Escuchar este artículo

No hubo un rincón donde no existiera la presencia del virus: gerente del Meoz

Jueves, 15 de Abril de 2021
El médico Tonino Botta respondió a la investigación de la Procuraduría General, la cual halló que 1.341 vacunados contra la COVID-19 del hospital, presuntamente, no son del personal de la salud de la primera línea de atención.

En el marco del control que ejerce la Procuraduría sobre el Plan de Vacunación para prevenir el COVID-19 en el país, el Ministerio Público halló irregularidades sobre la aplicación de la dosis en Bogotá y Tolima. 

"Se destaca el hecho relacionado con la aplicación de la primera dosis a 441 ciudadanos en Bogotá e Icononzo (Tolima), que no pertenecerían al personal de salud, ni se encuentran entre los grupos de adultos mayores priorizados en las fases del Plan Nacional de Vacunación", dijo el ente de control.

Otras de las indagaciones preliminares del ente de control da cuenta que varios directivos y funcionarios vinculados con el sistema de salud, además de funcionarios de entes territoriales habrían interferido para, supuestamente, favorecer la vacunación irregular de ciudadanos o funcionarios públicos.

En los departamentos de Norte de Santander, Valle del Cauca, Chocó, Cundinamarca, Córdoba y Caquetá se adelantan diez indagaciones preliminares.

“Es compromiso de la Procuraduría velar por la transparencia y efectividad del Plan Nacional de Vacunación, este año creamos un grupo de trabajo especial el cual coordina las investigaciones relacionadas con el posible incumplimiento y desatención de los ciudadanos", dijo la procuradora Margarita Cabello.

La jefe del Ministerio Público aclaró que este miércoles abrieron procesos disciplinarios por la presunta vacunación irregular de mas de 1.790 personas.

"Seguiremos en la lucha para el eficaz cumplimiento del Plan Nacional de Vacunación, infracciones como las anunciadas van en detrimento de las personas mas necesitadas”, afirmó

Investigan al Huem

En la ESE Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta (Huem), se investiga la vacunación de 1.341 personas que, aparentemente, no hacen parte de la primera línea de atención al COVID-19.

La Procuraduría aseguró que dadas estas circunstancias, se estará iniciando con una serie de investigaciones que darían cuenta de directivos y funcionarios vinculados con el sistema de salud y de entes territoriales que habrían interferido para favorecer la vacunación de terceros.

“El proceso disciplinario se adelanta en contra de funcionarios por determinar pertenecientes al Instituto Departamental de Salud de Norte de Santander y a la ESE Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta" indica el comunicado.

Por su parte, el médico Tonino Botta, gerente del Huem, precisó que en ningún momento han incumplido el Plan de Vacunación Nacional establecido por el Ministerio de Salud, cumpliendo con todas las indicaciones que se expresan en las fases establecidas de la población objetivo.

“Desde el servicio de urgencias, hasta el piso 12 del hospital, no ha estado extenso de paciente asintomáticos y comprobados con el virus de la COVID-19, todo nuestro personal ha corrido el riesgo de contagiarse y por eso ellos estaban priorizados, no hubo un rincón donde no existiera la presencia del virus”, expresó.

De igual forma,  Botta manifestó que no fue ajeno a las ordenes establecidas por el Minsalud a través del decreto 109 de 2021 y que se cumplió con todas las indicaciones establecidas según los criterios de priorización, las fases y la ruta para la aplicación de la vacuna.

“Somos una institución que esta presta a dar toda la información que se requiere en el momento dado, aquí no ocultamos nada y podemos entregar una lista con el nombre y cédula de todas las personas que fueron vacunadas” enfatizó.

Image
La opinión
La Opinión