Escuchar este artículo

‘Historia, cultura y tradición’, exposición de la Ocaña antigua

Viernes, 18 de Diciembre de 2015
En la exposición se recopilan fotografías de diferentes épocas. Además, un gran plano del municipio acompaña las gráficas.

Un recorrido por la evolución de Ocaña se puede hacer con la exposición ‘Historia, cultura y tradición’, que puede ser apreciada en el Museo de la Gran Convención.

De acuerdo con Mónica Martínez, coordinadora del recinto cultural, la muestra fotográfica se cumple en el marco de los 445 años de Ocaña.

“Quisimos que los habitantes de esta región del país recuerden su historia y conozcan como era la ciudad en la antigüedad, aumentando así el sentido de pertenencia por su terruño”, dijo.

De acuerdo con la coordinadora Martínez en la exposición se recopilan fotografías de diferentes épocas. Además, un gran plano del municipio acompaña las gráficas.

Uno de los atractivos de la exposición es que permite al espectador interactuar con las obras y por medio de mensajes expresar como se imaginan a Ocaña en el futuro.

Muchos de los mensajes hacen referencia a la seguridad y a la movilidad.

Desfile de genitores

La coordinadora Martínez señaló que otro de los atractivos que tiene Ocaña para fin de año es el tradicional desfile de Los Genitores, considerado patrimonio inmaterial del departamento. El desfile de comparsas se cumplirá el 27 de diciembre.

A las dos de la tarde partirá el desfile, que reunirá 30 comparsas. Para este año se extendió invitación al Carnaval de Barranquilla, para que participen como invitados especiales.

La primera versión del desfile de Los Genitores, acaeció l 3 de enero de 1959. La tradición tiene sus orígenes en la obra Los genitores, del escritor nortesantandereano Alejo Amaya. En el titulo plasma la historia de Ocaña desde su fundación en 1570 hasta 1810, año en el que se consolida como poblado.

Un hecho que marcó el devenir del desfile fue la creación en 1991 de la Corporación Cultural y Artística Desfile de Los Genitores. 

Desde entonces por las calles de Ocaña y previo a los tradicionales carnavales con los que se recibe el año nuevo, la magia de las artes escénicas pone a niños, jóvenes y ancianos a revivir su cultura.

*La Opinión