Escuchar este artículo

La magia parisina en el corazón de la Filbo 2017

Miércoles, 26 de Abril de 2017
El evento editorial abierto al público cuenta con una gran cantidad de visitantes.

El pabellón del país invitado de honor siempre es el más visitado de la Feria Internacional del Libro de Bogotá, y desde este miércoles, el primer día del evento editorial abierto al público, ya contaba con una gran cantidad de visitantes, todos con las ganas de descubrir una Francia contemporánea.

Eso es lo que ofrece el país europeo en la segunda ocasión en la que es invitado de honor de la Filbo en sus 30 años, como parte del intercambio cultural que se está viviendo en estos meses dentro del programa Año Francia-Colombia.

Es usual que al hablar de la literatura y la producción editorial gala se remita a los clásicos de todos los tiempos, algunos de ellos como piezas claves de la literatura universal. Sin embargo, el propósito de esta participación en la Filbo, es presentar la producción editorial contemporánea de Francia.

“El Pabellón está dedicado en gran parte a la literatura juvenil y la Bande dessinée (el cómic) con el intuito de presentar al público colombiano una faceta más contemporánea de la creación editorial francesa. Son dos expresiones particularmente dinámicas en Francia, por razones tanto históricas (La primera novela juvenil seria el Télémaque de Fénelon, en 1699), como editoriales (400 editores de literatura infantil y juvenil y de comic) y de políticas culturales (numerosos programas y premios dedicados a los géneros; Festivales como los de Montreuil y Angoulême)”, comentó Anne Louyot, Comisaria de Francia del Año Colombia-Francia 2017.

Han pasado 21 años desde que Francia ocupó el principal pabellón de Corferías como el Invitado de Honor en la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Ahora, se ha unido a la selecta lista de invitados que han repetido como Brasil, México, Perú y Países Bajos.

Esta vez, junto a escritores, ilustradores, editores, artistas del cómic, el pabellón cuenta con un enfoque en la literatura juvenil e infantil, lo que hace que convoque a gran cantidad de jóvenes que están dispuestos a realizar extensas filas, en especial los fines de semana de la Filbo, con el fin de lograr su ingreso.

“El Pabellón fue concebido por el arquitecto Manuel Villa, y sugiere una ciudad suspendida, poblada de personajes de ficción y de palabras. Contará con tres librerías, una para la literatura infantil y juvenil, una para el cómic, y una librería general que presentará las últimas publicaciones en literatura, ciencias sociales y humanas, turismo o gastronomía”, continuó Anne Louyot.

Sobre la creación del pabellón, el arquitecto colombiano afirmó: “El pabellón evoca, desde su propia materialidad, iluminación y sistemas gráficos, la atmósfera de París lograda por ilustradores representativos del cómic francés. Tres librerías con más de cinco mil títulos -cómic, infantil y general- ambientan la galería interior que atraviesa el pabellón, desde ella se descubren los demás espacios que complementan la experiencia: el auditorio, el café parisino, las exposiciones, y en el exterior el área gastronómica llamada Francia a la carta”.

A lo largo de los 14 días de feria, allí se congregarán 38 invitados especiales, entre los que se encuentran grandes firmas de la literatura universal, así como nuevas voces muy apetecidas y reconocidos editores que buscarán dar cuenta del vasto panorama del sector editorial francés actual.

Entre los distintos espacios en el pabellón de Francia en la Filbo, se encuentran tres librerías. Una de ellas en la que se encontrará un amplio fondo de las letras francesas, en saberes como ciencias humanas, arte, literatura, gastronomía y turismo, entre otros.

También una librería infantil dotada con un espacio multifuncional en el que los niños podrán acercarse a la lectura a través de divertidos talleres, y una tercera, juvenil dedicada al mundo del cómic y la novela gráfica, que cuenta con un espacio en el que serán expuestas obras originales de dos grandes figuras de la ilustración francesa: Patrice Killoffer y Claude Ponti.

Entre las tres, los espectadores encontrarán al menos 25 mil ejemplares, de los cuales, siete mil fueron importados directamente desde Francia.

El diseño del pabellón también cuenta con un auditorio de 120 personas, que tiene una amplia y variada programación, además de un café al estilo parisino y una zona gastronómica ubicada en la parte posterior del pabellón, llamada ‘Francia a la carta’, porque si se habla de Francia, no puede faltar su gastronomía.

El eje temático del pabellón es el cómic, con un amplio espacio, que desde diseño, iluminación, niveles y sistemas gráficos evocan los ambientes fantásticos de un París fantasmagórico. Además, el pabellón cuenta con una calle interior, que aludirá a un pasaje-galería parisina.

Allí se vivirán, 50 conferencias y mesas redondas, 30 talleres, cuatro exposiciones, 22 novedades literarias, el lanzamiento de dos Libros al Viento relacionados con la literatura francesa, así como un ciclo de cine francés y un pasaje gastronómico.

Image
Colprensa
Colprensa