Escuchar este artículo

Mientras las instalan, también se roban señales de tránsito

Sábado, 19 de Marzo de 2022
Autoridades invitan a la ciudadanía a denunciar

Como algunos choferes no respetan el paso de los estudiantes, cuando entran o salen de sus jornadas, el Área Metropolitana de Cúcuta (AMC) inició junto con la Secretaría de Tránsito, la implementación de los cruces seguros, con los que se instalarán señales de tránsito y harán reparcheos.


Conozca:Los piques de motos en Cúcuta: ¿una pasión o una problemática?

Los colegios son: Santo Ángel, Nuestra Señora de Fátima (colegio de la Policía), Sagrado Corazón, Antonio Nariño, Nacional de Comercio, San José de Cúcuta y Francisco de Sales.

Esos cruces también estarán donde es más propenso a  que se presenten accidentes: calles aledañas al parque Nacional, calle 11 del centro, avenida Demetrio Mendoza, a la altura de la Silla Coja, avenida 7 con calle 2N de Sevilla, al lado de la iglesia Nuestra Señora de la Candelaria y entrada de El Resumen 2.

Esos cruces también estarán donde es más propenso a  que se presenten accidentes

Para ello se destinaron $1.900 millones. Las obras iniciaron en diciembre, en algunos puntos y esperan continuar con el proceso para mayo, pues la escasez de pinturas, señales metálicas y separadores plásticos han frenado la construcción. 

“Hay materiales que están muy caros o no han llegado. Ya iniciaron las obras y esperamos que sigan de manera rápida”, explicó el ingeniero Álvaro Álvarez, subdirector planeación y ordenamiento territorial del AMC.

A parte del reparcheo, cada lugar tendrá sus señalizaciones horizontales (pintadas en el pavimento) y verticales (metálicas que instalan en los andenes), bandas alertadoras para los conductores, algunos puntos contarán con ciclovía. 

Se espera que con los cruces seguros disminuyan los accidentes y los estudiantes puedan cruzar las calles tranquilamente, para eso se necesita que los choferes respeten las señales y permitan que los menores pasen la calle tranquilamente.


Lea: Save The Children brinda acceso a la educación a niños sin cupo escolar en Cúcuta

Es claro que la falta de cultura ciudadana es uno de los elementos que entorpecen este tipo de obras. “En el parque Nacional hay ciclovía, pero pocos la usan o hasta parquean allí. Es que las personas tengan conciencia, por ejemplo, afuera de un colegio que los estudiantes van a pasar y darles una prioridad”, dijo Álvarez.

En la Nacional están felices

Para los directivos del Instituto Técnico Nacional de Comercio los cruces seguros fueron una gran noticia, diariamente lidian con el desorden vehicular a la hora de entrada y salida de los estudiantes.

El Instituto Técnico es, según un estudio de la Universidad Javeriana, uno de los mejores centros educativos del país.

Ese colegio está ubicado en la calle 12 entre avenidas 0 y 1, por donde los conductores se desvían para el centro de Cúcuta, volviendo esa cuadra una zona congestionada para los 1.560 estudiantes de primero a once grados.

Zabdiel Rodríguez Ibarra,  rector del colegio, indicó que ese problema de movilidad no solo lo viven ellos sino los otros dos planteles educativos aledaños: Sagrados Corazones y Normal Superior María Auxiliadora.

“Acá los profesores pagamos hasta $80 mil de parqueadero porque es una norma no dejar los automotores afuera estorbando: Muchos de los que recogen (vehículos) estudiantes si generan desorden”, indicó Rodríguez.

Se roban señales

Mientras en otros lugares de Cúcuta se repondrán las señales de tránsito, para hacer cruces seguros, en el Canal Bogotá se están robando las señalizaciones, provocando que los conductores se confundan con respecto a acciones como no parquear,  no cruzar, etcétera.

Los robos de las señales comprenden el tramo del Canal Bogotá cercano al parque Antonia Santos y un prestigioso centro comercial.


Entérese: ¡Prepárese! Vuelve a Cúcuta el Grupo Élite de Tránsito

Según algunos vecinos, los que las roban serían los habitantes de calle que jalan el paral de hierro de las señales al piso hasta que se desprende del cemento. 

Una vez las arrancan las llevan presuntamente a algunas chatarrerías que funcionan a pocas cuadras del Canal Bogotá, para venderlas. Cada señal pesa alrededor de 10 kilos. 

En estos sitios aseguran no importarles el objeto que sea: el kilo lo pagan en $900, que es una cifra diminuta si se compara con el millón de pesos que le cuesta a la Alcaldía cada uno de esos elementos.

Muy seguramente esta venta le deja al habitante de calle el dinero para la compra de bazuco o heroína. La primera vale $1.800 la dosis, la segunda, $2.000.  En otras palabras, un consumidor al robarse una de esas señales podría comprar hasta cinco dosis de bazuco y cuatro de heroína.

‘Los particulares también se las roban’

Para Mayid Gene, secretario de Tránsito de Cúcuta, el robo de las señales es preocupante pues la falta de esos elementos podría ocasionar accidentes de tránsito, además de la suma de dinero que se necesita para reponerlas.

“De comprarlas en sitios particulares a un precio bajo, no se puede, pues sería apoyar ese delito. Estamos levantando un listado de cuántas hacen falta en la ciudad, yo una vez fui testigo de cómo un comerciante se llevaba una señal de tránsito como si nada. Fui con la Policía y le pusimos una multa”, indicó Gene Beltrán.

Alejandro Martínez, secretario de Seguridad Ciudadana de Cúcuta, indicó que se han hecho operativos en el Canal Bogotá para cuidar esas señalizaciones, porque es un tema del inventario de la ciudad y es importante mantenerlas lejos de los delincuentes. “Es una lucha contra la receptación. Una guerra contra las compra y venta de artículos robados”, dijo.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda