Escuchar este artículo

Conservan fotos de Víctor Manuel Villamizar

Martes, 22 de Enero de 2019
Su familia se dio a la tarea de rescatar y restaurar el legado del artista pamplonés.

El Museo Fotográfico Toto Villamizar de Pamplona guarda gran parte de la memoria histórica de la población, contenida en imágenes, pinturas y recortes de periódicos.

El inmueble de tipo colonial le rinde homenaje a quien es considerado el cuentero más grande que ha dado la región, con connotación nacional e internacional, como lo fue Víctor Manuel Villamizar, fallecido.

Es por eso que su familia se dio a la tarea de rescatar y restaurar el legado del artista plástico, músico, contador de historias, de leyendas, cuentos y mitos de la Pamplona colonial.

Le puede interesar Cine y música colombiana protagonistas en SXSW 2019

Ese legado está custodiado en el primer piso de las pocas casas antiguas que aún quedan a media cuadra del templo del Cristo del Humilladero, patrono de la ciudad.

Desde que se entra al inmueble, bien conservado, se observa un ambiente repleto de vestigios fotográficos, pinturas que narran la historia antigua y contemporánea de la población, fundada el primero de noviembre de 1549, por colonizadores venidos de Pamplona (España), nombre que le dieron al asentamiento enclavado en el Valle del Espíritu Santo.

El interés

El abogado y nieto de Toto, Juan Pablo Jaimes Villamizar, es uno de los más interesados en rescatar, restaurar y adecuar las cientos de fotos, pinturas, recortes de periódicos, audios y cintas magnetofónicas que contienen relatos de cuentos, mitos, leyendas, anécdotas y datos de la Pamplona de antaño.

“Recordar la tradición nuestra es volver a evocar la memoria de Toto Villamizar”, dijo cuando empezó a hablar sobre por qué era necesario recuperar el emblemático museo que conserva gran parte del legado material e inmaterial del abuelo materno.

Es un personaje considerado referente cultural, social, político y que con la funeraria que tuvo, contribuyó al desarrollo del municipio y a la ayuda de los más pobres.

También es un homenaje que le hacen al cumplir 16 años del fallecimiento con la recuperación de los audios en donde narraba los cuentos, al igual que las pinturas (collage) en donde destacó lo ocurrido en tiempos pasados.

Allí están plasmados hechos como el terremoto de Pamplona en 1644, la Catedral Santa Clara, la historia del Niño Huerfanito, Pamplonilla la Loca, templo de la Veracruz, hoy Humilladero, el cementerio municipal, el aterrizaje de Camilo Daza, fiestas de toros en el parque, como también los mitos y leyendas que surgieron desde tiempos de la Colonia.

También el hijo, Emiliano Villamizar, tiene en el museo su aporte: la maqueta de la Pamplona antigua que se tiene proyectado hacerla interactiva para que los visitantes sepan cómo fue la vida de la ciudad en el pasado, que se conserva y lo que se ha destruido.

Image
La opinión
La Opinión