Escuchar este artículo

Pruebas piloto: esperanza para la economía de Cúcuta

Viernes, 17 de Julio de 2020
Acodrés insiste en que los restaurantes están listos para la reactivación en medio de la pandemia.

El sector de turismo de Cúcuta advirtió que ante la declaratoria de alerta naranja hospitalaria decretada por la Administración Municipal y la Gobernación de Norte de Santander, está en las manos de los cucuteños volver a la cuarentena estricta o reactivar el comercio en su totalidad.

Lo anterior fue una de las conclusiones de la rueda de prensa organizada por este sector económico en la que además estuvieron presentes representantes de todas las asociaciones del gremio en Norte de Santander, al igual que el alcalde Jairo Yánez; el secretario de Desarrollo Social y Económico, Sergio Maldonado y la Secretaría del Banco del Progreso, Lina Jaramillo.

Los directivos del sector turístico de la ciudad dieron a conocer su preocupación por lenta reactivación que han tenido y las cuantiosas pérdidas que deberán  afrontar si Cúcuta vuelve a un confinamiento total. 

Por tal razón, celebran el anuncio del presidente Iván Duque de que el 21 de julio se llevará a cabo el primer vuelo piloto nacional, pues esto representaría para el turismo una leve reapertura.

Sector en crisis

En este evento, las asociaciones informaron sobre la difícil situación que atraviesan. Por ejemplo, el sector hotelero de la ciudad, registró en el mes de junio de 2020 una ocupación de un 5.8 por ciento, mientras que el año anterior había alcanzado el 57.5 por ciento en el mismo mes.

Por su parte, las Agencias de Viajes y Operadores de Turismo desde que se inició el confinamiento tuvo un cierre del 100 por ciento de ellas, y hoy en día solo están operando el 2 por ciento.  

El sector gastronómico, que está ejecutando acciones en servicio a domicilio y recogiendo productos, no supera el 20 por ciento de la operación de restaurantes, por lo que se les hace imposible cubrir los gastos pertinentes en relación a nómina y arrendamiento; señalan que están en una crisis total.

De acuerdo a las cifras de la Cámara de Comercio, en Cúcuta se encuentran registrados 2.080 establecimientos turísticos generadores de 27.480 empleos directos, sin contar los empleos indirectos que la actividad turística genera como es el servicio de taxis, comercio, textil, proveedores de cualquier tipo de producto o servicio de estas empresas.

Sin embargo, como se mencionó en el Decreto 0190 de 2020 expedido por la alcaldía de Cúcuta, la prueba piloto para los restaurantes que se tenía prevista para los próximos días se suspende hasta que el Ministerio del Interior y el Ministerio de Salud aprueben la viabilidad de la misma para la ciudad. 

Lo anterior se dará cuando la tasa de contagios mengue o se logre aplanar la curva, por lo que las autoridades municipales y directivos de los gremios económicos insisten a la ciudadanía mantener las medidas de bioseguridad, cumplir con extremo cuidado las normas de autocuidado y acatar el aislamiento social obligatorio. 

Insistieron en que depende del comportamiento de los cucuteños que se pueda llevar a cabo el descenso del número de los contagios por coronavirus. 

Listos para plan piloto en el aeropuerto

A pesar de la suspensión prevista de las pruebas pilotos en la ciudad, dada la declaratoria de la alerta naranja en la red hospitalaria, el primer vuelo domiciliario en el país sí se realizará en Cúcuta, así lo dio a conocer el presidente Iván Duque.

Esta decisión fue apoyada por la administración municipal y elogiada por las aerolíneas, cuya actividad ha sido duramente afectada por la crisis sanitaria. Alfonso Ávila, presidente de Easyfly, mencionó que la aerolínea está preparada de acuerdo con el protocolo que exige el Ministerio de Salud que contempla unas 200 directrices sobre todas las acciones que se deben llevar a cabo una vez el pasajero llega al aeropuerto.

Explicó que, todo el personal está capacitado para atender de manera oportuna guardando todas las medidas de bioseguridad.

Por su parte, el Secretario de Desarrollo Social y Económico, Sergio Maldonado precisó que quienes podrán viajar en estos primeros vuelos son aquellas personas que se encuentren dentro de las excepciones o que puedan justificar la emergencia de su viaje; hizo hincapié en que estos vuelos no serán para todas las personas.

Restaurantes aún están a la espera

Un plan piloto que aún sigue suspendido al considerarse a Cúcuta como ciudad de alto impacto en contagios por coronavirus, es el de los restaurantes. Sin embargo, Acodrés sigue insistiendo en que los restaurantes están listos para que esto se lleve a cabo, ya que se han capacitado y han decidido, a pesar de la crisis, invertir en la implementación de protocolos de bioseguridad, con el objetivo de no perder sus negocios.

Belkys Díaz Contreras, directora ejecutiva de Acodrés explicó que son cerca de 300 restaurantes los que están esperando su reapertura, pues “los restaurantes están listos para brindar a cada uno de los clientes la seguridad y confianza, además de vivir la experiencia gastronómica”, precisó.

El mandatario local, Jairo Yáñez mencionó que a pesar de la suspensión se seguirá trabajando con este sector para que apenas el Gobierno Nacional dé vía libre para la implementación del plan piloto, se pueda ejecutar de inmediato.

Hotelería y agencias de viaje se preparan

Con la reapertura gradual del aeropuerto internacional Camilo Daza, llega una buena noticia para el sector hotelero y las agencias de viaje, dado que dentro de la cadena de protocolos de bioseguridad que debe seguir un pasajero, incluye a estos dos sectores.

Estela Murillo, presidente de Anato capítulo Oriente, dijo que después de los cuatro meses de inactividad, las agencias se han preparado con jornadas de sensibilización e implementación de las medidas sanitarias para evitar que el viajero se exponga a un contagio por COVID-19.

Murillo señaló que están más que preparados, pues en las agencias prima la entrega a todos los pasajeros de los protocolos que siguen aeropuertos, aerolíneas, hoteles y restaurantes.

Alexander Trujillo, presidente de Cotelco capítulo Norte de Santander, mencionó que es de vital importancia la realización de esta prueba piloto, pues de lo contrario el sector hotelero muy difícilmente se va a reactivar.

De igual manera, hizo énfasis en que la responsabilidad de poder controlar esta pandemia y poder dar una reapertura a la economía local, está en manos de cada persona, pues las empresas están listas para reabrir sus puertas, pero sin el apoyo de la ciudadanía no será posible. 

Nuevas medidas para contener los contagios

El Puesto de Mando Unificado (PMU) llevado a cabo por la Gobernación de Norte de Santander y la alcaldía de Cúcuta determinó medidas extraordinarias que se implementarán con el objetivo de contribuir a disminuir los contagios de COVID-19 en la ciudad. 

El mandatario departamental, Silvano Serrano, dadas las conclusiones del PMU, determinó por medio del decreto 0598 del 2020, que se modifica el horario de toque de queda por los días 17, 18, 19 y 20 de julio del presente año. Así las cosas, por este fin de semana la restricción total de circulación iniciará desde las 6:00 de la tarde hasta las 5:00 de la mañana. 

Quedan exceptuados del toque de queda quienes hagan parte de la fuerza pública, personal de la salud, trabajadores que presten sus servicios de turno y que se encuentren en ese horario (deben estar debidamente identificados), personal de farmacias y establecimientos de productos alimenticios de primera necesidad y transporte público.

También se dio a conocer que se espera un posible cierre de La Parada en el municipio de Villa del Rosario, dado los inconvenientes que se están presentando. Precisó además que se ejercerá un mayor control de los migrantes que ingresan al departamento.

Serrano también mencionó que dentro del PMU se dio a conocer el plan de expansión hospitalaria. 

El mandatario regional precisó que el departamento recibió 20 ventiladores mecánicos por parte del Gobierno Nacional y se está avanzando en la consecución de los mismos. 

Estos ventiladores se suman a los 33 que se alquilaron recientemente para un total de 53, que representan la misma cantidad de camas en cuidados intensivos, destinada a la atención de pacientes COVID-19 en el Hospital Universitario Erasmo Meoz. 

Además, señaló que se amplió con 43 carpas RH la capacidad hospitalaria externa del Hospital.

Image
La opinión
La Opinión