Escuchar este artículo

Presentan método matemático desarrollado en Cúcuta

Sábado, 26 de Mayo de 2018
Resuelven la raíz cuadrada en 3 pasos.

El largo y engorroso método para resolver raíces cuadradas inexactas, que data desde los babilonios, fue reducido a solo tres pasos por un maestro de la escuela Sagrado Corazón, en Cúcuta. El profesor de matemáticas Sandro Javier Uribe Torres está empleando en clase un método corto y didáctico con el que logra hallar la respuesta de la operación matemática.

Él y sus alumnos lo bautizaron como el método Sandrini, que es empleado hoy en el colegio. Fue patentado por Uribe, pero  desea que el resto de los planteles también lo conozcan.

Hace tres años el docente fue cuestionado en el aula por un estudiante de séptimo grado. En la preparación para la Prueba Saber el alumno le discutió que la respuesta del libro estaba errada, porque la solución dada eran dos operaciones matemáticas más sin resolver.

“La respuesta al perímetro de un triángulo era una suma y una raíz cuadrada. Me decía el alumno: me toca ahora resolver una raíz cuadrada, qué no sé cómo hacer, y una suma. Eso no puede ser una respuesta”, recordó.

La inquietud del estudiante lo dejó pensativo y finalmente aceptó que el cuestionamiento del joven era razonable. “¿Cómo los matemáticos nos descuidamos tanto, que no hemos podido avanzar en cómo solucionar raíces inexactas de forma más sencilla, sin emplear la calculadora?”. 

El método antiguo para darle respuesta a esta operación tiene siete pasos, en otros casos sobrepasa los 10.

Tras revisar apuntes de la universidad, repasar gráficos que se usan en el plano cartesiano y emplear potencias, sumas... nada logró. Pasó un año echando cabeza y números.

Estando en clase, un año después, otro estudiante estaba pegándoles a los compañeros con la regla y las escuadras en medio de la clase de Uribe. 

Y medio de la explicación de la misma clase de hacía un año, y del llamado de atención al alumno le dijo: pero recuerde y no olvide que la radicación es el proceso opuesto a la potenciación. 

Esa respuesta fue suficiente para Uribe. Halló la solución al cuestionamiento del joven.

Al siguiente año, su método fue afinado con ayuda de un estudiante de octavo grado al descubrir por medio de la observación un nuevo planteamiento al modelo. “No imaginamos que esto reduciría tan drásticamente el método”. 

Asegura que el método Sandrini le hizo merecedor de un puesto en el Simposio Internacional de Experiencias Docentes Lasallistas, que se celebrará en Bogotá los días 14 y 15 de junio.

Allí expondrá el novedoso método que, según él, se vuelve un complemento para las clases de triángulos y Pitágora en la vida escolar.

También lo presentará ante Colciencias para dar a conocerlo. “El patrocinio a los que hacemos este tipo de hallazgos, es muy poco. Este método  tiene derechos de autor, y ya está en la red a través de mi canal Youtube, pero quiero que los matemáticos lo conozcan”, dijo. 

Para Uribe el método es una demostración que la retroalimentación de la enseñanza dentro del salón es incalculable. Asegura que en clases siempre hay posibilidades de aprender de aquello que falla.

Ejemplo del método

Siga el ejemplo de √30:

* Paso 1 (ubicación): escribimos el número que se va a calcular (√30) y el anterior con raíz cuadrada exacta junto con su raíz (√25=5), como límite inferior, y el consecutivo como límite superior (√36). 

√25     5 límite inferior
√30     5,___ raíz deseada
√36     6 límite superior

* Paso 2 (división):  siempre dividir el número 10 (número mágico) entre la suma de los límites  inferior y superior del paso 1.

10 ÷ (suma raíces límites)
10 ÷ (5+6)=11
10 ÷11= 0,90

* Paso 3 (decimal): calcular el decimal multiplicando el cociente del paso 2, por la distancia entre los dos números originales. 

0,90x(30-25)=0,90x5 = 45

Se le suma 2 por corrección: 45 +2= 47 

Resultado: √30= 5,47

Image
La opinión
La Opinión