Escuchar este artículo

Vivimos en una ciudad negada: discapacitados

Martes, 18 de Septiembre de 2018
Las personas en esta condición reclamaron mejores garantías a las autoridades para su movilización en Cúcuta.

La desbordada invasión del espacio público, medios de transporte inadecuados y ausencia de rampas en los andenes son tres de las barreras que no les permite en Cúcuta la libre movilidad a las personas con discapacidad física.

Por estas condiciones que ellos llaman de exclusión, los miembros de esta población dijeron sentirse discriminados e ignorados por  las autoridades,”a tal extremo que se nos desconoce como miembros activos de la sociedad”, dijo Jorge Eliécer Soto Maldonado, presidente de la Asociación de personas con diversidad funcional.

Se refiere el líder social a que cada vez que la Alcaldía o la Gobernación van a emprender proyectos de infraestructura vial, recreativos o simplemente para acceder a las oficinas de gobierno, la accesibilidad es imposible porque se ignoran normas tan elementales como rampas, senderos en los andenes, señales sonoras o ascensores.

Soto llamó la atención del hecho de que el único ascensor de la Alcaldía solo funciona dos veces cada ocho días, impidiendo que personas en sillas de ruedas o adultos mayores puedan acceder a los niveles superiores del edificio.

Estos fueron los reclamos puntuales que los representantes de las 10.000 personas en condiciones de discapacidad físicas de Cúcuta les hicieron al alcalde, César Omar Rojas, y al gobernador, William Villamizar, en el primer encuentro  ciudadanos ‘Unidos por la discapacidad’.

“Qué tipo de accesibilidad vamos a tener en obras como las que se van a emprender en los intercambiadores de la terminal de transporte, Cuatro Vientos y la avenida Gran Colombia”, se preguntó Soto.

Héctor Gerardo Gómez, quien se moviliza en silla de ruedas tras un accidente que sufrió hace 15 años, también reclamó por el transporte que hay en Cúcuta para esta población.

“Ninguna de las 1.400 busetas de servicio público que hay en Cúcuta, ni los 8.500 táxis tienen acondicionado el ingreso para personas en sillas de ruedas, lo que dice mucho de la discriminación a que nos tienen sometidos las autoridades".

Y ni qué hablar del espacio público, el cual está invadido por donde quiera que nos tengamos que movilizar, dijo Gómez, quien expresó que en la ciudad si quieren ir al centro se convierte para ellos en toda una odisea.

Soto dijo que adultos mayores y personas en silla de ruedas deben movilizarse por la calle, porque por los andenes es imposible. 

En este tema la alcaldía ha incumplido todos los acuerdos que se han pactado con los discapacitados en las cuatro últimas administraciones, en el sentido de que siempre se promete que despejarán los andenes, pero nunca lo hacen, dijo Soto.

‘Pot será incluyente’

El secretario de Planeación Municipal, Cristian Buitrago, dijo que en el Plan de Ordenamiento Territorial, Pot, próximo a aprobarse, quedarán reglas claras para la inclusión de discapacitados en temas como movilidad, accesibilidad y transporte, y en cuanto tiene que ver con las construcciones del futuro en Cúcuta.

En este orden, el funcionario dijo que se van a convocar mesas de trabajo con los representantes de esta comunidad, a fin de discutir con ellos la reglamentación de la norma.

Se va a hacer énfasis en el código urbanístico y el espacio público, porque en el POT que se aprueba debe quedar claro el cumplimiento de los estándares constructivos en temas como accesibilidad.

El municipio tiene que brindar las garantías y en el POT se van a dejar las reglas claras, dijo el funcionario.

Revisarán, una por una, las rampas del centro

Ante el reclamo que asociaciones discapacitados hicieron a la Alcaldía, esta semana inician la revisión de todas las rampas construidas en cumplimiento del contrato de la II Fase de renovación urbanística del Centro comercial a Cielo Abierto.

En un 70 por ciento (las rampas) no conservan los 12 centímetros de inclinación que exige la norma. 

En el encuentro que se cumplió la semana pasada con la interventoría de ese contrato, Planeación Municipal, Contraloría municipal y representantes de las asociaciones de población discapacitada, los representantes de la firma contratista, Unión Temporal Espacio Público Cúcuta, negaron a rotundamente que las rampas hayan quedado mal construidas. Dijeron también que cumplieron con el objeto del contrato, el cual era hacer la nivelación de los andenes.

Frente a esta exigencia de los discapacitados, el secretario de Planeación, Cristian Buitrago, señaló que en conjunto con la Contraloría, la Interventoría y el constructor se revisará el tema.

Image
La opinión
La Opinión