Problemas que esperan soluciones que no llegan

Sábado, 27 de Octubre de 2018
Daños que le producen a la ciudad bloqueos injustificados en su movilidad.

El olvido que han tenido los gobiernos de turno de Cúcuta con una serie de problemas producidos por las lluvias y por la ausencia de alcantarillado pluvial, le está produciendo a la ciudad bloqueos injustificados en su movilidad.

En muchos de los casos, según expertos en hidráulica y alcantarillado, consultados por La Opinión, las soluciones son sencillas y de bajo costo; sin embargo, no se explica por qué los gobernantes que han pasado por la alcaldía no se han decidido a ofrecer las soluciones.

Oscar Zambrano, experto en la materia y director de estudios y diseños de Aguas Kpital, sostiene que en parte las causas que originaron estos problemas obedecen a la ausencia de un plan maestro de alcantarillado pluvial, pero también a que no se obliga a los urbanizadores a dar solución al tema de las lluvias cuando construyen.

Casos como los que se dan en el puente Jorge Gaitán Durán, la conocida calle del ‘Burro’ y la calle 15A de Los Caobos, por nombrar solo algunos, además de paralizar la movilidad, también atentan contra la seguridad de las personas y la salud pública, debido a que deben convivir con estancamientos de agua cerca de sus hogares por varios días. Las soluciones que se plantean para los seis problemas que presentamos en esta edición, no valen más de ocho mil millones de pesos, algo que contrasta con los $13.500 millones que se invertirá solo en el realineamiento de la Gran Colombia, dijo el ingeniero civil Carlos Olarte, experto en alcantarillado pluvial.

Puente Jorge Gaitán Durán

El problema: Desde hace más de veinte años el puente Jorge Gaitán Durán queda convertido en un río cada vez que llueve, debido a que las aguas que descienden de la parte alta de Torcoroma no tienen por dónde evacuar al río Pamplonita, pues el alcantarillado instalado en la parte baja, alrededores de la Silla Coja y avenida 2 de San Luis, es insuficiente.

La solución: habilitar más desgües a la altura de la Silla Coja y el cruce por la avenida 2, e instalar una tubería de no más de 30 metros para llevar el agua hasta el río Pamplonita. También se debe hacer mantenimiento a las cajuelas.

Calle 2 (Del Burro)

El problema: Estancamiento de las aguas lluvias hasta por cinco días, cada vez que llueve, debido a que el alcantarillado está taponado. Esto impide el tránsito automotor y de personas por esta vía, en particular de los estudiantes de la Universidad Francisco de Paula Santander.

La solución: La más rápida y de bajo costo, es destaponar el colector que pasa por un costado de la calle 2 y construir desagües más grandes a ambos lados de la vía. La solución definitiva es construir un colector de 20 pulgadas de  unos mil metros lineales para llevar directo las aguas al río Pamplonita.

Prados del Este

El problema: Todas las aguas lluvias que provienen de la parte alta del barrio San Martín descienden hasta Prados del Este y producen fuertes inundaciones a lo largo de la calle 7, pero el tramo más crítico es entre las avenidas 7 y 8, donde los vecinos quedan atrincherados por horas en sus casas. En ocasiones el nivel de las aguas asciende a los 70 centímetros en la vía.

La solución: Se debe construir un colector que evacúe las aguas al canal Callejas que construye la Alcaldía y que está ubicado a 1 kilómetro de distancia del barrio. Pero también se tienen que construir desagües a ambos lados de la calzada, para evitar el represamiento de las aguas. 

Calle 17 con 2e Los Caobos

El problema: En este tramo se produce el represamiento de agua hasta conectar con la avenida Los Libertadores, debido a que se forma una batea por el desnivel de la vía. Las inundaciones duran entre dos y tres días.

La solución: La más sencilla es construir desagües a lado y lado de la vía y llevar el agua por una tubería de no más de 30 metros hasta el colector que va por el separador de la avenida Los Libertadores y de ahí hasta el río Pamplonita.

Calle 15a Los Caobos

El problema: desde hace más de diez años los vecinos padecen inundaciones por la batea que se forma en la calle 15A entre las avenida 3E y Los Libertadores. El desnivel produce el estancamiento de las aguas.

Solución: se debe instalar una tubería hasta empalmar con el colector de aguas lluvias que va por el separador de la avenida Los Libertadores. Se debe también desbloquear este colector en  la intersección de la calle 13, ya que en ese tramo está colmatado. Pero también se debe hacer el diseño de un nuevo colector que reemplace el de diez pulgadas que hoy está instalado, con nuevos desagües a lado y lado de la vía,  debido a que el que hay allí no tiene suficiente capacidad para evacuar las aguas porque es de diez pulgadas.

Sin embargo, este colector se encuentra bloqueado a la altura de la calle 13, por lo que se recomienda a la Alcaldía emprender una limpieza a fondo para permitir que el agua fluya sin obstáculos.s de desagüe que hay sobre la cubierta del puente, debido a que permanecen taponadas de basura y ello impide la evacuación de las aguas lluvias. El municipio ya tiene diseños de la solución que se requiere en este sector, pero el problema ahora es que no tiene los recursos.

Avenida 1 con calle 25

El problema: Todas las aguas lluvias que caen en la parte alta de San Rafael y hacia la vía que conduce a la Brigada, evacúan en esta intersección vial causando inundaciones que dificultan el tránsito automotor. Las inundaciones duran hasta 6 horas y cuando las lluvias son muy fuertes, ocho.

La solución: los expertos recomiendan la construcción de un colector de no más de 120 metros lineales que expulse estas aguas hasta el río Pamplonita, cruzando la avenida Los Libertadores. Además, en el cruce de la avenida 1 con calle 25 se deben construir suficientes desagües a lado y lado de la calzada, a fin de evitar el represamiento de las aguas lluvias.