Escuchar este artículo

Zika dispara alarmas en Cúcuta

Miércoles, 6 de Enero de 2016
Según los últimos reportes de las autoridades la fiebre Zika sí es de cuidado y cada vez impacta a más personas.

La idea vaga que se tenía hasta hace apenas dos meses de la enfermedad del zika, en torno a que sus síntomas no eran tan graves ni tan fuertes como los del virus del chikungunya, empezó a cobrar fuerza y víctimas en Cúcuta.

Contrario a lo que se creía, la fiebre Zika, según los últimos reportes de las autoridades de salud del país y de la capital nortesantandereana, sí es de cuidado y cada vez impacta a más personas.

En diciembre, los casos confirmados en Norte de Santander por el Laboratorio de Virología del Instituto Nacional de Salud eran 187, en su mayoría en Cúcuta.

Sin embargo, en los primeros días de enero la cifra  oficial se disparó a 926 casos confirmados, solo en Cúcuta, según se desprende del informe presentado ayer a La Opinión por la secretaria de Salud del municipio, Judith Ortega. Eso sin contar los casos que se presentan y que no se reportan. 

“Nos encontramos con un número creciente de zika, dengue y chikungunya, el cual ha venido ascendiendo en los últimos días”, dijo la funcionaria.

Sin embargo, algo que tiene altamente preocupadas a las autoridades de salud son las graves consecuencias que está ocasionando el zika en las mujeres en estado de embarazo, según se manifiesta en la última alerta del ministerio del ramo a los alcaldes y secretarías de salud del país. 

Frente a los controles y la vigilancia que según denuncias de los sindicatos de la salud del municipio y el departamento han sido pobres hasta el momento, Ortega manifestó que si bien se hicieron esfuerzos el año pasado buscando mitigar los vectores que ocasionan la enfermedad, estos no han sido suficientes.

Dijo que el sistema de vigilancia en salud pública (Sivigila) tiene notificado un número alto de casos de zika en Cúcuta, que corresponde al 71 por ciento de los 1.306 casos que se han confirmado en el departamento.    Respecto del chikungunya, mencionó que son 1.442 los contagiados en Cúcuta, de los 6 mil 225 en Norte de Santander, lo que representa 23,16 por ciento.
    
El presidente del sindicato de salud del departamento, Aristides Hernández, cuestionó a las autoridades de salud sobre los lugares en los que están fumigando o capacitando para combatir los criaderos del mosquito (hembra) que transmite el zika. “Nos preguntamos cuáles son los resultados del último contrato de $994 millones que suscribió la secretaría de Salud para ese fin”.
    
Ortega precisó que dio orden de visitar las viviendas en donde se han identificado los casos reportados por las IPS, para hacer seguimiento y controlar a las comunidades afectadas por la enfermedad.

‘No todos están registrados’

Hernández denunció que la cifra de afectados con zika en Cúcuta y Norte de Santander podría estar por los 100 mil. “Lo que sucede es que no se están registrando porque la atención se está centrando en recién nacidos, tercera edad y mujeres lactantes, por aquello de los daños neurológicos que produce la fiebre”.

Cuidado con embarazadas

Lea también: (En Norte de Santander hay un caso de mujer embarazada con Zika)

El Ministerio de Salud emitió una nueva alerta por el virus del Zika. En esta oportunidad se pide catalogar a las mujeres gestantes contagiadas con este virus como embarazos de alto riesgo. 

Y es que según la el viceministro de Salud, Fernando Ruiz, una de cada mil mujeres embarazadas con esta patología pueden tener un niño con alteraciones neurológicas o malformaciones, como los registrados en Brasil y en la Polinesia Francesa. 

En este sentido, el funcionario comunicó que “desde el segundo semestre del 2015 se han reportado en el país 14 casos de mujeres embarazadas y contagiadas con este virus, además de 202 que permanecen como casos sospechosos que están bajo observación”. 

Recomendó entonces que toda mujer en estado de embarazo con los síntomas característicos del Zika (fiebre o malestar, ojos rojos o brote) debe consultar siempre a los servicios de salud. Además, evitar ir a regiones ubicadas a menos de mil metros de altura sobre el nivel del mar .

Asimismo, pidió a las IPS clasificar y manejar estos casos como embarazos de alto riesgo, por lo que deben ser tratadas por gineco-obstetras. 

*La Opinión