Escuchar este artículo

Pacto por la Educación: Hacia una nueva política pública

Alianzas entre academia y Estado proyectan formación de calidad para las nuevas generaciones.

La consolidación de una política pública denominada Pacto por la Educación que pretende implementar un nuevo modelo educativo, caracterizado por el reconocimiento previo de sus realidades territoriales y potencialidades con una perspectiva a 2050, es el reto en el que vienen trabajando la Secretaría de Educación de Norte de Santander y la Universidad Simón Bolívar, sede Cúcuta. 


Lea: Agua Clara ya cuenta con Comité de control social para los servicios


Para Diomar Alonso Velásquez Bastos, saliente secretario de Educación de Norte de Santander, es pertinente la articulación del Estado con la academia con el fin de diagnosticar las necesidades que deben ser atendidas de manera coordinada, a través de lineamientos públicos que contengan planes, programas y proyectos encaminados a las poblaciones en múltiples entornos, tanto urbanos como rurales.  

Encuentros académicos como el II Simposio Internacional de Educación, liderado por la Unisimón, permitió, entre otros aspectos, reconocer el aporte que desde los docentes investigadores se hace en este campo del saber, para continuar definiendo el Pacto por la Educación. “Ese nuevo conocimiento es el que nos va a dar las bases para integrarlo a ese proyecto bandera que tiene el Gobierno departamental, que es la construcción de un nuevo modelo educativo para el departamento”, expresó Velásquez Bastos. 

Liliana Vergel Canal, líder del Pacto por la Educación y asesora del gobernador Silvano Serrano, señaló que “lo que promueve el Pacto es un gran acuerdo social en torno a una política pública educativa que llamamos Nuevo Modelo Educativo con Visión al 2050 para Norte de Santander y esto lo estamos construyendo de manera participativa con los actores públicos, privados, sociales y de la cooperación internacional del Norte de Santander”.  


Aquí: Cúcuta ya tiene ruta de atención para animales callejeros


El eje articulador de la propuesta es el Plan de Desarrollo Departamental 2020-2023 “Más oportunidades para todos”, que en el sector educativo establece  como objetivo “transformar la educación como eje de generación de más oportunidades, no solo para los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, sino para sus familias y toda la sociedad mediante acciones que garanticen condiciones para las trayectorias completas en el sistema escolar con modelos educativos pertinentes y de calidad”, el cual buscan alcanzar por medio de cuatro programas institucionales que involucran a los niveles desde transición hasta la Educación Superior.   

La Universidad Simón Bolívar, sede Cúcuta, se suma a la implementación del Pacto por la Educación ante la necesidad de consolidar esta política a partir de la reflexión sobre la identidad y la cultura que caracteriza a los nortesantandereanos, y que invita a recuperar la idea de territorialidad con sus tradiciones y rasgos propios que se convierten en la base de una ruta educativa construida desde y para las comunidades. 

Así lo manifestó Juan Diego Hernández Albarracín, director del Doctorado en Ciencias de la Educación de la Institución, quien agregó que la universidad ha tomado el liderazgo del proceso, “preocupada por construir una nueva hegemonía que piense en la educación y en la transformación de nuestra región”, razón que fortalecerá el posicionamiento de los diferentes pregrados, maestrías y doctorados ofertados en la actualidad. 


Modelo educativo basado en la realidad territorial

La característica de la apuesta, que desde el Pacto por la Educación ha impulsado el gobierno departamental y la Universidad Simón Bolívar, es la consolidación de un modelo educativo estructurado a partir de las realidades, necesidades y potencialidades de quienes habitan el territorio, convirtiéndose en los directos beneficiarios de las propuestas en materia de generación de nuevo conocimiento.  


Además: Cúcuta a comienzos del siglo XX (I)


“El hecho que hayamos tomado la decisión de pensar la educación que necesita nuestro territorio para enfrentar no solamente las crisis, sino para el desarrollo de las potencialidades que tiene éste, radica en que la educación es la inversión en la gente, nuestra gente. Es eso lo que estamos haciendo”, agregó Vergel Canal, asesora departamental. 

La justificación de este modelo educativo lleva a considerar que las determinaciones en esta área de inversión social, no se toman de manera vertical desde el Gobierno Nacional, sino que, por el contrario, el territorio construirá su propia línea base de caracterización que le facilitará proponer alternativas de solución, a partir del verdadero contexto en donde recaerán las acciones socioeducativas.  

De ahí la necesidad de articular esfuerzos con la academia, que, en este caso, está representada por la Unisimón, con el propósito de avanzar hacia la investigación detallada de las características que requiere una propuesta educativa integral, que mejore las condiciones de vida de las nuevas generaciones. “Necesariamente la institucionalidad tiene que estar presente para poder integrar ese conocimiento que es producido por muchos actores de la sociedad”, reiteró Vásquez Santos, al hacer referencia al proceso de consolidación que se nutre de los múltiples estudios académicos desarrollados en los niveles de formación de pregrado y postgrado. 


También: Última Feria Laboral de 2022 se realizará este martes


Sobre el panorama, en cuanto a la generación de nuevo conocimiento, Hernández Albarracín, expresó que, a la fecha en la Unisimón “tenemos en este momento, 29 estudiantes de doctorado en curso, con 29 tesis doctorales, lo cual es un hito en la ciudad y en la región, porque no existe otro doctorado que tenga este nivel de avance”, resultados que se suman a la publicación de libros, capítulos de libros y documentos de investigación en revistas indexadas o de impacto científico, de acuerdo a la clasificación en A1, A2, B y C que hace el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (Minciencias) de Colombia.  

Precisamente el Simposio Internacional de Educación sirvió para presentar la primera predefensa de una tesis doctoral en Norte de Santander sobre el tema de discapacidad y de maestros inclusivos en el departamento; temáticas que recogen el panorama real del territorio fronterizo y que, desde la Institución de Educación Superior, se espera, puedan llegar a ser apropiados por la comunidad en general.  

En aras de avanzar en la construcción del Pacto por la Educación, es pertinente generar reflexiones desde las universidades que puedan ser enriquecidas con los actores locales en entornos urbanos y rurales sobre diversas líneas temáticas que vinculen al sujeto en la definición de sus propias alternativas de mejora.  


Conozca: Todo listo para el primer Training Camp de los Santanderes en la UFPS


La educación como eje de discusión, también se debe fortalecer con nuevos enfoques que, desde la sociedad y comunidades, están tomando cada vez mayor importancia, “los temas son plurales, porque el campo de la educación es así mismo plural; filosofía de la educación, antropologías, sociologías, feminismos, nuevas masculinidades, digamos, todas las aperturas que se pueden construir en la emergencia de la educación de nuestros tiempos, que tiene que ser definitivamente transformada en todas sus dimensiones”, añadió el director del Doctorado de la Unisimón. 

Estos desafíos educativos en Norte de Santander están inmersos en un entorno tecnológico que exige de los beneficiarios mayor preparación para lograr un máximo aprovechamiento de los recursos. Así lo expresó la asesora del gobierno regional, Liliana Vergel, “es dándonos a la tarea de pensar en la educación que requieren nuestras nuevas generaciones, el desarrollo de las capacidades y competencias para el siglo XXI de frente a las nuevas tecnologías, la inteligencia artificial y todos los cambios tecnológicos que estamos hoy viviendo en el mundo, necesitamos sintonizarnos”. 

Por lo tanto, de una articulación entre el gobierno departamental y la academia, es viable que se pueda establecer una política pública educativa, a partir de una caracterización del territorio; desde sus propios actores locales, con las capacidades para reconocer las causas y consecuencias de las problemáticas sociales que inciden en la fragilidad educativa que se pueda percibir en el departamento, para transformar dichas situaciones de crisis en oportunidades que lleven a implementar nuevos planes y modelos más participativos en doble vía, buscando recuperar las potencialidades que tienen las nuevas generaciones que esperan alcanzar mejores estándares en calidad educativa. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Aliado Estratégico
Información de Aliado Estratégico
Domingo, 27 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión