Escuchar este artículo

Mediación de las autoridades permitió levantar el bloqueo vial en Urimaco

Viernes, 14 de Mayo de 2021
Ocho días es la frecuencia acordada para el paso de camiones por los bloqueos en el marco del paro nacional.

Las barricadas que impedían el paso hacia el Catatumbo se levantaron ayer para dejar pasar unos 1.000 vehículos de carga con diferentes productos, para abastecer las poblaciones de Sardinata, Tibú y El Tarra, que han sufrido los rigores del cierre vial por el paro nacional. 

El paso de los camiones fue habilitado desde las 6 de la mañana en Urimaco, donde se mantenía el primer bloqueo de la vía, con el acompañamiento y coordinación de la guardia campesina del Catatumbo que hace parte de las organizaciones sociales que están movilizadas, la Defensoría del Pueblo y la Organización de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Había un registro con más de 1.000 vehículos de carga, cuyos conductores esperaron pacientemente que se diera la orden de ingresar al Catatumbo, cargados con alimentos, medicinas y combustible, entre otras mercancías, para paliar el desabastecimiento que se vive en esas localidades de Norte de Santander, tras varios días de cierre. 

Juan Carlos Quintero, vocero de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), al hacer un balance, dijo que la jornada se cumplió de manera exitosa y sin ningún contratiempo, con una larga caravana que cruzó los diferentes bloqueos que están activos, tanto en Pedregales como en Agualasal (El Zulia).

En esos puntos se hizo la verificación de la placa de los vehículos y los nombres de los conductores, partiendo de la información suministrada dentro de los acuerdos con los gremios del comercio de las localidades antes mencionadas, según Quintero. 

“Esto es un gesto de solidaridad del campesinado movilizado por el paro nacional, bajo la consigna de que el pueblo salva al pueblo, ya que el presidente Iván Duque no ha tenido la voluntad política de resolver el paro, el corredor se extiende para garantizar la alimentación de miles de personas en el Catatumbo”, reiteró.

En desarrollo del paro nacional, este sábado se tiene previsto por  parte de las diferentes organizaciones que apoyan esta movilización, el desarrollo de un cabildo abierto popular, en El Zulia, donde se intentará aprobar un pliego conjunto sobre los puntos a discutir con las autoridades regionales y nacionales como reivindicaciones que permitan levantar la protesta. Para este sábado hay anunciada una gran marcha desde diferentes puntos del departamento hacia Cúcuta, según los líderes del paro.  

Este jueves se conoció que mediante la concertación y el diálogo por parte del alcalde de Cúcuta, Jairo Tomás Yáñez, y del gobernador, Silvano Serrano,  con un sector de los transportadores, se logró levantar el bloqueo en la vía nacional que conduce de Cúcuta a El Zulia, en Urimaco.

 

Image
Alcalde Jairo Yáñez.

 

No a la fumigación 

Aleider Contreras, uno de los líderes en el Catatumbo del paro nacional, dijo que en el pliego de exigencias de Norte de Santander que están elevando al gobierno central para el cese de la protesta social es el cumplimiento del Acuerdo de Paz suscrito en La Habana.

Adicionalmente, el compromiso del Gobierno de no volver a implementar la fumigación de los cultivos de uso ilícito con glifosato, atendiendo que los campesinos están dispuestos a dejar de cultivar coca, siempre y cuando les garanticen precios justos para sus cultivos tradicionales. 

Olger Pérez, vocero de los campesinos que están apostados en la entrada a Sardinata, maniffestó que en el marco de la movilización que se hace en todo el país, alrededor de 1.000 agricultores se encuentran concentrados en el sector Puente Amarillo, en el cruce de la vía que comunica con Ocaña, sin interferir el tráfico vehicular y de personas, para  no perjudicar a la comunidad. 

“Los campesinos movilizados  cumplimos una labor de sensibilizar a la comunidad sobre las motivaciones del paro nacional, durante la marcha (ayer) por las principales  calles de Sardinata y una concentración en el parque principal, donde se llevó a cabo una actividad política y cultural”, agregó Pérez.

Escasean  insumos de salud  

Los bloqueos impiden que insumos y productos distintos a la canasta familiar lleguen a las ciudades, entre ellos implementos de salud necesarios para procedimientos en pacientes con enfermedades y condiciones especiales. 

Pacientes que necesitan diálisis, ven con preocupación que persistan los cierres viales, porque corren el riesgo de quedarse sin los productos para sus tratamientos, como el líquido o solución, que son productos de alto costo, importados o producidos en Cali y Bogotá.

Fredy Rojas, el administrador de B. Braun, que ejecuta procesos de diálisis en Cúcuta,  indicó que debido a la imposibilidad de transportar los insumos por tierra, han tenido que hacer los despachos de aeropuerto a aeropuerto, para garantizar la prestación de servicios a los 250 pacientes que atienden por mes. Fresenius Medical Care Servicio Renal ha tenido que implementar un proceso de logística por vía aérea, con un costo elevado, para no dejar de atender pacientes con problemas renales, a fin de destinarles la misma cantidad de líquido prescrito en sus fórmulas médicas.

Se espera que con los corredores que se están implementando en el país, se empiece a normalizar la situación, y al igual que la comida lleguen las medicinas para no afectar los tratamientos de los pacientes cucuteños.

Image
Aspecto de la marcha, ayer, en Sardinata por parte de unos 1.000 campesinos que participan en el paro nacional. / Foto: Cortesía
Image
La opinión
La Opinión