Escuchar este artículo

Jhon Lozano, un pintor de retratos al que la pandemia sacó del anonimato

Sábado, 14 de Agosto de 2021
Jhon Lozano expone sus pinturas en las redes sociales, ya creó su marca ‘XpresArte’.

La perfección de los dibujos que elaboraba Jhon Alexander Lozano Sierra desde que tenía 10 años, fue la carta de presentación que le permitió a este artista rosariense anónimo tener acceso al mundo de las redes sociales y ganar popularidad, gracias a su gran talento: pintar retratos.

Recuerda que su primer dibujo fue del cantante Michael Joseph Jackson y al ver esa imagen hoy, se admira de la evolución que ha tenido para pintar, pues aún conserva esa imagen. “Todo ha sido empírico y lo que me ha ayudado a perfeccionar es dibujar todo el tiempo”, dijo Lozano, de 27 años.

El joven artista contó que siempre había hecho dibujos con lápiz, hasta que una vecina le regaló pinturas, ya hace algunos años, para que le hiciera un cuadro abstracto. 

Lea además Primera Feria Latinoamericana del Libro y el Autor en Villa del Rosario

“Nunca había tocado un acrílico ni un pincel, solo lápiz y cuando hice el dibujo que me pidió, me gustó como quedó y desde ahí empecé a hacer cuadros con pintura”.

Desde ese momento su pasión empieza a dar frutos y Jhon Lozano  se idea vender sus cuadros, siendo un apoyo económico, aunque no lo suficiente, por lo que empieza a trabajar en otra cosa. Sin embargo, el joven no dejó de pintar.

Pintar, es su pasión 

Image
El joven de Villa del Rosario tiene un gran talento en sus manos. / Foto: Cortesía.

 

Jhon Lozano viene de una familia con vena artística. Tiene tíos cantantes, escritores e inclusive, parientes que no conoce, pero sabe que son pintores. 

De ahí, es su talento que hoy es muy admirado por quienes conocen a este joven y que ha ido mostrando en su cuenta de Instagram, al que le creó una marca ‘XpresArte’. Allí se puede apreciar los distintos cuadros que ha hecho desde imágenes religiosas hasta animales. “Lo que el cliente pida y desee plasmar”, aseguró.  

“No vivía de mi arte sino hasta que llegó la pandemia, porque donde trabajaba cerraron por un tiempo la empresa, y me empecé a preocupar, porque en ese momento mi esposa estaba  embarazada y tengo otro hijo”, aseguró Jhon, quien dijo que meses antes de la pandemia alcanzó a hacer un curso de óleo, pero por la emergencia sanitaria no lo terminó. 

Sin embargo, no se quedó con los brazos cruzados al perder su empleo y empezó a buscar la madera para hacer los bastidores y así darle rienda suelta a su arte. “Empecé haciendo un retrato de una vecina, que hicimos un intercambio, yo le hacía un dibujo y ella me daba un desayuno sorpresa y a mucha gente le gustó y desde ahí comencé a hacer retratos, la gente me empezó a llamar” contó Lozano.

Le puede interesar Los artistas empíricos del país participaron masivamente en la convocatoria del VII Salón BAT de Arte Popular

También agregó que fue tanto el trabajo que tuvo, que le enseñó a su esposa algunas cosas y entre los dos sacaron adelante los dibujos que les encargaron. Pero gracias a este trabajo, pudo mantenerse durante la llegada de la COVID-19, logrando que conociera la magia que hace con sus manos. 

Ahora, Jhon se divide los trabajos con su pareja, mientras llega de trabajar, porque la empresa donde ha laborado, volvió a abrir las puertas y él regresó a su horario de oficina. “Todo es cuestión de pasión y amor; de ahí el resultado de los cuadros”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Geraldine García