Escuchar este artículo

Temen por los yukpa por posibles crecientes del río Táchira

Martes, 10 de Abril de 2018
Esta semana serían reubicados del terreno que ocupan en inmediaciones del puente internacional.

No ha sido fácil la tarea presidencial encomendada a Felipe Muñoz en cuanto a devolver el orden a la convulsionada frontera con Venezuela.

Dos meses después de anunciadas las medidas para reorganizar el flujo migratorio procedente de Venezuela, al igual que para contener la comisión de delitos como el contrabando de carne y de combustible, las autoridades, bajo la dirección de Muñoz, afinan detalles para encarar temas sensibles en materia de salud, educación, los retornados colombianos que a diario ingresan al país provenientes del vecino país, y el de los indios yukpa.

Este último tema, el de los indios venezolanos yukpa,  se convirtió en una papa caliente para las autoridades colombianas, en cuanto no se ha podido concretar  un diálogo directo con los miembros de esa comunidad venezolana. ¿Qué es lo último que se decidió sobre este tema?

Felipe Muñoz: 1. se les va a hacer el Ramv en el sitio donde se encuentran viviendo en El Escobal a fin de evitar la dispersión; 2. hay una alerta del comité de gestión del departamento para el sitio que están ocupando a orillas del río Táchira, debido a que las intensas lluvias podrían provocar crecientes súbitas y ello pone en riesgo la vida de los yukpa. En este sentido se acordó hablar con los caciques para, de ser el caso, reubicarlos en otro lugar alejado del río; 3. se llevará a cabo esta semana una brigada de salud para brindarles atención médico-odontológica, vacunación y el control de talla y peso de los niños.

Hay una alerta por la aparición de un brote de mal de Chagas en el estado Táchira. También por el ingreso de personas con el virus del sarampión al país. ¿Qué garantías se están dando a la población en esta materia?

Nuestra meta es blindar la salud. Están activados los 150 puntos de vacunación en el departamento, más cuatro puntos móviles que van por aquellos municipios apartados fronterizos, como es el caso del Catatumbo. Con el Instituto Departamental de Salud y Secretarías del ramo de los municipios fronterizos se reforzó la vigilancia epidemiológica y se avanza en una campaña de salud pública para mantener informada de los controles a los ciudadanos. A la fecha tenemos en el hospital Universitario Erasmo Meoz a 32 pacientes venezolanos con enfermedades crónicas.

¿Qué medidas se van a adoptar para garantizar el servicio de educación a los niños venezolanos?

Migración Colombia y el ministerio de Educación trabajan en la expedición de una nueva resolución que les será remitida a los rectores de la frontera, para hacer más expedito el proceso de registro y matrícula de estos niños, sin muchos requisitos. Sin contar los de Cúcuta, en Norte de Santander están en sistema de educación pública  unos 3.724 niños.

¿Qué va a pasar con 12 niños cuyos papás los dejaron abandonados en Cúcuta?

Ellos están ahora en el sistema de protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar. La preocupación grande es que las gestiones que se han adelantado por parte de Cancillería y el Icbf  con sus pares venezolanos no han arrojado ninguna respuesta de parte del vecino país para reintegrar a estos niños con sus padres biológicos.

¿En la lucha contra el contrabando se pide a diario resultados. En qué términos avanza la estrategia que despegó el ocho de febrero?

Llegan 55 nuevos hombres a reforzar la Policía Fiscal y Aduanera, al igual que un nuevo comandante, debido al traslado del coronel Oscar Cortés a la subdirección nacional de ese cuerpo policial. Este refuerzo está dirigido a contener el contrabando de carne. Se van a intensificar los controles en los negocios y en los centros de abastos.

Image
La opinión
La Opinión