Escuchar este artículo

‘El libro de Lila’, película animada de niños y realidad

Viernes, 29 de Septiembre de 2017
Se estrenó en las salas de cine del país y el 13 de octubre en las pantallas internacionales.

La película colombiana ‘El libro de Lila’ se estrenó en las salas de cine del país y el 13 de octubre en las pantallas internacionales.

El largometraje animado narra la historia de Lila, el personaje de un libro que de un momento a otro queda fuera de su mundo de papel y atrapada en el olvido. El único que puede salvar a este personaje de este oscuro mundo es Ramón, el niño que años atrás solía leerla. Ahí inicia la aventura.

Sin embargo, tanto para la directora y la productora, el trabajo empezó hace casi ocho años atrás, cuando Marcela y Maritza Rincón González, empezaron con esta idea que terminaría involucrando a un equipo de más de 160 personas, entre los que hay 80 artistas en diseño, ilustración y animación que crearon 64.000 dibujos para completar los 76 minutos que dura el largometraje.

Marcela Rincón, la directora de esta cinta, dijo que “hace más de 12 años veniamos trabajando con Fistenos Media, que es nuestra productora audiovisual. Estamos radicados en Cali y desde ese tiempo hemos trabajado en la generación de contenidos para el público infantil”.

A la pregunta de que se encontraría de diferente en el ‘Libro de Lila’, frente a los demás largos animados, dijo que la película plantea un gran viaje por un mundo fantástico, donde los niños van a reencontrarse con ese sentimiento de amistad, a descubrir el valor de la memoria. 

Pero lo más importante es que se van a encontrar con sus lugares geográficos. Las locaciones son en Colombia. De hecho, la Selva de la Memoria, por ejemplo, evoca la selva chocoana, también nos inspiramos en el desierto de la Tatacoa y otros lugares emblemáticos de nuestro país.

“Lograr calidad audiovisual  fue uno de los retos y a medida que íbamos desarrollando cada etapa del proyecto, en el país, se iban generando nuevas oportunidades para el tema de la animación y de los contenidos infantiles”, dijo Rincón.

La primera de ellas fue en 2009, cuando el Ministerio de Cultura abrió la convocatoria para guiones de largometrajes dirigidos al público infantil. Nosotros mandamos la idea de la historia y fuimos los primeros ganadores de esta convocatoria. De ahí en adelante nos seguimos ganando convocatorias del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico, del programa Ibermedia, del Mintic y Mincultura, así como de la Secretaría de Cultura de Cali.

“En total fueron siete estímulos los que nos ganamos. Pero con todo y eso, hacer una película de animación es muy costoso porque la producción de un largo animado es muy distinta al de una imagen real”, dijo Rincón. 

En cuanto al proceso de selección de personajes la directora dijo que “a nosotros nos gusta trabajar con niños reales. Hay producciones que usan las voces de adultos pero, no quisimos hacerlo porque pensamos que se pierde la naturalidad”.

En el proceso se entrevistó a más de 300 niños de colegios, teatros, centros culturales, entre otros. “Fue un arduo proceso, pero no queríamos que se perdiera la naturalidad. Buscamos niños que tuvieran un carácter parecido a los personajes y que fueran cercanos a la edad. Luego hicimos un gran trabajo de preparación para que pudieran sentirse cómodos con el trabajo, encontrar la potencia de su voz”.

Para la directora esta película es refrescante para el cine nacional. “Trae cosas novedosas, cosas que la gente no se espera en nuestro cine. Por eso, ha sido muy lindo ver las primeras reacciones de la gente. Aunque estamos muy nerviosos porque vamos a competir en taquilla con películas internacionales y nosotros no contamos con grandes recursos para promocionarla”.

Image
Colprensa
Colprensa