Escuchar este artículo

Fundación cucuteña se destacó en la Feria del Libro de Bogotá

Viernes, 4 de Mayo de 2018
Además de su peculiar presentación, Juventudes Literarias dictó talleres en la filbo.

La fundación cucuteña Juventudes Literarias tuvo una destacada participación en la Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo). Invitados por la Cámara Colombiana del Libro, promovieron nuevas formas de acercarse a la lectura con los jóvenes de los colegios que acudieron a Corferias.

La participación se dio por el interés de la fundadora de Juventudes Literarias, la cucuteña Angie Mishell Moreno Coronel, quien hace parte del programa Empréndelo de la Cámara de Comercio de Cúcuta y desde allí recibió asesoría para ir a Bogotá.

Tras contactarse con la Cámara Colombiana del Libro, organizadora de la Filbo y recibir la confirmación de participación para que hicieran talleres con jóvenes de colegios, crearon un ‘Casino literario’, donde reunieron las actividades y juegos en torno a la literatura y a la educación.

De acuerdo con Moreno la Filbo también les facilitó el salón CineFilbo, donde proyectaron cortometrajes de directores y productores colombianos. A la par, llevaron a los directores para que interactuaran con los jóvenes y se diera un ejercicio de retroalimentación.

Los jóvenes de colegios bogotanos participaron en el Casino literario creado por la fundación cucuteña Juventudes Literarias.

Uno de los contactos más visibles que hicieron los jóvenes de Juventudes Literarias fue con el director y experto en neuromarketing estadounidense, Jürgen Klaric, realizador del documental ‘Un crimen llamado educación’.

El documental fue proyectado en CineFilbo, pero también en el estand de la Universidad del Rosario que habilitó un espacio para las actividades de Juventudes Literarias.

De acuerdo con Moreno, por Cúcuta viajó ella y en Bogotá tuvo el apoyo de los voluntarios de la fundación en la capital del país.

Para ella uno de los eventos más significativos fue el que hicieron en la Carpa VIP de Corferias, para el cierre de la feria, con la participación del actor Ernesto Ballén quien llevó a su banda musical. Allí también estuvieron reconocidas booktubers y un cuentero de la Universidad Nacional.

La Secretaría de Cultura de Cúcuta apoyó la participación de los jóvenes con mochilas, lapiceros y postales de la ciudad, objetos que fueron obsequiados a los jóvenes que participaron en los talleres.

Además, la editorial Penguin Random House, donó libros para ser obsequiados a los estudiantes.

Con la actividad ‘Soy colombiano y sí leo’, se buscó visibilizar a la fundación Juventudes Literarias, que desde la frontera logró posicionarse en el país y tiene aliados estratégicos en las ciudades.

Los jóvenes también estuvieron nominados a los premios Prolit 2018, que se cumplen en el marco de la Filbo y cuentan con el apoyo del Colectivo B2 Rolo.

En la categoría de Mejor colectivo literario, compitieron con grupos de Bogotá y de Medellín. 

No quedaron en primer lugar, pero en la gala de premiación destacaron la labor que hacen desde la Provincia.

Image
Eduardo Rozo