Escuchar este artículo

Programa 'Mi Negocio Ya', se varó sin empezar

Viernes, 26 de Enero de 2018
La Contraloría Municipal solicitó una respuesta por parte de la representante del banco.

Emprender su negocio es el sueño de Elizabeth Flores. Entró al programa Mi Negocio Ya, a través del cual se preparó y capacitó para elaborar masatos y yogurt para vender al mayor y al detal. Catorce meses tiene esta nortesantandereana dentro del plan nacional, que busca conformar microempresas.

Junto con ella, unas 600 personas, todas con sus emprendimientos listos, y con sus manos ya preparadas, esperan tener las herramientas, unos para arrancar, y otros para reforzar las unidades productivas existentes. 

Según explican, la Alcaldía otorgó la capacitación, y el Departamento para la Prosperidad Social (DPS) debía entregar 1.600 millones de pesos para adquirir las herramientas de trabajo. Sin embargo, el DPS canceló el contrato a la operadora Fundapruc por incumplimiento, y todo se frenó.

“Necesito una licuadora industrial para armar mi negocio, pero estamos en veremos, esperando que se liquide la plata para adquirir lo que cada uno necesita”, dijo Flórez.

Liz Afanador, peluquera, relató que ella aceptó participar en el programa, porque necesitaba de ciertas piezas en su peluquería, para terminar de afianzarla como negocio. “Se nos solicitó, además de la capacitación, una serie de requisitos que cada uno cumplió; sin embargo, seguimos esperando, pero ahora dicen que hay que esperar que escojan otra operadora. Y eso se lleva su tiempo. ¿Hasta cuándo vamos a seguir esperando?”, dijo.

Explicó que muchos de los participantes son pobres, y tuvieron que buscar plata para movilizarse a las capacitaciones y las cotizaciones de las herramientas que necesitaban. “Sentimos que nos tomaron el pelo, esperamos que no haya sido una pérdida de tiempo”, dijo Afanador. 

Le puede interesar: Beneficiarios de proyecto empresarial exigen respuestas a la Alcaldía de Cúcuta

Maritza Pérez tiene 13 años con un negocio familiar de comida rápida, en Belén. Tiene sus esperanzas puestas en Mi Negocio Ya para renovar el establecimiento. “Tengo fe en que realmente nos van a dar lo que necesitamos. Con esta venta de comida mantenemos a nuestros tres hijos, su educación, alimentación, por eso confío que todo saldrá bien”.

La esperanza de Maritza y del resto de los casi 600 afectados radica en un viaje a Bogotá que tiene planteado la secretaria del Banco del Progreso, Leidy Carolina Bermúdez. Esta visita busca aclarar dudas sobre el tiempo que tomará escoger a la nueva operadora, pero lo más importante y lo que desean saber los afectados: ¿está el dinero?. Aunque Bermúdez aseguró que sí.

La contralora municipal, Blanca Cruz, explicó que brinda acompañamiento a los afectados, y solicitó una respuesta por parte de la representante del banco, quien se comprometió a viajar el 30 de este mes a Bogotá para buscarle una respuesta a los afectados.

Image
La opinión
La Opinión