Escuchar este artículo

Tema de salud en Cúcuta es un atentado contra la vida: usuarios

Miércoles, 21 de Septiembre de 2016
Junto a los voceros de los sindicatos aseguran que hay complicidad de los gobiernos de turno.

Lo que está sucediendo con la salud de los cucuteños fue calificado ayer por los usuarios y voceros de los sindicatos del sector como un atentado contra la vida, ‘con la complicidad de los gobiernos de turno’.

Los más críticos con esta delicada situación que tiene a más de 1 mil 300 usuarios del departamento en completa zozobra fueron los veedores de la salud. Nicolás Salazar, quien representa a los pacientes de VIH (alto costo) en la capital nortesantandereana. Manifestó que la crisis del sector es la crónica de una muerte anunciada. “Nosotros lo advertimos hace dos años, pero nadie le prestó atención”.

Agregó que la propuesta del gobernador William Villamizar, de declarar la emergencia de la salud, no es la solución, “eso es aparentar lo que no se ha hecho y salvar en cierta forma responsabilidades”.

Salazar dijo que no se explica cómo las autoridades de salud del municipio y el departamento se quedaron calladas cuando Cafesalud asumió la carga de Saludcoop. “Si estaba demostrado que esa Eps no podía con sus usuarios, cómo iba a responder con los de otra Eps, eso fue una irresponsabilidad consentida de las autoridades”.

Sostuvo que la solución es de plata y, en ese sentido, lo que ha debido hacer Villamizar y los alcaldes del área es ir a reclamarles al ministerio de Salud y a la Superintendencia de Salud por qué no se les ha pagado lo que se les debe a las Ips.

Carlos Sánchez, otro veedor de salud, señaló que hace rato se están muriendo los pacientes de Cafesalud y de las demás EPS y ni la Gobernación, ni las alcaldías del área metropolitana han levantado su voz de protesta ni han salido en defensa de los usuarios de la salud.

Para nadie es un secreto que el superintendente Norman Muñoz no está interesado en venir a Cúcuta a sancionar a ninguna Eps, “pues él es amigo de todos esos gerentes, qué le va a importar”, puntualizó Sánchez.

'Si se ha reclamado'

Al se indagada por estas reclamaciones, Judith Ortega, secretaria de Salud del Municipio, admitió lo expresado por Salazar al señalar que el problema radica en que las Eps no le estan cancelando a las Ips, lo que ha generado que se niegen a atender a los pacientes de las entidades morosas.

Aseguró que a la Supersalud sí se le ha notificado la crisis en reiteradas ocasiones, ‘pero no ha dado respuesta alguna’.

Por su parte, el presidente del Sindicato de la salud del departamento, Luis Alfonso Buitrago, reclamó la intervención de la Defensoría del Pueblo y la Personería para que se ponga fin al paseo de la muerte al que tienen sometidos a sus usuarios las Eps.

Deben ir a otras EPS

La Superintendencia Nacional de Salud dijo ayer que ante el retiro de Cafesalud de 19 municipios de Norte de Santander los usuarios deben solicitar su afiliación en otras Eps.

Los municipios corresponden a Bochalema, Cácota, Cáchira, Chitagá, Cucutilla, El Carmen, El Tarra, Hacarí, Herrán, Labateca, La Esperanza, La Playa, Pamplonita, Puerto Santander, Ragonvalia, San Calixto, San Cayetano, Santiago y Silos.

El superintendente Norman Muñoz manifestó que en estos municipios pequeños, al igual que en otros 592 en el país, en los que hay 10, 20 o 30 afiliados por cada uno, probablemente lo que se estaba era desgastando la operación y lo que se necesita es que Cafeslaud concentre su operación en donde mayor cantidad de afiliados tiene.

Dijo que, en ese sentido, los usuarios de estas localidades deben solicitar su afiliación en otras Eps.

La Opinión