Escuchar este artículo

Proyecto de formación virtual para docentes comenzó a funcionar

Lunes, 18 de Mayo de 2020
Las líneas de acción contempladas están orientadas a la protección y garantía de derechos de niñas y niños. 

La crisis generada por la llegada del coronavirus ha hecho que muchos sectores se tengan que reinventar para seguir creciendo y ese ha sido el caso de la educación en la región.

En la institución educativa María Inmaculada de Villa del Rosario han adoptado un proyecto de formación virtual para docente denominado “Educar no entra en cuarentena”, como estrategia de apoyo a la pedagogía en medio de la contingencia de la COVID-19. 

A través de esta iniciativa se fortalecen los saberes y habilidades de los educadores y directivos mediante la reflexión, construcción y acompañamiento en temáticas relacionadas con el acceso a herramientas para el proceso académico desde la virtualidad, acompañamiento y protección psicosocial a la niñez y cuidado a los docentes como guardianes de sus estudiantes. 

Las líneas de acción contempladas están orientadas a la protección y garantía de derechos de niñas y niños en cuanto al acceso a la educación, la atención y protección a maestros. Además, están enfocadas a ofrecer orientación psicosocial a los menores en temas como la explotación y el abuso sexual en ámbitos educativos, prevención y detección del racismo, xenofobia y otras formas de intolerancia en las aulas.

Las jornadas de formación se están llevando a cabo desde el pasado 7 de mayo en sesiones de dos horas y media por semana, para ello se dividió a los maestros en dos grupos, primaria y bachillerato. 

Vea También: La telemedicina llegará a zonas vulnerables

Se espera culminar el ciclo el próximo 29 de mayo y habilitar el proyecto en otros establecimientos educativos de Norte de Santander. 

Este proyecto es liderado por la Secretaría de Educación en articulación con el Consejo Noruego para Refugiados y Save The Children, y es financiado a través del programa ‘Education cannot wait’.  

Formación constante 

Y es que desde que se tuvieron que adoptar las clases virtuales para continuar con los periodos académicos, la secretaría de educación del departamento ha intentado que sus maestros y personal educativo tenga las mayores herramientas para afrontar este reto.

Es por eso constantemente tiene cursos de formación para sus educadores. Además, ha adoptado las medidas necesarias para lograr llegar a los niños y jóvenes estudiantes que no cuentan con los elementos para lograr tener clases virtuales y para eso ha empleado guías impresas que facilitan el aprendizaje.

Image
La opinión
La Opinión