Escuchar este artículo

PAE de Cúcuta no se ha podido adjudicar

Sábado, 29 de Enero de 2022
El programa de alimentación escolar no iniciará a la par con el calendario escolar de 2022.

Son 78.020 los estudiantes de colegios públicos de Cúcuta que al iniciar clases el próximo 31 de enero no recibirán a partir de esa fecha el Programa de Alimentación Escolar (PAE), debido a que el proceso de selección del operador que se lleva a cabo a través de la Bolsa Mercantil de Colombia se ha declarado desierto en tres ocasiones.

Lea aquí: ¡Atención! Este domingo no hay revocatoria en Cúcuta

A pesar de que desde el 24 de diciembre la administración municipal lanzó el concurso contractual para definir el operador del programa, en dos de las tres ocasiones se postuló un mismo aspirante, pero terminó retirándose horas antes de procederse a la adjudicación.  

Así, el inicio del PAE -que este año tiene previsto entregar 6.993 nuevos cupos llegando a 78.020 beneficiarios- se ha visto empañado por esta situación, que el mismo alcalde Jairo Yáñez ha definido como un presunto saboteo para impedir que se escoja al próximo operador.

“Desde la administración municipal hemos hecho todos los esfuerzos posibles para que el calendario escolar inicie a la par con el PAE. Sin embargo, hemos evidenciado que en los tres procesos que se han abierto para conseguir al operario de este programa, se han presentado situaciones ‘oscuras’ que nos dejan entrever que se está tejiendo un ambiente de saboteo, que hoy solo perjudica a nuestros niños y jóvenes. Seguiremos intentando, hasta donde la ley nos lo permita, lograr el mejor PAE posible para nuestros estudiantes. No cederemos a las presiones ni favoreceremos espacios para este tipo de jugadas”, manifestó el mandatario de los cucuteños.

Lea además: Atracos mortales, la especialidad del presunto asesino del intendente Paredes
 
Segundo intento fallido 

Tras la primera declaratoria desierta, se recibieron observaciones de tres firmas comisionistas interesadas en concursar y el 17 de enero este se lanzó nuevamente, ajustando las observaciones, pero el 19 de enero nadie participó, declarando por segunda vez desierto el proceso. 

Nuevamente, el 21 de enero la administración municipal lanzó la licitación con ajustes y el pasado 25  se postuló un único proponente, siendo el mismo que había participado en la primera ocasión. 

Le puede interesar: Policía acompañará a estudiantes en su retorno a clases

Sin embargo, ayer se notificó formalmente que el mismo proponente no subsanó los documentos y se retiró, declarándose por tercera vez desierto el trámite. 

En una comunicación formal, el comisionista informó la sorpresa y preocupación del hecho. 

Esta situación con el PAE fue ventilada por el veedor ciudadano Marcos José Zuluaga Barros, quien manifestó que no se entiende cómo no se tiene ya el operador, si desde noviembre del año pasado la Alcaldía recibió la autorización del Concejo para que procediera con este contrato por un valor de 36.447 millones de pesos.


 

Image

 

En efecto, el presidente de la corporación administrativa municipal,  Oliverio Castellanos, informó a La Opinión que fueron aprobadas vigencias futuras excepcionales mediante el Acuerdo 019 del 18 de noviembre de 2021.

Lea también: ¿Qué hay detrás de la masacre en Cúcuta?

Precisó que el interés del Concejo, el año pasado, se centró en darle las herramientas necesarias a la Alcaldía para que se pudiera cumplir, con suficiente antelación, el trámite de selección y adjudicación del contrato del PAE, “para que los niños comenzaran el calendario escolar con la correspondiente ración alimentaria”.

La Opinión conoció los oficios que el citado veedor ciudadano y el presidente del Concejo le enviaron a la secretaria de Educación, Jessica Ramírez,  en los que le solicitan explicaciones sobre la demora registrada para conseguir el operador del programa.

“Cómo presidente del Concejo solicito a la administración municipal dar una explicación pública pero, sobre todo, a los más de 78.000 padres de familia de los niños matriculados en los establecimientos públicos,  del por qué no tendrán el programa de alimentación escolar al inicio de clases”, reza uno de los interrogantes consignados en el oficio que Castellanos le dirigió a Ramírez.

Sin embargo, llama poderosamente la atención que en una comunicación dirigida a la Alcaldía de Cúcuta con fecha del 26 de enero, el veedor Zuluaga radicó un derecho de petición consultando las razones por las que se declaró nuevamente desierto el proceso, aunque este hecho ocurrió el 28 de enero.

Lea además: Norte de Santander fortalecerá su economía naranja y generará 50 mil empleos

Lo que preocupa ahora a los padres de familia  es que una nueva licitación  tardaría como mínimo 60 días para proceder a la adjudicación del contrato a la empresa que se hará cargo del PAE, es decir,  que solo hasta abril los niños empezarían a recibir las raciones alimentarias.

Sin embargo, se conoció que la Alcaldía descarta abrir otro concurso licitatorio y que continuará adelantando el proceso por medio de la Bolsa Mercantil, como ya se hizo en 2021.

Para Castellanos, lo que está sucediendo con el PAE obedece a la falta de planeación que existió desde un comienzo para dar inicio a tiempo al proceso de búsqueda del nuevo operador del programa. 

 

Image
Jessica Ramírez, secretaria de Educación de Cúcuta / Foto: Cortesía/ La Opinión

 

Bolsa Mercantil, preocupada con la situación 

Tras el retiro por segunda vez del aspirante a operar el PAE de Cúcuta, el comisionista remitió por escrito a la Alcaldía su preocupación y sorpresa:

“Como fue informado telefónicamente el día de hoy (ayer), una vez conocida la información me comuniqué con el comisionista vendedor que radicó documentos habilitantes, y al indagarle por la no subsanación me informó que había recibido instrucción de su cliente de no subsanar argumentando nuevamente el factor precio.

Lea aquí: El 24 de abril habrá nueva jornada de elección de comunales

“Le recordé que una vez realizada la republicación II mediante boletín No. 8, en conversación telefónica él me había manifestado que su cliente estaba de acuerdo con los precios, razón por la cual había radicado, y que no entendía el cambio de opinión del vendedor que estaba afectando los intereses del municipio y claramente de los niños beneficiarios del programa, a lo que me respondió que como sociedad comisionista debe acatar las instrucciones de sus clientes, que como lo establece el reglamento de bolsa puede desistir de participar del proceso cuando lo hace en los términos del mismo.

Lea además: ¿Estudiantes, obligados a vacunarse en colegios de Cúcuta?

“Por lo anterior, me encuentro preocupado con la situación, es la primera vez que como sociedad comisionista nos sucede esta situación, tenemos experiencia en procesos de PAE desde hace varios años (en estos momentos manejamos el del municipio de Armenia y Pasto, el año pasado manejamos Quindío) y nunca nos había pasado esta situación. Es normal que en estos procesos a pesar de la convocatoria e invitación a participar al mercado en general a través de las 10 firmas comisionistas de BMC y sus operadores, solo se presente un interesado, pero cuando este se presenta hace todo para quedar habilitado y para que se le adjudique la negociación, y lamentablemente en esta ocasión no es así”, manifestó el Comisionista Comfinagro, representante de ETC Cúcuta en la Bolsa Mercantil de Colombia.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda