Escuchar este artículo

Sin plata para pagar, ancianato puede quedarse sin agua en pandemia

Jueves, 22 de Octubre de 2020
La Fundación Hogar de la Esperanza, en el barrio El Contento, brinda cobijo a 30 abuelos y busca “corazones solidarios”.

No recibe ayuda de ninguna autoridad y con las uñas trabaja para brindar refugio a 30 abuelos abandonados que encontraron allí alimentación y un techo digno. Esta es la Fundación Hogar de la Esperanza, en el barrio El Contento de Cúcuta.

La organización sin ánimo de lucro, creada en el año 2000 y registrada en la Cámara de Comercio, pasa por una situación difícil ante la falta de recursos. En medio de la pandemia de coronavirus no ha dejado de velar por los ancianos a los que ampara, pero se puede quedar sin agua por falta de pago.

La situación la dio a conocer Miguel Ángel Beltrán, director de la Fundación Hogar de la Esperanza, quien está preocupado ante el inminente corte del servicio. Precisó que lleva tres meses sin cancelar el recibo y la deuda asciende a más de $800.000.

“Hacemos de todo para poder estar al día con los servicios, si hay para pagar luz no hay para el agua, pero ahí vamos, sacando el hogar hacia adelante, que poco a poco se ha venido arreglando y equipando para los abuelos. Quedarnos sin agua, y con esta pandemia, pueden traer graves consecuencias”, expresó.

Beltrán pidió invitó a los “corazones solidarios” a brindarle una mano amiga, para pagar esta deuda con Aguas Kpital. Los interesados pueden acercase a la sede del hogar, en la avenida 11 del barrio El Contento, número 15-95, o comunicarse al número de celular 3108164425.

Igualmente, tienen a disposición la cuenta de ahorro Bancolombia N° 83405551180, la cual está a nombre de la Fundación Hogar de la Esperanza. Su NIT es 900.468.179-3.

El director de la fundación recordó no solo le proporcionan alimentación y techo a los 30 abuelos que cuidan, también les dan asistencia médica. Durante la emergencia sanitaria por la COVID-19, afortunadamente estas personas de la tercera edad no ha presentado quebrantos en su salud.

Image
Web la Opinión
Web La Opinión