Escuchar este artículo

Trabajadoras del ICBF protestaron por “ración de hambre”

Lunes, 31 de Enero de 2022
Afuera de la Regional de Bienestar Familiar, en Cúcuta, se plantaron decenas de madres comunitarias.

Para este martes, 1 de febrero, está previsto el retorno de las actividades presenciales en los centros de atención infantil bajo la responsabilidad del Instituto Colombiano de Bienestar familiar (ICBF). 

Sin embargo, esto podría no darse, debido a la “ración de hambre” que les darían a los niños y niñas, de acuerdo con la denuncia de las madres comunitarias y ‘Fami’, quienes prestan sus servicios en estos hogares infantiles y decidieron desarrollar un plantón en las afueras de la Regional del ICBF, en Cúcuta, este lunes.

Lea además Protestan en escuela de Cúcuta en regreso a clases

 

Ataviadas de carteles y el Pabellón Nacional, centenares de trabajadoras de provenientes de la capital de Norte de Santander y municipios aledaños le exigieron a la directiva de Bienestar Familiar atender de su queja, porque de lo contrario no iniciarán labores.

“Pedimos el ajuste a la ración o la minuta, porque le Gobierno solo aprobó 4.030 pesos para darle alimentación diaria a los niños, esto es una pelea en todos los departamentos. Con 4.030 pesos no podemos entregar un desayuno reforzado, un almuerzo y una media tarde. Es una minuta sobre recargada”, expresó Janeth del Pilar Navarro, representante de la Asociación Cerro La Cruz.

Protesta en el ICBF

Añadió que ellas no tienen por qué poner de su bolsillo para ajustar el costo de la ración y es una falta de respeto solicitarles dinero a los padres de familia para completar lo que actualmente cuesta esa minuta alimentaria. 

Nosotros atendemos niños, no animalitos, y la alimentación es un derecho primordial y en estos momentos está siendo vulnerado”, enfatizó la representante de la Asociación Cerro La Cruz.

Proveedores no quieren despachar raciones

 

Ana Socorro Peña, representante legal de la asociación del sector Las Américas y fiscal del Sindicato de Madres Comunitarias (Sindimaco), manifestó que con el costo de la vida de ahora es muy difícil alimentar a cada niño con 4.030 pesos diarios. 

Le puede interesar Iniciaron las clases presenciales en Norte de Santander

“Sacan una minuta bien recargada y si no cumplimos, entonces Bienestar Familiar nos cae encima. Los proveedores tampoco quieren despachar raciones, porque ese dinero no alcanza. O ajustan la minuta o ajustan el presupuesto… Con ese dinero podría decirse que es una minuta de hambre”, sostuvo.

María Lucrecia Castaño, representante legal de la Asociación Camilo Torres, insistió en que su reclamo es de hambre para los niños, porque los proveedores se comunicaron con ellas para decirles que este año no les prestarán sus servicios, si no ajustan la canasta alimentaria o suben el presupuesto.

“¿Cómo vamos a empezar a trabajar si no tenemos proveedor que nos despache marcado? ¿Y qué hacemos con el dinero, si no nos va a alcanzar? Si no les alcanza a ellos que son mayoristas a nosotras, menos. Lo que más nos duele son las familias, porque las mamás y papás quieren llevar a sus hijos a nuestros servicios”.

Lea también Policía acompañará a estudiantes en su retorno a clases

 

Durante el plantón de las trabajadoras, Jessika Danitza Flórez Torres, directora regional del ICBF, comenzó reuniones, las cuales se prolongaron hasta muy tarde este lunes, con las representantes de las organizaciones y sindicatos y nutricionistas para atender la queja. 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda