Escuchar este artículo

Talud amenaza a 13 familias

Viernes, 17 de Marzo de 2017
Una tragedia podría ocurrir en el barrio Camilo Torres.

La familia Figueroa Tarazona, seis adultos y seis niños, completaron ayer dos semanas durmiendo en medio de sobresaltos y del temor de que en cualquier momento queden sepultados por la montaña que tienen al frente de su vivienda.

Las sospechas de que algo malo iba a ocurrir quedaron confirmadas el martes de madrugada, cuando se desprendieron tres gigantescas rocas y quedaron detenidas a solo tres metros de la casa donde llevan viviendo desde hace 12 años.

El desprendimiento de rocas y tierra se produjo, según el líder de Camilo Torres, Nelson Gómez, por la filtración de agua de dos tuberías del acueducto que se rompieron semanas atrás en la parte alta de la calle 18 con avenida 19.

 El problema en ese sector ya se veía venir, pero nunca se le prestó atención por parte de la oficina de Gestión del Riesgo del municipio ni de la empresa responsable del acueducto, Aguas Kpital.

La familia Figueroa Tarazona, cuya casa está ubicada en la base del cerro que atraviesa Camilo Torres, denunció a La Opinión que las filtraciones de agua en esa loma siempre han estado vigentes, pero en los últimos cuatro días, con las lluvias que han caído sobre Cúcuta, el problema se agudizó.

“Estuvimos llamando a Aguas Kpital para que acudieran a reparar el daño, pero solo lo hicieron cuando parte del talud se vino abajo sobre la casa de los Figueroa”, dijo Gómez.

La empresa de acueducto procedió a reparar las tuberías el jueves, y aunque las filtraciones cesaron, no sucede lo mismo con las lluvias, que  es la amenaza que tienen ahora no solo los Figueroa, sino otras diez familias que viven en la cima del cerro.

José Elí Sánchez, vecino del sector, denunció que aunque el Cuerpo de Bomberos hizo presencia en el lugar de la tragedia, no sucede lo mismo con la alcaldía ni con la oficina de Gestión del Riesgo, con miras a determinar medidas de seguridad para quienes viven en inmediaciones del cerro que se está desprendiendo.

La Familia Tarazona teme que de seguir las lluvias cedan las rocas que quedaron detenidas  a solo tres metros de la vivienda donde duermen 12 personas.

Socorristas del Cuerpo de Bomberos sugirieron la reubicación inmediata de las familias afectadas.

Ayer, el alcalde César Rojas ordenó al director de la Oficina de Gestión del Riesgo, Félix Muñoz, un informe detallado de lo que ocurre en Camilo Torres, para proceder con las soluciones que se requieren en esa zona.

El Ideam pronosticó para los próximos tres días, lluvias aisladas para Cúcuta.

Image
La opinión
La Opinión