Escuchar este artículo

Operaciones de control en Cúcuta seguirán hasta fin de año

Miércoles, 18 de Octubre de 2017
En andenes y semáforos se despliegan estas acciones que buscan mirar quiénes son los que permanecen en las calles.

Tras tres semanas de operativos en las calles para poner control a trabajadores informales en semáforos y vías de la ciudad, estos se han reducido considerablemente, según Mauricio Franco, secretario de Seguridad Ciudadana.

En conjunto con la Policía, decidieron ponerse en la tarea de caracterizar a estas personas, de las que se quejan transeúntes y conductores.

Le puede interesar: Tránsito: pedagogía de cultura vial en las calles

Franco aseguró que durante los primeros días, el 80 por ciento de las personas que fueron recogidas eran venezolanas, pero que la presencia de estos ha disminuido considerablemente hasta el punto de que hoy por hoy, hay más colombianos que venezolanos.

Sin embargo, a todos los que se encuentran en las calles como informales, le están haciendo registro de antecedentes.

Las autoridades han aumentado su presencia para no permitir que los lugares despegados se vuelvan a ocupar.

Si la persona no presenta ningún documento colombiano, es puesta a disposición de Migración Colombia, para que sean ellos quienes se encarguen.

Además, el funcionario dijo que el aumento de colombianos es reflejo de la ampliación de operaciones no solo en semáforos sino parques y andenes.

En los últimos días se despejaron la redoma de la Terminal de Transportes y la tarima de la plaza de banderas, que había sido tomada como dormitorio.

“Sabemos y entendemos la situación que se vive en el vecino país, pero a estas personas les hemos dicho que  aquí la situación está muy difícil para los nacionales, entonces igual o más difícil para ellos. No es que no queramos, es que no tenemos la posibilidad”, aseguró Franco.

Lea además: Lo que la autoridad no ve: aumentan los habitantes de calle en Cúcuta

Estos operativos se mantendrán hasta fin de año, según el funcionario, en previsión de  que durante la temporada decembrina que se avecina, la llegada de venezolanos que quieren ingresar a la informalidad local podría aumentar.

“Este es un trabajo de constancia, porque apenas nosotros dejemos de hacerlo, los lugares que ya hemos despejado se vuelven a ocupar. Nuestra tarea ha sido no desfallecer en este proceso”, manifestó el funcionario.

Para complementar este trabajo que vienen haciendo, la policía ha dispuesto de bachilleres para que se ubiquen en cada semáforo, con el propósito de que no se permita ningún acto de violencia en estos espacios.

La comunidad en las calles, aunque no en totalidad, está de acuerdo con que ha mermado la presencia de estas personas en las calles.

Con esto, la administración local busca disminuir la percepción de inseguridad que actualmente la gente percibe en las calles de la ciudad, especialmente en las intersecciones viales y semáforos.

Image
La opinión
La Opinión