Escuchar este artículo

Personas con enfermedades crónicas deberían seguir usando el tapabocas

Lunes, 9 de Mayo de 2022
Las personas de mayor edad tienen un alto riesgo de adquirir el COVID-19.

A propósito de la nueva medida del Ministerio de Salud y Protección Social, con la cual se elimina el uso obligatorio del tapabocas en recintos cerrados en territorios con más del 70% de vacunación y con dosis de refuerzo superior a 40%, el director nacional de Epidemiología de Coosalud EPS, Enrique Mazenett, ofrece un panorama acerca de la situación actual del virus en el país.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 


La eliminación del uso obligatorio de tapabocas en recintos cerrados en Colombia es una realidad en aquellos municipios que cumplen con dos condiciones: que el 70% de su población ya cuenta con esquemas completos de vacunación contra el COVID-19 y donde la aplicación de las dosis de refuerzo se encuentra por encima del 40%.

La medida, expedida por el Ministerio de Salud y Protección Social, entró en vigencia desde el 1 de mayo con cuatro excepciones: los medios de transporte, servicios de salud, centros educativos y hogares geriátricos, espacios en los que aún es necesario utilizar este elemento de protección frente al virus. No obstante, el 15 de mayo, la eliminación del tapabocas se extenderá a los colegios.

Frente a este panorama, Enrique Mazenett, director nacional de Epidemiología de Coosalud EPS, hace algunas precisiones, entre ellas, que no se han demostrado las razones argumentadas por determinados grupos para no recibir la vacuna; que los niños que no estén vacunados deberían recibir clases virtuales y, principalmente, que no se debe bajar la guardia ante la COVID.

En primera instancia, el especialista recomienda que los menores que no estén debidamente vacunados sigan recibiendo clases virtuales, para evitar que pongan en riesgo a los otros niños, a los profesores y a toda la comunidad en general.


Lea aquí: Acoso escolar en Cúcuta, un mal silencioso


Y es que, aunque en el país han fallecido alrededor de 300 niños por COVID, cifra muy inferior comparada con la mortalidad en adultos, “los menores deberían ir a las instituciones educativas con la vacuna contra el covid-19”, insiste Mazenett.

Así mismo, el directivo hace énfasis en que, pese a que las muertes y contagios por COVID-19 han disminuido considerablemente en las últimas semanas, las personas que se han vacunado o han tenido el virus del COVID-19 no deben bajar la guardia, “porque las vacunas son muy efectivas para proteger contra la hospitalización, contra la muerte o contra casos graves, pero no tanto para prevenir la transmisión y contagio del virus”.

El epidemiólogo recuerda que las personas de mayor edad tienen un alto riesgo de adquirir el COVID-19, junto con las que tienen condiciones como hipertensión, diabetes, obesidad, VIH, enfermedades respiratorias e, incluso, las embarazadas. Por lo tanto, “las personas que tienen estas condiciones, así como las mayores de 60 años, deberían seguir usando tapabocas de manera permanente”.


Lea también: Certificaron a 80 contralores estudiantiles en Cúcuta


No hay que olvidar que el tapabocas disminuye la transmisión del virus y eso está ampliamente demostrado. Sin embargo, existen otras alternativas efectivas para prevenir la propagación, como evitar los espacios cerrados con poca ventilación y los lugares con aglomeraciones.

Por otra parte, los estudios develan que los anticuerpos comienzan a disminuir después de los primeros meses de contagio o de la aplicación de la vacuna. “El virus va mutando y, entonces, logra evadir los mecanismos de defensa del organismo, por estas razones, no se va a producir ese fenómeno conocido como inmunidad de rebaño, que sí lo vemos con otros virus o sí hay una inmunidad de rebaño que se puede producir, pero es temporal”, aclara Mazenett.

Y agrega: “aunque no les hayan dado síntomas, se ha demostrado que muchísimas personas ya se han puesto en contacto con el virus, lo cual ha hecho que se hayan disminuido los casos de contagios en Colombia.


Lea también: Cúcuta impresionó en Nueva York con su trabajo en Migración


El experto resalta que, hoy día, no existe razón alguna para no vacunarse. “Los argumentos y las predicciones que usan las personas que están en contra de la vacunación no se han cumplido”, sostiene.
Es preciso recalcar que, “si las personas no practican el autocuidado, existe la posibilidad de que la medida obligatoria del tapabocas se vuelva a aplicar”, puntualiza el especialista.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda