Escuchar este artículo

Museo de Arte Moderno de Bogotá no se arrienda

Jueves, 8 de Febrero de 2018
La institución lanzó una campaña mediática indicando que alquilarían el lugar por $120 millones, que causó impacto.

Una estrategia mediática fue la que montó el Museo de Arte Moderno de Bogotá, para su próximo lanzamiento, con su anuncio de arrendamiento.

Los ciudadanos se mostraron asustados e indignados ante el anuncio de que las instalaciones del Museo de Arte Moderno de Bogotá se arrendarían por 120 millones de pesos mensuales.

Incluso, un agente inmobiliario dio declaraciones al respecto afirmando que el motivo sería una crisis económica que durante varios años ha aquejado al llamado Mambo.

Para hacer creer a la ciudadanía que el Museo, que tiene un área de 4.200 metros cuadrados, sería arrendado; se instaló en la fachada un pendón con dicho anuncio.

Pero todo era una mentira camuflada de estrategia mediática para generar impacto y presentar uno de los proyectos ganadores de la Beca Red Galería Santa Fe, otorgada por el Instituto Distrital de las Artes (Idartes), que comenzará esta semana.

Desde este viernes y hasta el próximo domingo artistas y colectivos desarrollarán La toma del Mambo, un proyecto que, según sus creadores, “busca dinamizar el papel del museo y generar un diálogo constructivo entre la institucionalidad del arte y los espacios independientes, de cara a la nueva faceta del Museo que está proponiendo la dirección actual”.

La toma del Mambo es un proyecto del Colectivo Aurelio y la fundación Más Arte Más Acción, que busca reactivar el papel del Mambo dentro de la escena artística local. 

Para su desarrollo fueron invitados 12 colectivos y organizaciones culturales de la ciudad, que durante tres días ocuparán los espacios del Museo con intervenciones, talleres, acciones, instalaciones y conciertos.

“El Museo no será rentado. Lo que pasará es que, durante tres días, el Museo de Arte Moderno de Bogotá será tomado por colectivos y organizaciones culturales que a través de sus proyectos desbordan el límite institucional y proponen formas de pensamiento colectivo dentro de la escena artística de la ciudad”, aseguraron en un comunicado.

Aunque el Mambo tiene 32 años de funcionamiento en las actuales instalaciones, este año cumple 65 años de labores desde su creación gracias a la labor de la crítica de arte Marta Traba.

Luego, quedó bajo la dirección de Gloria Zea, quien estuvo a la cabeza por 47 años hasta 2016, cuando el cargo fue asumido por Claudia Hakim.

Image
Colprensa
Colprensa