Escuchar este artículo

Susana promociona a Cantiflas

Miércoles, 14 de Febrero de 2018
En Cúcuta se contactó con Jairo Mendoza Guerrero para promover las 39 películas de Mario Moreno.

La mexicana Susana Salvat inició la actuación al lado de Mario Moreno en la película ‘Un Quijote sin mancha’.

Allí sacó a flote su capacidad histriónica para convencer al afamado actor que la escogiera, entre 150 jovencitas, para encarnar a ‘Sara buen rostro’.

En ese entonces tenía apenas 16 años y nada de experiencia, pero muchas ganas de aparecer en la pantalla gigante.

A esa especie de casting fue acompañada de su madre Dolores Watstein a quien no dejó dormir esa noche aprendiéndose el libreto.

Su padre Norberto Selinger se mostró incrédulo de que la escogieran, pero no porque no creyera en su hija sino para retarla a que fuera la mejor. “Esa estrategia la utilizaba cuando me entrenaba en natación, donde fui campeona, en los cuatro estilos, durante seis años y en tenis, donde también fui campeona nacional, ocho años”.

Ese momento fue mágico, lleno de emoción, nervios, al enfrentarse por primera vez a ese Quijote llamado ‘Cantiflas’, recuerda con nostalgia y brillo en sus ojos Susana Salvat, quien se encuentra en Cúcuta conociendo e iniciando los contactos para  ‘revivir’ a ese hombre que ha hecho reír a decenas de generaciones, no solo de latinoamérica sino del mundo. 

Subió al penthouse del edificio Rioma donde Mario Moreno tenía un restaurante y sus oficinas. “Se abrió la puerta y al frente tenía a semejante personaje. Fue verdaderamente impactante y más cuando te invita a sentarte”. De inmediato le pregunta: “¿Usted quiere trabajar en la película? Usted se puede memorizar  este libreto de hoy para mañana?”.

“Al día siguiente me mira a los ojos y me pregunta: ¿Lo estudió? ¿Puedo abrir y preguntar donde yo quiera?”.

Sí claro, contestó. Después de ser sometida a esa especie de examen ‘Cantiflas’ le dice: quedas contratada. Me gustó lo que hicistes y te llamarás, a partir de febrero ‘Sara buen rostro’.  “Y por favor, nunca  pierdas lo natural que eres. Trata de no posar, sigue siendo tu”. Allí trabajó también al lado de la actriz venezolana Lupita Ferrer.

Susana Esther Selinger Watstein, quien adoptó Salvat, como apellido artístico, aún conserva la elegancia de bailarina, la figura atlética de la  nadadora y  tenista y el encanto de la actriz que protagonizó ‘Los cuernos debajo de la cama’, ‘Papá en onda’, ‘Una almohada para tres’,  ‘Una vez en la noche’ al lado de Joaquín Cordero, ‘Primero el dólar’ y el ‘Cielo y tu’ con Braulio Castillo.

En Cúcuta se contactó con Jairo Mendoza Guerrero para promover las 39 películas de Mario Moreno a través de la Fundación, cuyo vicepresidente es el sobrino de ‘Cantiflas’ Mario Eduardo Moreno Laparade, en junio, por todo el país. 

La filmoteca contiene desde la primera producción ‘No le engañes corazón’ de 1936, pasando por ‘Ahí está el detalle’ de 1940 hasta el ‘El barrendero’ de 1981 y otros filmes con anécdotas inéditas.

Image
Celmira Figueroa
Celmira Figueroa