Escuchar este artículo

A Venezuela va a parar la contaminación de los ríos en el departamento

Martes, 26 de Septiembre de 2017
Los vertimientos de los ríos Zulia, Pamplonita y Táchira, llegan al lago de Maracaibo.

La afectación que sufre el recurso hídrico en el departamento por causa de los vertimientos y la contaminación no es lo único que preocupa a las autoridades de Norte de Santander, sino que los problemas del agua terminan, inevitablemente, en Venezuela.

Para Francisco Bermont, secretario departamental de aguas, la situación es delicada y preocupan todos los vertimientos  que transcurren por los ríos Zulia, Pamplonita y Táchira, en su recorrido rumbo al lago de Maracaibo.

Debido a ello, considera que llegó el momento en que el Gobierno Nacional busque mecanismos que mitiguen la contaminación de esta “cuenca transnacional y el vertimiento de todos los desechos a Venezuela”.

Si bien el secretario aseguró que se han cumplido algunas actividades para tratar los vertimientos, esta es una competencia de los municipios pero la inversión real que deben hacer puede oscilar entre 2 mil a 10 mil millones de pesos (dependiendo el caso), y no hay presupuesto que logre cumplir la meta.

Además, cuestionó que el Gobierno Nacional no brinde estímulos para reducir los vertimientos y que tampoco se logren recursos adicionales por este concepto.

“Es mucho más fácil pagar por contaminar, como lo hace la mayoría de empresas, que hacer tratamiento para no verter”, declaró el funcionario. “La ley obliga a los municipios a hacer los tratamientos pero no les permite buscar otros mecanismos de inversión”.

Ahora, si las alcaldías lograran construir los sistemas de tratamiento de aguas residuales, quedan el mantenimiento y la opración del sistema, con cargo a las tarifas. 

Por ello, insistió en que se debe salir de la fórmula “quien contamina, paga” con el fin de que las empresas prestadoras del servicio eviten contaminar.

Debido a esto, dijo que siempre ha planteado la urgencia de buscar que el Gobierno Nacional apoye a la región, “porque los vertimientos caen en afluentes transacionales que requieren una acción conjunta con Venezuela”.

Agregó que Los Patios, Villa del Rosario, Cúcuta, Pamplona, Bochalema, Chinácota, Puerto Santander, y Pamplonita que generan mayores vertimientos directos tienen además cerca del 85 por ciento de la población del departamento “y ninguno tiene sistema de tratamiento de aguas residuales”.

Algunos datos

Según Corponor, el río Zulia tiene 39 puntos de descargas provenientes de Puerto Santander, Cúcuta, Mutiscua, Santiago, Gramalote, Durania, Salazar, Arboledas, Sardinata, El Zulia, San Cayetano y Cucutilla.

Un estudio de Aguas Kpital, del año anterior,  señaló que Cúcuta enviaba cada segundo 722 litros de aguas residuales al río Pamplonita, es decir, los cucuteños producían en total 1.047 litros por segundo de aguas negras, y 69,01 por ciento llegaba al río Pamplonita.

Una de las sugerencias de la Gobernación al orden nacional es que se aporten recursos a la región, y al tratamiento de las aguas binacionales, a través de los Conpes de paz. Con esto, se podrán generar actividades puntuales que ayuden a mitigar los efectos adversos sobre el entorno del vecino país, originadas en el débil tratamiento de aguas residuales, pues aunque se afirma que en el recorrido de los ríos se logra la dilución de sólidos, no hay solución para las bacterias que sobreviven.

Image
La opinión
La Opinión