Escuchar este artículo

Tres posibles escenarios frente al coronavirus en Cúcuta

Domingo, 29 de Marzo de 2020
“Bajo el peor escenario tendríamos 66 mil personas contagiadas con COVID-19”, según un estudio de la Alcaldía.

Colombia se mantiene bajo el confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional y las autoridades de Cúcuta mantienen los esfuerzos para contener la expansión del coronavirus, por lo que el gabinete del alcalde Jairo Yáñez continúa entregando ayudas alimentarias a las familias más vulnerables, para que permanezcan en sus casas.

El Ejecutivo local, a través de la Secretaría de Salud, hizo un estudio que pretende que la ciudadanía tome conciencia de la gravedad de lo que podría pasar si no se siguen cumpliendo los protocolos establecidos para evitar más contagios de COVID-19.

La Secretaría de Salud viene realizando una proyección sobre cómo será el comportamiento del coronavirus (COVID-19) en la ciudad de Cúcuta durante los próximos 30 días. Hasta el 27 de marzo se tenían en Norte de Santander 15 casos confirmados; 14 en Cúcuta y 1 en Villa del Rosario”, destacó la Alcaldía.

Recordó que desde el 25 de marzo no se reportan más contaminados en el departamento, pero esto no quiere decir que se haya dado una contención en la propagación del virus. Por el contrario, lo que pudo haber ocurrido es que se haya presentado un retraso en el análisis de las pruebas, toda vez que la máquina con la que se hacía esto en Bogotá, estuvo averiada durante un par de días. 

“Por ello, es importante no bajar la guardia y mantener los esfuerzos por continuar con el confinamiento obligatorio”, enfatizó el gobierno municipal.

Dentro del estudio establecieron tres posibles escenarios en Cúcuta:

-El primero, que sería el peor de todos, expone un posible contagio de 2.5 personas por cada caso positivo para COVID-19. 

-El segundo, que sería el escenario actual, plantea un posible contagio de dos personas por cada positivo.

-El tercero el mejor escenario se daría si continuamos cumpliendo con un aislamiento obligatorio estricto y atendiendo todas las medidas sanitarias estipuladas por el Gobierno del presidente Iván Duque.

“No obstante, si viajamos hacia adelante un mes en el tiempo, bajo el peor escenario tendríamos 66 mil personas contagiadas con COVID-19; en el escenario actual, tendríamos 20 mil; y en el mejor escenario posible, 4 mil casos confirmados”.

La cantidad de camas en UCI

La situación no implica que los contagios vayan a requerir hospitalización, porque por estadística, siguiendo el patrón mundial, se ha podido establecer que el 15% requiere hospitalización en cama y 5% de estos casos podría ir a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Según la Alcaldía, analizando la capacidad instalada en la ciudad, se tiene que la red pública y privada de salud cuenta con 945 camas. Sin embargo, el 82% de ese total permanece ocupado cada mes, lo que deja a la ciudad con 169 camas en promedio mensualmente.

“Haciendo el estimado en el tiempo y mirando las estadísticas, para el día de hoy ya debería haber dos hospitalizados, pero como no los hay todavía, eso quiere decir que la fecha de ocupación máxima de capacidad instalada se va corriendo”.

De acuerdo con la proyección, si Cúcuta estuviera en el peor escenario, para el 5 de abril ya tendría el 100% de la capacidad instalada llena y se requeriría, además, de unas 15 camas adicionales. 

“Para el 7 de abril necesitaríamos 5 camas más y bajo el mejor escenario posible, para el 12 de abril ya estaríamos con la capacidad instalada copada y necesitando 12 camas más”.

Si bien todo esto son proyecciones a partir de datos estadísticos, lo que queda claro es que la fecha de ocupación máxima se va a ir corriendo y puede estar entre el 14 o 15 de abril, por lo que todavía hay tiempo para hacer un campamento aislado de hospitalización que se propuso sea en el INEM, y continuar con toda la parte financiera de proyección económica que necesitaría este centro para atender a los pacientes.

Además, de todo lo que necesitaría el personal que vaya a entrar allí y no podría salir, lo que obliga a buscar una dotación de todo tipo en áreas para comer, dormir y realizar todas las demás actividades del día a día.

Instalan carpas en el hospital de Cúcuta

A partir de la entrega de las 30 Unidades de Vivienda Familiares (RHU) al Hospital Universitario Erasmo Meoz, este sábado, la Secretaría de Gestión del Riesgo y Desastre, el equipo humano del centro asistencial, ACNUR, Bomberos y Ejército Nacional se dieron cita para continuar con la instalación de las mismas.

La Alcaldía de Cúcuta informó que serán tres grupos con 10 carpas cada una y tendrán un diseño en forma de ‘H’ con la capacidad de atender a 24 pacientes, lo anterior bajo las directrices, diseño y lo acordado con el hospital, que busca ampliar de la zona de reposicionamiento y contingencia para la COVID-19.

“Se continúa trabajando bajo los lineamientos de alcalde  Jairo Yáñez para la coordinación de todo el plan de acción y contingencia del coronavirus junto con el equipo de la Secretaría de Salud Municipal y del Instituto Departamental de Salud (IDS), que permita seguir articulando esfuerzos y abordar las acciones propuestas de la mejor manera”, expresó Huber Plaza, secretario de Gestión del Riesgo de Desastre.

Recordó que la sala de crisis del centro logístico de las instalaciones del CEGIRD está activo 24/7 y que continúan trabajando así como “lo plantea nuestro alcalde, porque Cúcuta, es una estrategia de todos. Estamos seguros que del trabajo en conjunto y la unión de todos los esfuerzos nos llevarán victoriosos de la situación que estamos viviendo”.

Entrega de ayudas

El Departamento de Bienestar Social informó que entregó, con apoyo de la ONG Samaritan's Purse, soluciones alimentarias que han beneficiado a diferentes poblaciones vulnerables, como lo son los habitantes de calle, 125 adultos mayores en estado de vulnerabilidad, los niños pacientes de VIH de la Fundación Oasis, los abuelos del Asilo Rudensindo Soto y ajóvenes vulnerables de la Barra del Indio y sus familias.

También han dado mercados a personas en condición de discapacidad en diferentes comunas y a los 20 ancianatos de la ciudad.

“A los habitantes de calle, además, se les entregaron kits de aseo y 500 sándwiches donados por la compañía Subway. A los miembros de la comunidad indígena Yukpa que permanecen asentados en el barrio El Escobal, también se les entregaron kits de aseo para que eviten salir de este lugar y no violen el confinamiento obligatorio decretado por el Gobierno Nacional”.

Este es el comunicado de la Alcaldía de Cúcuta:

Image
Web la Opinión
Web La Opinión