Escuchar este artículo

Sede educativa en la comuna 8 “no está en condiciones para la presencialidad"

Jueves, 20 de Enero de 2022
La Secretaría de Educación detalló que hace unos días expertos en infraestructura visitaron la sede para evaluar el estado de la misma. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión

Ayer en la mañana, en la sede María Teresa Guasch de la Institución Educativa Presbítero Daniel Jordán, se llevó a cabo una manifestación pacífica por parte de varios padres de familia que, aseguran, no enviarán a sus hijos a clases el próximo 31 de enero, pues señalan que el plantel se encuentra en pésimas condiciones, representando un peligro para los estudiantes. 


Lea también: Peajes en Cúcuta, con destinos diferentes

En esta sede estudian aproximadamente 600 niños de la jornada de la mañana y de la tarde, todos del nivel primario. 

“Pretenden que los niños regresen a clases presenciales, pero la institución no está adecuada para que ellos vengan, hay paredes que están que se caen. Este colegio ya tiene más de 43 años de funcionamiento y ya es hora de una nueva infraestructura, eso es lo que estamos solicitando”, dijo Mayury Burgos, madre de familia que estuvo presente en la manifestación. 


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Los acudientes señalaron que el lugar se ha convertido en cuna de delincuentes, pues durante los dos años de pandemia que el colegio ha permanecido cerrado, se han presentado robos de lámparas, cámaras de seguridad, tubos de aires acondicionados, tejas de Eternit, detallando que, del comedor escolar se llevaron ollas de presión, cucharas y hasta licuadoras. 

“Esas paredes están débiles, los baños no los arreglaron, los salones están muy pequeños, no tienen espacio para la ventilación, son oscuros, hace un calor terrible que pareciera que los niños estuvieran en un baño sauna, o sea por todos lados la institución está mal”, mencionó Sonia Cótamo, otra madre de familia. 


Lea aquí: Exempleados de Mauricio Leal abrieron peluquería con apoyo de Laura Acuña

 

Image
Padres de familia manifiestan que no enviarán a sus hijos al colegio, hasta que este no garantice todas las medidas sanitarias. /Foto: Cortesía / La Opinión

 

La Opinión estuvo en la sede educativa y pudo evidenciar que, el lugar pareciera estar abandonado, sobre todo en la zona de lo que se supone tendría que ser una cancha, pero está llena de maleza y se ha convertido en un botadero de basura y refugio para serpientes que, según indican algunos padres de familia, ya han picado a varias personas. 


Entérese: Asobares pide claridad sobre exigencia de carné de vacunación para empleados

“La Policía Nacional no puede ingresar a la institución, porque ellos están afuera y los ladrones adentro. Ellos se meten en la madrugada y esperan que las autoridades se vayan para salir con las cosas robadas. Necesitamos seguridad dentro de la sede”, precisó Pedro Fuentes, delegado de la Junta de Acción Comunal del barrio Niña Ceci en la comuna 8. 

Los padres de familia indicaron que su intención no es vulnerar el derecho de la educación de los niños, sino protegerlos de cualquier accidente, por lo que, proponen que, mientras se adecua la sede, estos puedan recibir clases en el CIAF (Centro Integral de Atención a la Familia) que está en el sector o reubicarlos en otras sedes de la institución. 

Durante la manifestación, los padres de familia estuvieron acompañados por el concejal Edinson Contreras, quien sostuvo que, esta situación no es solo responsabilidad de la administración actual, sino que esto se presenta desde hace muchos años.


Más información: El 35% del gremio docente en Táchira ha renunciado

“Hemos estado dialogando con la comunidad y socializando unos proyectos que se quieren hacer por Findeter y el Área Metropolitana de Cúcuta, para adecuar, pero la comunidad quiere arreglos de fondo. Como ente municipal vamos a estar pendientes para que los recursos lleguen a la institución educativa”, agregó el concejal. 

Image
Piden que la sede sea intervenida cuánto antes. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión

 

Funcionarios de la Secretaría de Educación Municipal llegaron hasta el lugar para hablar con los padres de familia y docentes y acordaron iniciar mesas de trabajo el próximo miércoles, con el objetivo de que los estudiantes vuelvan a la presencialidad como ya está previsto. 


Lea además: Buseteros piden que usuarios paguen completo el pasaje

“Sabemos y comprendemos las dificultades de infraestructura de la sede porque son debilidades que llevan décadas sin subsanarse, sin embargo, los padres y madres de familia no pueden condicionar el regreso a clases de los niños y más aún en el momento en el que por fin se invierten recursos. Para esta sede tenemos previsto la adecuación de baterías sanitarias y adecuaciones menores, pero reitero que esto no puede ser condicionante para el regreso de los estudiantes”, expresó Jessica Ramírez, secretaria de Educación Municipal. 

La funcionaria precisó que, el pasado viernes, expertos en infraestructura visitaron la sede para evaluar el tema, porque no todo el colegio está en condiciones limitantes y que del concepto que les entreguen, decidirán si es necesario adecuar otro espacio. 

"También vimos una ausencia de mantenimiento, los colegios reciben recursos cada año para mantenerlos y no dejar 'que se mueran'. Vuelvo y reitero que una deuda de décadas no puede condicionar el regreso", agregó la secretaria. 


Lea también: Hospital de Cúcuta estrena tecnología para cirugías de cáncer gástrico

Ramírez mencionó que por ahora se llamará al rector y directivos de la institución para conocer la planificación y gerencia en estos casos, porque como Secretaría tienen su canal de comunicación con quienes son los encargados de administrar los recursos de la institución para su funcionamiento y no llegar a extremos en los que los colegios están "dejados". 

"Invitamos también a la comunidad a que participe de manera propositiva porque la corresponsabilidad de educar a los estudiantes es de todos, pero en el marco de proponer soluciones y no crear condiciones ni obstáculos, esperamos es todo lo contrario que se sumen apoyando y cuidando", puntualizó la funcionaria. 

Por su parte, Víctor Manuel Pedraza, coordinador de la sede Teresa Guasch, indicó que, efectivamente a la sede necesita un mantenimiento general, para que no se "estropee la entrada de los niños a la presencialidad". 

 

Lea: 9 líderes sociales fueron asesinados en Norte en 2021

"Nosotros tenemos reunión el martes con los padres de familia, ahí se les va a comentar la situación para saber qué posición van a tomar realmente que son los que tienen los niños acá", expresó el coordinador. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion . 

Image
Pancartas que dejaron afuera de la institución. / Foto: Jorge Gutiérrez / La Opinión
Image
Deicy Sifontes
Deicy Sifontes

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda