Escuchar este artículo

Se salvó subsidio para usuarios de pilas públicas de Cúcuta

Miércoles, 2 de Mayo de 2018
El Concejo pidió a EIS y Aguas Kpital reunirse para que elaboren propuestas técnicas que no afecten a los más necesitados.

Los casi 70 mil usuarios de pilas públicas en Cúcuta, más los ciudadanos de estratos 1 y 2 subsidiados con recursos del Sistema General de Participaciones  (SGP) se salvaron de que este beneficio fuese desmontado, por un proyecto presentado por la Alcaldía y que el Concejo decidió no debatir, por falta de argumentos.

Los concejales, reunidos en comisión, aplazaron la discusión hasta que la EIS y Aguas Kpital se reúnan, hagan una modelación, y lleven propuestas técnicas, que no afecten a los más pobres.

Según el concejal Juan Capacho, si bien es necesario “encontrar un equilibrio que permita cubrir las proyecciones para los nuevos usuarios, como no hubo suficiente motivación técnica ni estudios, no tuvimos elementos objetivos de estudio”.

Por ello, pidió a Aguas Kpital y la EIS que se faciliten “elementos de juicio, y cuando la administración presente su propuesta con base en estos soportes técnicos, seguiríamos el estudio”.

Por su parte, el concejal Nelson Ovalles enfatizó en que la ciudadanía puede estar tranquila porque “no se van a acabar los subsidios, ni la Fundación V&C, ni se va a dejar de suministrar agua a estas comunidades”.

En este sentido, el concejal Víctor Suárez manifestó: “no estoy dispuesto a participar en ningún desmonte de subsidios para las clases menos favorecidas de la ciudad. Mi respuesta es no”.

Sin embargo, aclaró que una situación distinta se daría si en la modelación se establecen porcentajes ajustados, que no generen déficit.

Entre tanto, el concejal Jaime Marthey cuestionó el crecimiento de invasiones y su legalización, que también afectan la distribución de subsidios, razón por la que pidó no seguir mandando un mal mensaje a los invasores profesionales.

Aunque el Concejo prefirió aplazar la discusión, no se entiende por qué la administración presentó por cuarta vez la iniciativa, sin estudios que convenzan a la corporación.

El proyecto presentado por la Alcaldía, señala que la asignación de recursos del SGP para 2018 es de 13.808 millones de pesos, cifra que debería destinarse en su totalidad a los subsidios, sin poder invertir en otras actividades permitidas en la ley 1176 de 2007, y quedando con un déficit de 455 millones.

De ahí, la necesidad de modificar los “componente subsidiables” en cargo fijo y en cargo por consumo, y eliminar los subsidios de cargo por conexión y reposición de micromedidores.

“Con este proyecto se pretende conjurar el problema presupuestal que se presentaría si no se modifican los subsidios”, estipula el proyecto.

Habla Aguas Kpital

El gerente de Aguas Kpital, Hugo Vergel, resaltó la “posición de defensa del Concejo” y la actitud comprensiva de la Alcaldía “de no perjudicar el bolsillo de los cucuteños”.

“Hay buena voluntad de no afectar a los más necesitados, como son los asentamientos atendidos por las pilas públicas, con 12.500 viviendas y unos 70 mil habitantes”, dijo. 

Explicó que lo que se gira por el SGP se utiliza para cubrir la diferencia entre los subsidios y las contribuciones, pero está pendiente por establecer el verdadero déficit y cómo se cubrirá.

Agregó que lo ventajoso para los usuarios sería que no se desmonten los subsidios, y dijo que “uno también tiene que entender que los recursos son limitados y que se tendrá que hacer sacrificios en el desmonte de un porcentaje, ojalá pequeño”.

De llegar a ese punto, se espera que la disminución de los subsidios sea leve, o que se cubra con recursos del municipio.

Prórroga de sesiones

De otro lado, el Concejo estará sesionando durante 10 días más, con el fin de estudiar algunos proyectos de acuerdo que están pendientes, tales como la enajenación de inmuebles como el lote en el que está ubicado el hospital mental Rudesindo Soto.

También, se radicó esta semana una iniciativa de la administración para la compra de predios destinados a las obras previstas en el plan de desarrollo.

El presidente del Concejo, Jaime Marthey, señaló que los estudios y debates se están haciendo “de manera responsable”, e invitó a ediles y a la comunidad en general a participar en los debates “que son públicos”.

“Las decisiones no se están tomando de espaldas a la ciudad, sino  para que la gente sepa que el Concejo está cumpliendo con sus labores”, puntualizó.

Image
La opinión
La Opinión