Escuchar este artículo

Vandalismo en el Parque 300 años

Martes, 21 de Agosto de 2018
Más de $8.000 millones fue la inversión que se hizo en el gobierno del entonces alcalde Donamaris Ramírez.

Las 38 bancas del Parque 300 años de Cúcuta están desvalijadas. Mercedes Colina, una estudiante de 22 años, va todas las mañanas a usar el punto de wifi que hay en la plaza, pero desde hace meses debe sentarse en el borde de metal de la banca o, incluso, en el piso.

Las tablas marrones que servían de asiento fueron robadas. Nada quedó. Así como algunas de las canastas de basura que también fueron hurtadas.

Más de $8.000 millones fue la inversión que se hizo en el gobierno del entonces alcalde Donamaris Ramírez. Hoy, estos recursos están perdidos, puesto que los vecinos se quejan del mal estado del mobiliario.

En el parque situado donde antes de se encontraba la empresa Bavaria, tampoco funcionan las dos grandes fuentes de agua, que sirvieron de atracción durante algún tiempo para quienes cruzan por el céntrico lugar.

Acá antes se podía traer a los niños a disfrutar y jugar con las fuentes luminosas, pero ya de eso no queda nada. Es increíble que por falta de voluntad, vigilancia y mantenimiento una inversión tan grande se esté perdiendo”, dijo Marcos Herrera, habitante de la zona. 

Gloria Márquez, vecina, señaló que desde principios de año hay vigilantes todo el día, y le hacen mantenimiento al parque. “A los delincuentes no les importa que haya vigilante, igual, se han terminado de robar las tablillas que quedaban, porque a principio de año todavía quedaban algunas donde la gente se podía sentar, pero ahora no hay ninguna en buen estado”, indicó.

Los comerciantes aseguran que los drogadictos y vagos también se han llevado parte del mobiliario del parque. 

“Los vagos se llevan lo que sea para venderlo y el parque fue objeto de una masacre lenta. Lo desangraron en mobiliario, y lo bonito que tenía ya lo perdió. La gente viene solamente de día a sentarse en el piso para el internet, pero en la noche queda la soledad”, dijo Gregorio Cárdenas, encargado de una venta de comida cercana.

Recuerda Cárdenas que cuando recién se inauguró, ese espacio en las noches adquiría el mayor atractivo consistente en los chorros de agua multicolores de sus fuentes, donde los más pequeños se divertían jugando.

En tan corto tiempo se desgastó esta inversión. Deberían de recuperarla, pero sobre todo mantenerla en el tiempo”, dijo.

La Secretaría de Planeación había proyectado poner en funcionamiento las fuentes, al menos durante cuatro horas al día, pero para ello necesitaba $18 millones mensuales, dinero que nunca se autorizó.

La jardinería del Parque 300 años está en buen estado, pero la gente sigue lanzando la basura por donde les plazca.

Image
La opinión
La Opinión