Escuchar este artículo

Los jóvenes, muy proactivos en la Fiesta del Libro

Domingo, 11 de Octubre de 2020
Entrevista a Tania Manzano, la cuota femenina.

No obstante las alteraciones de todo orden impuestas por la pandemia de la COVID-19, la Fiesta del Libro de Cúcuta pudo desarrollarse con éxito en su versión de 2020, entre el 31 de agosto y el 5 de septiembre. 

Utilizando tecnologías digitales de nueva generación, su programación se cumplió con puntualidad desde la virtualidad. 

Gran parte de ese reto tuvo que asumirlo la directora del evento, Tania Manzano Cabrales, comunicadora profesional y gestora cultural de actividad permanente. Ella hace el escrutinio de tan relevante jornada cultural.

Considera que que lo más positivo ha sido descubrir un nuevo formato para el desarrollo de la Fiesta, “una nueva manera de conectarnos con nuestro público. Las circunstancias nos llevaron a aventurarnos al mundo virtual como una opción para desarrollar el evento y ha sido tan exitoso y satisfactorio que a futuro seguramente tendremos que integrar la versión presencial con la digital. Eso nos permite tener un mayor alcance y llegar a más y más personas con nuestro mensaje”. 

Cree que siempre son importantes los cambios. La idea es que año a año la Fiesta crezca y se supere. Vendrán nuevas temáticas, nuevos invitados, una nueva manera de hacerla y desarrollarla. Los cambios son buenos y necesarios, nos obligan a mantenernos activos y creativos y creo que esa es la mejor forma de asegurar la atención del público, generando la expectativa de que siempre se darán cosas nuevas y diferentes para ver y disfrutar.

Este año se contó con el apoyo de la Alcaldía de Cúcuta y la Gobernación del Departamento a través de sus Secretarías de Cultura, al igual que del Ministerio de Cultura y la Cámara Colombiana del Libro, “que son nuestros aliados estratégicos de siempre y sin quienes sería imposible el desarrollo de la Fiesta”.

¿Será posible una participación más activa de escritores y otros gestores de la cultura de la región?

De hecho, hay una participación muy activa y nutrida de escritores y gestores culturales de la región en la Fiesta, y por supuesto que las puertas están abiertas para que cada vez sean más, ya que ellos son nuestra razón de ser.  Este año se presentaron más de 30 libros de autores regionales en diferentes géneros (poesía, ensayo, novela, ficción, autoayuda), además, la gran mayoría de nuestros talleres son orientados por formadores de nuestra ciudad. 

¿Cómo es la concurrencia del sector educativo, en sus diferentes niveles?

En el caso de los colegios, que son los grandes beneficiarios de la programación, este año fueron más de 80 en los que participaron 1.791 niños y jóvenes, se hace una convocatoria con la oferta y los temas disponibles. Con respecto a las Universidades, su participación y apoyo económico en la mayoría de los casos es intermitente, y hay mayor vinculación de las instituciones privadas que de las públicas, pese a que la Fiesta es un escenario ideal para la promoción de sus servicios y el posicionamiento de su marca. 

¿Culturalmente qué representa la Fiesta del Libro para Norte Santander?

El alcance e impacto que tiene la Fiesta del Libro la constituye en el evento literario, académico y cultural más grande que tiene el Departamento, convirtiéndose así en el espacio natural para promover la literatura, la escritura y la lectura. Es el sitio para la difusión y sensibilización de nuestros ciudadanos en torno a las diferentes expresiones artísticas.

¿Ya se está pensando  en la versión de 2021, año del bicentenario del Congreso Constituyente de Villa del Rosario?

Una vez finaliza una versión de la Fiesta se comienza a pensar en la siguiente, en su temática, su estructura, sus formatos, en sus invitados, algunos de los que hay que contactar con cierto tiempo de anterioridad para lograr agendarlos. Este es un evento que requiere prácticamente un año de planeación. 

¿Cuál es su visión del desarrollo cultural de Norte Santander y en especial de Cúcuta?

Desde la experiencia en la Fiesta del Libro, y la relación que tenemos con el sector cultural de Cúcuta y de la región, puedo decir que la producción literaria, artística y cultural es amplia, creativa y activa. Siempre tenemos muchas propuestas e ideas que nos están presentando para incorporar a nuestra programación. Destaco la participación de los jóvenes que están vinculados a diferentes organizaciones y ong culturales, son muy inquietos y proactivos, y ahora con las nuevas formas de trabajar, más orientadas a la virtualidad, tienen una gran ventaja porque se les facilita esa necesaria unión entre la producción artística y su adaptación a lo digital. Aunque debemos reconocer que esta  pandemia nos ha obligado a todos a establecer esa relación con la virtualidad, muestra de eso es la misma Fiesta, que luego de 15 años de presencialidad, se arriesgó, afortunadamente de manera exitosa, a desarrollarse a través de plataformas y redes sociales.

¿Cómo ve la ayuda del Ministerio de Cultura a Norte Santander?

Para el caso particular de la Fiesta el Ministerio de Cultura es un aliado estratégico de siempre. A través de la Red Nacional de Ferias del Libro, y con el apoyo de la Cámara Colombiana del Libro, contamos con algunos recursos que son importantes para lograr su ejecución, además de asesoría y apoyo con capacitaciones y contactos de invitados, así mantenemos con ellos una relación permanente y muy positiva.

Image
La opinión
La Opinión