Formulario de búsqueda

-
Domingo, 29 Julio 2018 - 5:30am

‘Torombolo’, cuatro décadas haciendo reír a los cucuteños

Édgar Mojica Ojeda, junto con su esposa y sus tres hijos, son ejemplo de superación por medio del arte.

Alfredo Estévez / La Opinión y Cortesía
Su familia encarna a ‘Chupetica’, ‘Bomboncito’, ‘Torombolito’ y ‘Colombinita’
/ Foto: Alfredo Estévez / La Opinión y Cortesía

La infancia de los modelo 64 fue sana, no teníamos redes sociales y el WhatsApp era cuando mi mamá salía a la puerta de la casa y a grito entero decía: pa’ dentro. La frase era clara e indiscutible, a la segunda vez venía acompañada con el cable de la plancha. El respeto era inmenso.

Recordando este hecho jocoso, Édgar Mojica Ojeda, conocido como el payaso ‘Torombolo’, contó las aventuras de una vida dedicada a hacer reír a los semejantes junto con su esposa y sus tres hijos, quienes también se pintan y usan trajes coloridos para avivar las enseñanzas del artista.

Su mamá Miriam Ojeda, y su papá Otoniel Mojica, forjaron su personalidad y de ellos adquirió los valores que nutrieron su esencia.

‘Torombolo’ es natural de Bucaramanga y en la capital de Santander descubrió su pasión por el oficio. “A los 9 años empecé a pintarme pero fue a los 12 cuando me gané mi primer pago por un show. Recuerdo que el único programa que veía, en blanco y negro, era Animalandia y de ahí copiaba entradas cómicas”.

El pago lo consiguió haciéndoles una función a más de 100 niños que iban a hacer la primera comunión. “Era acólito y el padre me prestó un salón, cobré 50 centavos por persona y ese día me di cuenta de que había nacido para hacer reír”.

En Bucaramanga se hizo payaso, pero fue en Cúcuta donde consolidó su oficio. Hace 29 años, con lo del pasaje y una pequeña maleta, viajó a la frontera y pagó una residencia cerca de la terminal. Al día siguiente, luego de haber dormido compartiendo el ventilador con el cuarto de al lado, salió a guerrear en la calle con 100 pesos; con 50 compró un tinto y con lo que quedó tomó un bus para San Antonio, estado Táchira (Venezuela).

Al llegar se pintó y vistió de payaso, se transformó en ‘Torombolo’, se subió en un bus para San Cristóbal y le dio pánico, por primera vez en años de espectáculos. “Eché una carreta y me bajé con una bolsa llena de billetes y de monedas y así transcurrió mi vida por tres meses”.

Para el artista, maquillarse es un ritual a la hora de encarnar a ‘Torombolo’.

La novatada

Un error de novato en el país vecino le significó a ‘Torombolo’ tres días de cárcel. La causa: cruzó la alcabala vestido de payaso, la guardia lo tomó como un delito y a la celda. 

Allí se encontró con vendedores que lo conocían y también estaban tras las rejas, ellos le dieron comida por los tres días, pues de lo contrario debía comer espaguetis blancos y con apariencia desagradable, que era lo que proporcionaba la guardia venezolana.

Al salir de este capítulo amargo en su vida como payaso, dejó los buses y su siguiente escenario fue Las Cascadas en El Malecón de Cúcuta.

Allí hacía sus shows los domingos y al finalizar pasaba el sombrero. Además, vendía narices de colores que elaboraba con pimpones; bailarines, marionetas y lápices que pintaba de rojo y decoraba con escarcha.

Le pudede interesar El IV Festival de Payasos llena de alegría a Cúcuta

Una vida de risas

“A la dueña de la cartera la conocí en una feria artesanal en el parque Colón (hoy plaza Victoria). Estaba vendiendo muñecos y haciendo una presentación. Ella estaba con dos sobrinas y en el público llamaba la atención por su belleza. Subí a una de las niñas a la tarima y ese fue el gancho”.

Al compañero de ‘Torombolo’ también le gustó y de avispado le pidió el número y la dirección, con tan mala suerte de que el papelito se le cayó y ‘Torombolo’ lo recogió.

Al día siguiente fue a visitar a Sonia Rodríguez Ortega y ella se quedó asombrada al verlo sin maquillaje y como la química fue mutua, salieron a comer helado. A los ocho días se hicieron novios, a los tres meses se casaron y “el resultado de la vuelta son tres hermosos hijos”.

‘El dúo ‘Torombolo’ y ‘Torombolito’ disfruta llevando alegría a los barrios.

Un quinteto cómico

Al año y medio de haberse casado en la iglesia del barrio Claret de Cúcuta, a ‘Torombolo’ le salieron dos piñatas y su risueño asistente se enfermó. 

Su esposa le dijo que ella se sabía las entradas cómicas y se pintó. “Sabía que frente al público le iba a dar pánico, en el carro iba fría y se rompió el hielo buscándole el nombre de payasa, le decía ‘morcillita’ y justo cuando así la iba a presentar dijo ‘Chupetica’”.

Como pareja cómica duraron 23 años y ahora su esposa dejó de ponerse los trajes para diseñarlos y confeccionarlos. Además, es quien maneja la parte organizacional y logística del negocio.

De sus hijos, el primero en pintarse fue Jonathan, a los 8 años. Se puso ‘Torombolito’ en homenaje a su papá y “el primer show fue espectacular. Ese día me dije, este chino tiene el gen”.

En el oficio de payaso Jonathan encontró su pasión por el periodismo. Asistía al programa de televisión que ‘Torombolo’ tenía en Tu Kanal y con el paso de los años estudió comunicación social, carrera de la que está por graduarse.

A él le siguió la mayor de las hijas de ‘Torombolo’, Kelly Johanna, de 25 años y conocida como ‘Bomboncito’, una mujer con una personalidad arrolladora.

La más pequeña de la casa, Daniela Valentina, creció viendo payasos y el día que nació, el 16 de diciembre, su papá salió de un show corriendo para la clínica y la primera imagen de la bebé al abrir los ojos fue la de su padre maquillado.

Juntos, la familia Mojica Rodríguez, son el perfecto quinteto del humor. En Cúcuta gozan del reconocimiento del público y con agradecimiento ‘Torombolo’ le hace una venia a los centenares de personas que han disfrutado del espectáculo.

La sencillez es una de sus virtudes y con agrado les agradece a quienes le han dado oportunidades, entre ellos alcaldes, gobernadores y a la actual gestora social, Cecilia Soler.

“Me gano la vida a punta de risas y las enseñanzas son invaluables. Los cucuteños son agradecidos y lo más satisfactorio es poder dejarles a mis hijos un legado. Desde el primer día que se vistieron les puse reglas y ahora caminan solos, siendo personas valiosas para la sociedad”.

Eduardo Rozo

@eduardorozo5

Apasionado por el periodismo ambiental y cultural

Suscríbete y recibe las últimas noticias de La Opinión
Publicidad

Comentarios

Publicidad
Publicidad

Publicidad
Mundo
Artículo

El Vaticano sella un acuerdo histórico con China sobre los obispos

El papa Francisco reconoció a siete obispos que fueron nombrados sin su aval por el régimen comunista.

AFP

Cucuteño será Bruno Mars en 'Yo me llamo'

También el doble de la banda Vilma Palma, conformada por artistas de esta región, logró clasificar con una excelente presentación.

Publicidad
Judicial
Artículo

Una mujer, detrás del crimen de Cantinflas

Según las autoridades, el hecho ocurrió, al parecer, por el robo de una droga.

Archivo La Opinión
Economía
Artículo

Norte tiene potencial para generar más energía

El departamento cuenta con geografía privilegiada y riqueza hídrica.

Cortesía
Publicidad
Política
Artículo

Vargas Lleras y la ambiciosa agenda de Cambio Radical

Este es el partido más activo en materia legislativa. 

Archivo
Judicial
Artículo

Venezolano fue detenido por homicidio

José Miguel Mora Domínguez es señalado de ser el autor del asesinato de Adrián Martínez, también venezolano. 

Cortesía
Publicidad
suscripciones
Publicidad
Región
Artículo

En Labateca le dicen no a la xenofobia

Se espera que ningún colombiano adopte posiciones discriminatorias contra los inmigrantes.

Cortesía
+ Deportes
Artículo

Copa del Mundo: Jossimar Calvó a finales en arzones y paralelas

El gimnasta cucuteño es el único colombiano en esta competencia en Hungría.

Archivo
Publicidad
Cúcuta
Artículo

Elogios a labor del Meoz en Cúcuta contra cáncer pulmonar

83 casos de cáncer se diagnosticaron en el hospital universitario Erasmo Meoz entre 2016-2017.

Cortesía
+ Deportes
Artículo

Oro en 200 metros pecho para cucuteño

El deportista participa con la selección Colombia en la Copa del Pacífico. 

Archivo y Cortesía
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.