Escuchar este artículo

Megacolegio de Cúcuta, en deterioro por lluvias

Lunes, 23 de Noviembre de 2020
La inversión de 11.000 millones de pesos, en Los Arrayanes, hoy está cubierta por grandes cantidades de barro.

El pasado martes 17 de noviembre, la incertidumbre no solo cubrió con des­esperanza a los residentes del conjunto Los Arrayanes.

Las fuertes lluvias que causaron el colapso de la quebrada Tonchalá y la posterior inundación del complejo de edificios alcanzaron también a la Institución Educativa Pedro Cuadro Herrera, megacolegio ubicado en el Anillo Vial Occidental, y al Centro de Desarrollo Infantil (CDI) Grandes Ge­nios de Paz.

Los establecimientos, donde se be­neficiaban en la presencialidad más de 1.260 niños, han sufrido pérdidas millonarias. Se trataba de una inversión de 11.000 millones de pesos, hoy cubierta por grandes cantidades de barro.

Le puede interesar:

Los Arrayanes se construyó sin permisos de Corponor

El CDI contaba con 13 aulas, con capacidad para 30 niños cada una, comedor, salón múltiple, salón senso­rial, baterías y salón para actividades lúdicas, mientras que el plantel de enseñanza media tenía dos aulas de preescolar, 22 aulas para primaria y bachillerato, biblioteca para 300 per­sonas y un comedor con capacidad para 400 personas.

Ahora, aulas, puertas, ventanas, equipos tecnológicos, materiales de oficina y demás implementos se perdieron, y los pocos que quedaron en pie están siendo saqueados, según denuncia la comunidad.

Con estas acciones, los asaltantes no solo perjudican este centro educativo más de lo que se encuentra, sino que también entran en riesgo sus vidas al escabullirse entre las pare­des deterioradas y al borde del colapso.

No obstante, ya están en marcha los planes de recuperación de la in­fraestructura perdida.

“Estamos en con­versaciones con el Mi­nisterio de Educación Nacional para buscar alternativas de inversión rápida y efectiva ante la Institución Pedro Cuadro Herrera y el CDI”, manifes­tó Jessica Dayana Ramírez, secretaria de Educación.

Dijo que desde la Alcaldía Municipal, a través de la Se­cretaría de Educación, también se está tramitando un acuerdo ante el Concejo para la inversión de 6.000 millones de pesos en mejoras de la infraestructura educativa.

En esta apuesta se priorizarán los daños ocasionados por la ola invernal y las baterías sanitarias de las insta­laciones.

Entre otras instituciones afectadas se encuentran, la Luis Carlos Galán Sarmiento sede principal, INEM José Eusebio Caro sede principal, Colegio Andrés Bello, Colegio Rafael Uribe Uribe zona rural, Instituto Técnico Jorge Gaitán Durán sede principal y la sede Campo Alegre, tras un desborda­miento del río Zulia que también causó inundación.

Además:

Desde el aire, así se ve Los Arrayanes tras la inundación

Estos centros de enseñanza presentan afectaciones en co­mún en las cubiertas de las aulas de clases y muros de cerramiento. En otras co­lapsó totalmente la cubierta en el área administrativa.

Mientras tanto, en un intento por garantizar que no se presenten más saqueos a los planteles, con recur­sos propios de la Alcaldía de Cúcuta se complementa la inversión del Gobierno Nacional para la contra­tación de personal administrativo y de seguridad en las instituciones educativas.

Ramírez agregó que en este mo­mento la gestión de la Policía Me­tropolitana de Cúcuta ha sido funda­mental para las rondas de seguridad y acompañamiento.

Image
La opinión
La Opinión