Escuchar este artículo

Sin garantía el Centro Comercial a Cielo Abierto

Miércoles, 4 de Noviembre de 2020
Las calles y avenidas que se beneficiarían por el megaproyecto se ven perjudicadas por la oscuridad en la que se encuentran.

El apagón de las luminarias instaladas en la fase 2 del proyecto Centro Comercial a Cielo Abierto, que viene desde el centro de la ciudad pasando por la avenida 4 y 5 entre calle 13 y 19 con extensión al monumento Cristo Rey, tiene angustiada a la comunidad de este sector.

A causa de la falta de luminarias las calles se han venido convirtiendo en foco de inseguridad, blanco fácil para el consumo de drogas y alojo para habitantes de calle.

“Muchas veces en la mañana abro la puerta y encuentro hombres viciosos durmiendo aquí en el andén, porque, como esto es oscuro, ellos aprovechan para hacer sus cosas y se quedan dormidos, además a uno le da miedo sentarse en la noche afuera porque atracan”, puntualizó Julia Pérez, habitante del barrio La Cabrera.

Con el mismo inconformismo se encuentra Jonathan Contreras, residente del barrio La Playa. “Los habitantes de calle hacen sus necesidades y dejan todo sucio, ese proyecto lo que hizo fue perjudicar porque ahora las calles están más oscuras que antes y los atracadores aprovechan”, recalcó. 

¿Quién responde?

Esta iniciativa se llevó a cabo en 2019 con los recaudos del impuesto de valorización por un monto de $7.300 millones, prometiendo iluminación led, parlantes con sonido ambiente y garantías de movilidad. En el momento, estos servicios no se están prestando.

Sin embargo, Didier Iscala, ingeniero al frente de la firma contratista de este proyecto, dijo que “se entregó energizado, cuando el constructor hace la obra ellos lo entregan a Alumbrado Público, y ellos son los encargados de manejar todo lo relacionado con el mantenimiento, y de brindar información sobre el estado de las luminarias”. 

Rafael Oñoro, gerente de Alumbrado Público, señaló que ese tema está en manos de la Alcaldía, agregando que no tienen conocimiento sobre ese proyecto por lo que no son los encargados del mantenimiento de las luminarias.

La Opinión indagó con la Alcaldía de Cúcuta para conocer quiénes estaban a cargo de la vigilancia y mantenimiento del Centro Comercial a Cielo Abierto. 

En la oficina de Planeación Municipal precisaron que era la concesión de Alumbrado Público la que debe tener dicha información porque la oficina de Servicios Públicos es la encargada de vigilar, pero no de ejecutar. 

No obstante, Marcela Rodríguez, subdirectora de Servicios Públicos, informó que están solicitando la información sobre este proyecto, porque no aparece entregada a la concesión por lo que están en proceso de revisión sobre el recibimiento dichas obras.

Las pólizas

Jorge Omar Gandolfo, exsecretario del Departamento Administrativo de Planeación Municipal, quien estuvo frente a la ejecución, evidenció las constancias de las pólizas de garantía, que constataban que la obra debía tener vigencia hasta el 2023.

Compromiso que no se ha cumplido, porque hasta la fecha las luminarias no llevan ni un año de haberse instalado y solo estuvieron encendidas el día de la inauguración.

“Quien debe responder por el funcionamiento es la Unión Temporal Espacio Cúcuta 2019”, puntualizó Gandolfo. Por su parte, Unión Temporal Espacio Público Cúcuta 2019, respondió que durante esta semana se encargarán de hacer efectiva la póliza y que todas las luminarias instalas enciendan nuevamente.

Image
La opinión
La Opinión