero' beneficia a 47.000 estudiantes de Norte de Santander

Martes, 4 de Agosto de 2020
La petición de los universitarios fue atendida por el gobernador, con la aprobación de recursos.

Todos los estudiantes matriculados en las universidades Francisco de Paula Santander (UFPS), de Pamplona (Unipamplona) y el Instituto Superior de Educación Rural de Pamplona (Iser) serán beneficiarios de la ‘Matrícula Cero’, un hecho sin precedentes en Norte de Santander, gracias a la decisión tomada por el gobernador Silvano Serrano.  

Lo anterior significa que, para el segundo semestre de 2020, los jóvenes inscritos en estas universidades no deberán pagar el costo de su matrícula.

La iniciativa de ‘Matrícula Cero’, que un principio iba a beneficiar a 25.000 estudiantes de estratos 1, 2 y 3 de las universidades públicas del departamento, ahora se extiende al 100 por ciento de ellos, llegando así a favorecer a más de 47.000 estudiantes en la región.

Los estudiantes habían dialogado el viernes anterior con el gobernante departamental, quien se comprometió a emprender un diálogo con los rectores de las tres instituciones universitarias y con el equipo económico de su administración, a fin de encontrar una fórmula aterrizada para dar respuesta, hecho que se materializó este martes al dar a conocer la buena nueva.

Los estudiantes, por medio de un documento en donde sustentaban sus solicitudes, señalaban que la gratuidad de la educación es un derecho fundamental y que el ámbito jurídico y la realidad financiera de la institución deben ser los elementos concomitantes para que se llevara a cabo la evaluación de la ‘Matrícula Cero’ para el segundo semestre de 2020.

También precisaban que la pandemia generada por la COVID-19 desde el mes de marzo del presente año ha generado una situación de cuarentena y aislamiento social, que a nivel pedagógico, convirtió la educación presencial en educación a distancia, alejando a profesores y estudiantes del campus universitario y trayendo diferentes efectos socioeconómicos a nivel de región; que a su vez afectó los ingresos económicos de los hogares de los estudiantes, elevando de esta manera la deserción en la educación superior.  

Gobermador responde

La comunidad estudiantil fue escuchada por la Gobernación de Norte de Santander y luego de cinco horas de trabajo, en donde participaron los diferentes representantes de los estamentos estudiantil, profesoral, las directivas de las universidades Francisco de Paula Santander seccional Cúcuta y Ocaña, Universidad de Pamplona y el Instituto Superior de Educación Rural, se llegó a un feliz acuerdo:  La ‘Matrícula Cero’ es una realidad.

El gobernador Silvano Serra mencionó que después de analizar la viabilidad financiera y económica respecto de la propuesta de ‘Matrícula Cero’ y a través de un esfuerzo económico de la Gobernación de Norte de Santander, que se suma a los recursos aportados por las universidades, la Alcaldía y el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación Nacional, se logró que los estudiantes puedan acceder al segundo semestre del 2020 sin costo alguno. 

Es así como los jóvenes que estén matriculados en las citadas instituciones universitarias tendrán la posibilidad de continuar con sus estudios en el presente semestre, a pesar de que muchos de ellos habían tomado como opción congelar el semestre por falta de recursos económicos.

El mandatario departamental señaló que la ‘Matrícula Cero’ es una realidad, gracias al esfuerzo hecho por las entidades antes citadas, que se refleja en que más de 47 mil estudiantes en Norte de Santander no deberán pagar nada para acceder a este segundo semestre.

La iniciativa tiene una inversión aproximada de 39 mil millones de pesos, en donde la Gobernación había dispuesto inicialmente de 5.000 millones de pesos, pero después adicionó 6.500 millones pesos para un total de 11.500 millones, que hoy garantizan la matrícula a los estudiantes.

Es un hecho sin precedentes que impulsará la educación y evitará la deserción universitaria, por eso damos gracias al gobernador Silvano Serrano, dijo Andrea Corredor, estudiante de la Universidad de Pamplona.

Image
La opinión
La Opinión